Review Supernatural: Unity

Review Supernatural: Unity

En este episodio vemos una pelea enormemente violenta entre los hermanos, algo que encaja con el último arco de la serie, pues al fin y al cabo sus peleas son un ingrediente básico de la serie. En Unity pasan muchas cosas relevantes, uno de los personajes casi se enfrenta su muerte y parece que todos encaran algún tipo de final.

Mientras Dean se lleva al pobre Jack a completar el ritual que lo matará, Sam y Castiel luchan por mantenerlo vivo y eso significa que Sam vaya a la biblioteca de la parca, a buscar el libro de Chuck para así intentar matarlo con éxito. Allí se encuentra al Vacio en el cuerpo de Meg, la engaña, pero eso le sirve para encontrar información, datos que le confirman que el plan de Billie no es tan bueno como creían hasta el momento. El plan de Billie implica que todos vuelvan al lugar al que pertenecen, algo que no parece muy buena idea para un grupo de personas que ha vuelto varias veces de la muerte.

Algunas cosas de este episodio son un poco raras, especialmente la forma en la actúa Dean no encaja con el carácter del personaje… pero creo que pese a ello, todo podría tener sentido. Cabe la posibilidad de qué no sea Dean quién esté manejando la situación, es posible que no sea dueño de sus actos y reacciones. Recordemos que Chuck dice que lo está manejando todo, que lo está controlando todo. Es decir, creo que parece raro imaginarnos a Dean diciendo algo tan duro como que no considera a Jack un miembro de la familia sobre todo cuando parece que ya le ha perdonado por la muerte de Mary. Tampoco termina de encajarme que acepte de buena gana sacrificar a Jack por el bien mayor, porque ese nunca ha sido su estilo, su forma de hacer las cosas siempre ha sido luchar y oponerse al destino impuesto.

Son muchas las cosas que no concuerdan con el Dean que siempre hemos conocido y a estas alturas es absurdo creer que los guionistas no conocen a Dean tan bien como nosotros, los espectadores. Por lo tanto, pienso que era Chuck quién estaba orquestando todo el asunto, pues al fin y al cabo le dice algo parecido a su hermana, dice que colocando unas visiones aquí allá y manipulando un poco la situación ha conseguido que todo el mundo esté haciendo justo lo que él quería que hiciera. Lo que quiero expresar es que Dean no pondría una pistola apuntando a su hermano ni sacrificaría a Jack, esas son las líneas de Chuck, en un episodio en el que Dean recalca más de una vez que no soporta estar actuando según los dictados de Dios.

Una cosa que no soportaría y que me estoy oliendo es que el reseteo del que hablan Chuck y Amara implique que los personajes vuelvan al punto de partida sin recordar, o peor aún, sin que haya sucedido nada de lo que hemos visto en estos últimos 15 años. Los hermanos místicos hablan de ese reseteo del mundo como una posibilidad a tener en cuenta y creo que sería un final posible de la serie, en la medida en la que los episodios anteriores a este sacan a relucir algunas cosas que los hermanos querrían haber hecho si hubiesen tenido otro tipo de vida. Los hemos visto celebrar las fiestas familiares que no tuvieron con la ninfa del bosque en Last Holiday o el recuerdo de que Sam querría haber ido a la universidad en Gimme Shelter.

Parece que las cosas no volverán a la pseudo-normalidad que propone Billie, porque eso es demasiado que aceptar para los Winchester. El triunfo del plan de Billie implicaría que Eileen, Bob y otros estén muertos. Un mundo donde todos vuelven a donde pertenecen, un mundo con los Winchester muertos y muertas también todas las personas que han salvado. Un mundo en el orden de Billie es un mundo por el que no merece la pena luchar y por eso los hermanos se enfrentarán a ella. Pero el plan de Chuck y Amara es otro, ellos podrían resetear la realidad pero si podría resetear se la realidad en un mundo en el que los hermanos no fueran los Winchester que nosotros conocemos sino los que ellos querrían haber sido. Pero eso sería un timo para los espectadores, sería tener que tragarnos que todo lo que hemos visto estos años es un mentira. No acepto ese tipo de finales en los que te hacen creer que has perdido el tiempo viendo algo que realmente ni ha pasado. La lucha contra el Apocalipsis, las peleas de ángeles y demonios, el triunfo y los intentos de Lucifer por dominar el mundo, y todo lo que hemos visto en estas 15 temporadas ha pasado en el universo de supernatural y no aceptaré ninguna otra opción.

Quedan tres episodios para el final definitivo, esperemos que nos deje buen sabor de boca y la sensación de que todo el camino ha valido la pena.

Comparte: