Pilotos: The Undoing

Pilotos: The Undoing

Hay series que, como algunas personas, parecen haber nacido para destacar. Es el caso de la nueva ficción que nos atañe hoy, recién salida del horno de producción de alto nivel de HBO, y que todo lo relativo a su elenco y quién está detrás hace que sospeche (y seguro que a mucha más gente le pasará) que The Undoing va a ser otra de esas miniseries que van a copar todas las nominaciones habidas y por haber en sus respectivas categorías.

2020 nos ha dado (y está dando) buen material en cuanto a miniseries se refiere: Little Fires Everywhere, Devs, Mrs America, Normal People, Perry Mason (aunque tiene trampa, ya que le han concedido más episodios), Des, Patria (por traer a colación las producciones españolas) son algunas de las que han llegado este año y mejor impresión han dejado, tanto en fans como en críticos especializados. Todos los ejemplos que he dado los he visto, pero quería destacar uno que no vi, y no sé si veré, que comparte canal con The Undoing y me servirá para ilustrar lo que decía en el párrafo inicial.

En mayo (mes previsto inicialmente para el lanzamiento de The Undoing) se estrenó en HBO I Know This Much is True (La innegable verdad en España), que con su sinopsis ya se podía intuir que iba a ser uno de esos dramas gordos, de revolcarte en la miseria y que te recuerden que tu vida puede que sea mejor que la del protagonista en cuestión, y quizá te hacen sentir mal y todo. La protagonizó Mark Ruffalo, nombre que suena más a cine que a televisión, aunque ha tenido sus papeles en la pequeña pantalla también. Todo apuntaba a que sería nominado, como así fue, y a nadie le acabaría sorprendiendo que se llevara la estatuilla respectiva, como acabó siendo el caso en los últimos Emmy. Es decir, hay productos que sabes que van a estar nominados, y puede que acaben siendo ganadores. El debate podría ser también si predeterminan muchas veces estas victorias, imponiéndose a producciones no tan promocionadas pero con más calidad, o si realmente lo merecen, pero ahí no entraré. Todo este párrafo me sirve para advertiros que, en los próximos premios televisivos que lleguen en los siguientes meses (los más cercanos, si no me equivoco, serán los Globos de Oro), The Undoing tiene muchas papeletas para estar representada en casi todos sus apartados.

Con su piloto, realmente, es complicado aventurarse tanto, porque empieza como muchas otras ficciones. Es una presentación de los personajes interpretados por Nicole Kidman y Hugh Grant, Grace y Jonathan Fraser, en sus vidas de la alta sociedad neoyorquina, y cómo un asesinato impacta de lleno en su día a día, y pone en duda muchas cosas acerca de su aparente vida perfecta. La fórmula no es la más innovadora, ni es algo que nos llegue de nuevas, pero es lo que os decía antes. Este mismo punto de partida, con intérpretes prácticamente desconocidos, o totalmente, no vendería tanto como lo que The Undoing ha conseguido en las semanas previas a su lanzamiento mediante sus promociones, y solo viendo quiénes la integran. Porque es que, además de dos actores mundialmente conocidos como sus dos protagonistas, tenemos otros nombres como Donald Sutherland (The Hunger Games, Trust) o Lily Rabe (American Horror Story) que los acompañan, y quizá una de las grandes bazas de HBO por las que se ha apostado por esta nueva ficción: David E. Kelley, que igual no os suena, pero si os digo que ya dirigió a Kidman en Big Little Lies, una de las series más populares de la cadena estos últimos años, ya se os enciende la bombilla más.

Lo visto en el arranque de ficción te hace querer ver más, eso no lo voy a negar. Se nota qué cadena la emite y el nivel que hay detrás, y las interpretaciones son buenas, recayendo principalmente el peso del episodio en Nicole Kidman y su personaje, que será el catalizador de toda la trama que va a ir tejiendo Kelley en los seis episodios que compondrán esta miniserie (cada lunes, tendréis disponible un nuevo episodio en HBO España). Desde hace un tiempo, tomé la decisión de ver todas aquellas miniseries que me llamaran mínimamente la atención, así como aquellas que no lo hicieran tanto, pero que por los nombres que la integran olieran a premios, para así mantenerme en la conversación seriéfila tanto como pudiera. Quizá en otro momento de mi vida The Undoing no hubiera sido una de mis elecciones principales, pero ante lo que os he dicho, y que este año andamos escasos de series semanales, creo que no tengo muchas razones para dejarla pasar y otorgarle la oportunidad de verla y juzgar por mí mismo. Así, cuando gane alguno de sus integrantes la estatuilla respectiva, podré deciros aquello de “¿Veis? Os lo dije”.

Comparte: