Review The Mandalorian: Chapter Thirteen - The Jedi

Review The Mandalorian: Chapter Thirteen – The Jedi

Hace muchos meses, cuando todavía quedaba bastante para el estreno de la actual entrega de The Mandalorian, se filtraron los que parecían ser los títulos de los ocho episodios que compondrían la temporada. No los recuerdo todos, pero me suena que no han ido acertando, porque han acabado resultando ser otros diferentes, salvo uno, el de esta semana. The Jedi es todo lo que los fans de la saga y, concretamente, los que seguimos las series animadas y alabamos la figura de Dave Filoni dentro de la franquicia, queríamos ver en pantalla. 

Por fin llegamos a Corvus, el planeta al que Bo-Katan había dirigido a Mando para que buscara a Ahsoka Tano. Tras un episodio puente para que la nave llegara en condiciones, hoy por fin nuestro protagonista aterriza en este nuevo lugar. Agradezco enormemente el aspecto del mismo, ya que, si os fijáis (y creo que es algo que he mencionado en otras reviews), rompe un poco el patrón habitual de planetas de Star Wars, que viene a ser: desierto, glaciar, ciudad, bosque/selva. Corvus parece un escenario de algún país de Oriente, como Japón o Corea, y la ambientación les ha quedado muy conseguida. Otro punto más a favor de este episodio (por si no tuviera bastantes).

He empezado por otro punto destacable de este decimotercer capítulo de The Mandalorian, porque si me metía en lo importante, creo que convertiría esto en un monográfico de agradecimiento a Filoni y de alabanzas a lo que ha hecho hoy. No digo que no lo vaya a hacer, simplemente quería dejar espacio a otros detalles.

Ahora sí, al lío. El cold opening nos presenta a esa Jedi que Mando busca, Ahsoka Tano. Creo que, para los que no la conocierais hasta este 2×05, es una introducción fantástica. Y para los que sí sabíamos quién era, ha sido un sueño hecho realidad, in my opinion. No ya los primeros minutos del episodio, que son fantásticos, sino todo lo demás. Uno de mis miedos era que el personaje que apareciera en pantalla no me recordara a ella, sumado a su aspecto y a cómo lo adaptarían. Un caso parecido lo tuvimos hace un par de semanas con Bo-Katan y Katee Sackhoff, aunque era mucho más sencillo, dado que la actriz puso su voz en el doblaje de las series animadas y su apariencia se podía trasladar más fácilmente al live action. En esa ocasión, cumplieron con creces, y hoy también. La caracterización de Ahsoka no desluce en absoluto, la interpretación de Rosario Dawson (Daredevil, The Defenders) es magistral, y han conseguido captar la esencia del personaje a la perfección. Y la mayor parte de culpa se la atribuyo a Dave Filoni, que, básicamente, ha criado a Ahsoka durante Clone Wars y Rebels. Si alguien tenía que traer a la acción real al personaje, era él.

En estas que llega Mando a la ciudad, y se encuentra con el percal. Sin comerlo ni beberlo, la que dirige la ciudad le encomienda matar a Ahsoka, algo que, por supuesto, todos teníamos claro que no iba a hacer. Un par de escenas más tarde, tenemos el encuentro que los fans estábamos deseando ver, y una buena ración de respuestas a unas cuantas preguntas que nos hacíamos todos.

El niño se llama Grogu, y no es un experimento del Imperio de clonación ni nada parecido (¡menos mal!), sino que era un aprendiz de Jedi en el templo de Coruscant, que alguien (¿solo a mí me ha llamado la atención que no digan ningún nombre y quiere saber quién es su salvador/a?) le sacó de allí cuando se perpetró la masacre por parte de las tropas del Emperador y un Anakin ya en modo Vader, y durante todos estos años ha estado ocultando sus poderes para pasar desapercibido y lejos del alcance del Imperio. 

Varias cosas que comentar al respecto de esta información:

  • Me alegro un montón que sea otro compatriota de Yoda y pertenezca a su raza, y no una creación imperial mediante clones o cosas similares, y también me gusta que se hayan ido al traste muchas teorías que decían que era el propio maestro Jedi, o una reencarnación, o paranoias varias.
  • Se nos dijo al principio de la serie que Grogu (qué raro se me va a hacer llamarlo así) tenía 50 años. Ahsoka nos cuenta que el niño estaba en el templo Jedi en el momento de la caída de la República, lo que viene siendo el Episodio III, vaya. Según la cronología oficial de la saga, The Mandalorian se ubica unos cinco o seis años después del VI, por lo que el espacio temporal entre el III y esta serie vendrían a ser unos treinta, por lo que es perfectamente plausible que Grogu ya tuviera varios años de vida (y yo no soy nadie para poner en duda el trabajo de Filoni para cuadrar fechas, dado que él conoce la saga mejor que la mayoría, pero sirve de contexto para los que no vivan tanto estos detalles).
  • Mucha masacre en el Episodio III de Jedis, pero si seguís un poco la franquicia y los productos que desarrollan los episodios cinematográficos principales (novelas, videojuegos, series, etcétera), ya sabréis de unos cuantos discípulos y caballeros que escaparon de la purga imperial. Nadie es perfecto, incluso las tropas de Palpatine. 
  • Mención especial a todos los guiños y menciones a la saga que nos ha dado Ahsoka en esta escena y después. Se nota la mano de Filoni, evidentemente.

La misión de Mando era llevar a Grogu ante un Jedi, y creo que muchos suponíamos lo que iba a pasar. Teniendo en cuenta que estamos ante el quinto episodio de la segunda temporada y que vamos a tener cuerda para rato, dado que The Mandalorian es, a día de hoy, la gallina de los huevos de oro de Lucasfilm y Disney (y principal y único reclamo por ahora de Disney Plus), resultaba imposible pensar que el bebé iba a irse con Ahsoka. La Jedi le dice a Mando que ella no le entrenará, dado que su vínculo con Mando es muy poderoso, y esa propensión al miedo que detecta en el niño ya la ha conocido antes, y no quiere arriesgarse a vivir una situación parecida a una vivida anteriormente (supongo que ya la imaginaréis aquellos que no conozcáis al personaje, pero por si acaso me callo por si os animáis a ver las series animadas). Y otro de los resultados esperados termina sucediendo, que es el de Ahsoka apuntando hacia otra dirección: las ruinas de un antiguo templo Jedi en Tython, donde Grogu puede entrar en contacto con la Fuerza y decidir su propio camino, si el entrenamiento bajo la supervisión de un Jedi, o si continuar su viaje con Mando. Me hace mucha ilusión ver un templo en acción real, pero también creo que sé cómo acabará eso, por lo dicho anteriormente, vaya.

Y no, no me olvido de la escena en la que nuestro protagonista y Ahsoka unen fuerzas para acabar con la cacique de la ciudad, para obtener la información que la Jedi buscaba en ese lugar, que ahora entraré. Esos minutos de acción pueden estar a la altura de cualquiera de los momentos de acción real que nos ha brindado la saga en los últimos años, sin exagerar. El trabajo realizado es espectacular, y hay que aplaudir, por enésima vez, lo que están haciendo con la serie. Y bueno, sobre ese nombre que pronuncia Ahsoka, el gran almirante Thrawn, simplemente repetiré aquello que he dicho en anteriores reviews: ved Clone Wars, y para el personaje que nos atañe, Rebels. Por mi parte deciros que la mera mención ya hace que el hype se me dispare, y la posibilidad de verlo en The Mandalorian es otro motivo para hacerle la ola a Filoni.

No os voy a engañar: esta temporada está siendo un despliegue de fan service de aúpa (y yo que me alegro), y tiene pinta de que va a ir todo a más. Pero la virtud de la serie es que estamos asistiendo al camino del Mandaloriano y Grogu, y todas estas apariciones, menciones y guiños no lo deslucen, al contrario, logran interconectar muchos de los productos de la saga y están profundizando todavía más en una mitología de lo más rica como es la de Star Wars, mientras nos ofrecen un disfrute semanal sobresaliente, superando lo visto en una entrega debut ya de por sí destacada. 

Como cierre, reitero el mensaje que he escrito hace un par de párrafos: si os ha molado Ahsoka, si queréis saber quién es ese Thrawn, o si simplemente tenéis mono de Star Wars, iros a las series animadas. Están en Disney Plus, son productos excelentes, y disfrutaréis mucho con ellos, además de que tiene pinta de que van a ser muy importantes en todo este entramado que están tejiendo Filoni y Favreau. Nos vemos la semana que viene, que deseando estoy que llegue para ver qué nos depara el nuevo capítulo de The Mandalorian.

Comparte: