Crítica: Black Widow (Viuda Negra)

Crítica: Black Widow (Viuda Negra)

Qué bien sienta poder comentar tras tanto tiempo una película del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM en adelante). La última en estrenarse fue Spiderman: Far From Home, que cumplió dos años el pasado 5 de julio. Mucho tiempo para una franquicia que no había hecho ni una pausa desde que empezara con Iron Man. Tras muchos retrasos y aplazamientos, por fin ha llegado la cinta protagonizada por Scarlett Johansson, que se mete de nuevo en la piel de Natasha Romanoff, para contarnos su historia individual.

La película nos lleva a los acontecimientos directamente posteriores a lo que pasa en Civil War; evidentemente, no iba a contar algo posterior a Endgame, por razones obvias. Quizá por eso sienta que está fuera de lugar, y me explico. Natasha merecía su película propia desde hacía mucho tiempo. En alguna de las fases previas al acontecimiento masivo que fue primero Infinity War, y el culmen propiciado por Endgame, bajo mi punto de vista, Marvel Studios debería haber lanzado la cinta de la Viuda Negra. Ahora, tras tanto tiempo de espera, el numeroso material promocional lanzado que casi te contaba lo que pasaba, y para estrenar una fase que creo que todxs los fans de Marvel (o casi todxs) consideramos que es de transición hacia nuevos personajes, escenarios e historias, no creo que funcione del todo bien.

Porque no es un filme de presentación al uso como hemos visto tantas y tantas veces en el UCM. A Romanoff la hemos visto con el paso de los años en las diferentes películas en las que ha ido participando, y es un personaje de sobra establecido. Quizá sí que es cierto que a alguien como ella no puedes acabar conociéndola al 100%, pero los espectadores y fans de la franquicia tienen claro qué esperar de ella y lo más importante para el desarrollo de Black Widow de su pasado se nos narra con los flashbacks correspondientes, así que si alguien espera una clásica presentación de personaje como otras que han ido estrenando, ya le puedo decir que no es el caso.

Fuente: Disney Plus España.

Es más, quizá gracias a eso, la estructura de la película es mejor que la mayoría de todas esas, porque uno de sus puntos fuertes es que sabe gestionar el ritmo mucho mejor que algunas de las producciones del UCM. La acción es una nota constante de la cinta, con escenas de mucha calidad, y sabe subir las revoluciones cuando es necesario, y bajarlas cuando pretende entrar en cuestiones más profundas, o que requieren tomarse un respiro para establecer las conexiones con los personajes que nos presentan en la película; básicamente, la familia de Natasha.

Red Guardian, Melina y, sobre todo, Yelena, forman un conjunto de nuevos integrantes del UCM que, aparte de contar con actores de nivel para interpretarlos, me han gustado todos bastante, y combinan de maravilla con la Natasha de Johansson. Es más, Black Widow se siente en ocasiones más una película de presentación de la hermana de Nat, que una cinta propia de la Vengadora. Si en otros estrenos tenemos a un personaje muy destacado por encima de los secundarios, aquí yo situaría a las hermanas como co-protagonistas, precisamente por lo que comentaba antes sobre la Viuda, que ya es un personaje de sobra conocido y no necesita tanto tiempo de desarrollo como cuando se trata de la introducción de alguien nuevo, mientras que Yelena va a ser relevante en el futuro cercano del UCM, y puede acabar jugando un papel importante en las fases que van a llegar próximamente. Además, seguramente veáis muchas críticas y comentarios diciendo que Florence Pugh con su Yelena «roba el show», y desde aquí lo suscribo.

Sobre el villano, la verdad es que ni me ha restado ni me ha sumado en la valoración final de la película. Venimos de muchísimas películas en las que se nos introduce a un enemigo de medio pelo, con las excepciones, principalmente, del Loki de la primera de Vengadores, Killmonger en Black Panther y, por supuesto, Thanos, así que esperar que Taskmaster fuera a volarnos la cabeza era quizá demasiado. Cumple su rol dentro de la historia, y es la cara visible del verdadero rival de Natasha, del que también podría decir aquello de «ni frío ni calor».

Fuente: Disney Plus España.

Black Widow se siente como una compensación para el personaje de Natasha Romanoff, tras haber superado tres fases del UCM sin lo que merecía, un hueco y su cinta propia como Vengadora original que es. Es una película muy entretenida, que consigue que sus dos horas de duración se te pasen más rápido de lo que podían pensar muchos en un principio (yo el primero), y rinde homenaje a un personaje muy querido por todos los fans del UCM, además de abrir las puertas a otros como Yelena, que representan el futuro, acompañado todo ello de unas dosis de acción de calidad y momentos espectaculares propios de una franquicia palomitera como es Marvel Studios.

PD: aunque creo que todxs los que seguís desde hace años el UCM no necesitáis que os lo diga, lo señalo, por si hay alguien más despistado: hay escena post créditos, así que esperad a que pasen, como siempre.

Comparte: