Review Titans: Nightwing

Review Titans: Nightwing

Será rápido… o al menos lo intentaré. Ya es la segunda vez que lo digo en una review esta semana y pretendo conseguirlo, pero no prometo nada. Titans se despide con una Season Finale mala, rematadamente mala. Es que creo que había tantas formas de hacerlo mejor, que el resultado final duele todavía más. Dije durante semanas que ni un gran final iba a salvar la temporada, pero es que este la hunde hasta el fondo. Tras una primera entrega notable, hemos tenido una segunda de suspenso, ya se puede decir alto y claro.

La suspendo porque se lo merece. No solo nos han endosado una cantidad ingente de flashbacks durante la mayor parte de la temporada que, sí, la mayoría eran necesarios para entender el contexto y el trasfondo de los personajes, pero el momento elegido para lanzar la mayoría y las formas, han sido malas. Eso hacía que el ritmo de la acción presente quedara deslavazado, avanzando y retrocediendo constantemente sin un rumbo fijo, centrándose mucho en el conflicto Deathstroke-Dick, y dejando de lado a la mayor parte de personajes que integran la serie.

Gar ha sido un peón en todos los acontecimientos, tanto en su aportación al equipo como luego de marioneta de Cadmus. La irrupción de Conner (y de Krypto, sobre todo de este adorable animal) fue un soplo de aire fresco, pero cuando terminó en manos de la empresa de Lex Luthor, le dejaron de lado descaradamente para provocar una situación límite en esta Season Finale, que no tenía ningún tipo de aliciente, la verdad, porque todos podíamos intuir que iba a salir de esa. Kory ha pasado de ser un personaje importante a una secundaria que deambulaba de acá para allá, sin ton ni son, y con una sub trama que parece que será importante el próximo año, sobre todo con esa escena final que debería aportar una sensación mayor de cliffhanger, pero que me deja con un “pues vale” en la boca más intrascendente que un pedo en el desierto. Rachel ha tenido también un año raro, como el resto de sus compañeros, con un amago al inicio de querer contarnos hacia qué evolucionaban sus poderes, con varios momentos durante la temporada que parecía que sí íbamos a entrar de lleno en el tema, pero también ha acabado consumida en la vorágine de acontecimientos atropellados que ha sido la recta final de esta entrega, para llegar a la Finale con poderes que curan, que absorben a la gente para trasladarles a un plano mental en el que poder interactuar… vamos una amalgama de posibilidades que no han entrado a explicar y que directamente han mandado a Themyscira en plan como decían en How I Met Your Motherya se ocupará el Ted del futuro de esto”, pues así con los guionistas de la tercera (ah, y de fondo, nos insinúan que podría haber sido ella la que reuniera a las chicas en Elko hace un par de capítulos, aunque tampoco lo dejan claro).

Jason ha sido una víctima de la temporada, en todos los sentidos. Engañado por Dick, por Rose, torturado por Slade, a punto de suicidarse, representa a los fans de la serie, que, creyendo que podía dar mucho más de sí la cosa, nos hemos encontrado con un espectáculo que roza lo lamentable, y nos han llovido ostias de todos lados sin darnos cuenta. Estamos contigo Jason. De Hank y Dawn aun puedo comprar que les hayan dejado de lado. Durante el primer año tuvimos una buena ración de la pareja, con un muy buen desarrollo y con grandes momentos, por lo que es entendible que los movieran a un plano más secundario para centrarse en otras cosas; justo esto no me parece mal. La introducción de Rose ha sido mala. La revelación de que ayudaba a su padre creo que no pilló por sorpresa a nadie, nos la mostraron tarde, mal e innecesariamente, para que llegue ahora en la Finale y nos suelte un “los Titanes son mi familia”, de la nada y gratuito a más no poder. Otro “pues vale”.

Quizá el personaje del que más me ha gustado su evolución ha sido Dick. No era Robin, no podía serlo tras todo lo acontecido con Jericho y lo que casi pasa con Jason. Toda la temporada nos han mostrado el proceso interno de preguntarse quién era, y de hacer las paces con su pasado, bien con charlas con Bruce o bien él mismo. Tenía que avanzar, convertirse en otra cosa. Y ya tenemos aquí a Nightwing, como bien dice el título de la Season Finale. El nuevo alter ego de Dick Grayson creo que ha tenido los mejores momentos del episodio, con esa irrupción mostrándonos el traje (que me encanta, por cierto) y su confrontación con Deathstroke, que nos ha dejado con una escena de lucha de altísimo nivel, de las mejores de la serie y una de las más destacadas que he visto en televisión en el género de superhéroes, uniendo además luego la intervención decisiva de Rose con su indumentaria de Ravager. Ella acepta a Jericho en su mente, haciendo que el chaval abandone el cuerpo de su padre antes de morir, liberándole de la prisión mental que le había sometido Slade. Como digo, todos los pasos para convertir a Dick de Robin a Nightwing me han gustado, he comprendido los motivos por los que los hacía y ha quedado bien. Quizá ha sido de las pocas cosas que les han salido bien este año, la verdad. Eso y el Deathstroke de la serie, que me ha gustado a pesar de que siento que ha sido desaprovechado, la verdad. Esai Morales ha hecho un buen papel como el villano de la temporada, y para mí nos ha dejado un gran Slade Wilson… aunque veo superior al de Arrow por diversas razones que no voy a analizar aquí. Por cierto, ¿soy al único al que su muerte le ha parecido algo descafeinada?

¿Pensabais que había terminado de rajar? No señor, queda el PEOR (sí, con mayúsculas) momento del episodio. Claro, llegamos a una conclusión de temporada en la que hay que cerrar la trama Deathstroke, la trama Cadmus, y los conflictos entre personajes. ¿Qué pasa? Que el tiempo es el que es, y da para lo que da. Toda la movida con Slade se resuelve en el primer tramo, y luego pasamos a lo otro, sin tiempo para reaccionar. Yo aquí he sentido que, después de las buenas escenas con Deathstroke, este conflicto me parecía menor y no tenía tanto interés en él. Sabía que iban a recuperar a Gar y a Conner, sabía que Rachel sería la que apelaría al lado bueno del chaval (usando esos poderes mágicos que desarrolla de la noche a la mañana), y que Conner requeriría algo más de esfuerzo por parte de todos, pero teniendo a una amazona (eh, guionistas, una AMAZONA), y el esfuerzo combinado del resto, daría resultado. La parte que Dick apela al “lado Kent” de Conner me ha gustado, tampoco es la pera limonera, pero me ha gustado que Dick ya dé esos pasos al frente que le eran exigibles al líder del equipo y sea él quien saque a Conner del agujero. Lo de Cadmus se resuelve, todos contentos y felices, y claro, había que crear drama, porque ¿qué final de temporada sería este si no matan a nadie? Sinceramente, para la basura de muerte que nos han ofrecido, que les hubieran dejado a todos vivir. Porque ha sido penosa, vergonzosa, ridícula y atenta contra la inteligencia (eso, unido a Bruce Wayne enviando emojis cuando hackea a Mercy Graves, que no voy ni a comentar).

Donna Troy es el cadáver porque lo hizo un mago. No tiene más. Es patético cómo han elegido que muriera, porque encontrarle una explicación razonable es intentar lo imposible. Estamos ante una amazona, una mujer sobrehumana, con poderes equiparables a los de una diosa; la prueba está en que es la única del grupo que es capaz de contener, mínimamente, a un casi dios con patas como es Conner. Pero claro, alguien tenía que palmar, porque no podían resolverlo todo como si fuera esto My Little Pony. Donna salva a Dawn de ser aplastada por un poste de electricidad, pero, mientras aguanta para que el resto de personas huyan de allí, la corriente la achicharra, básicamente. Es que no tiene ni pies ni cabeza. Le he dado vueltas y no le encuentro sentido alguno. Es una vergüenza absoluta, y no he visto muerte más cutre y lamentable, ni siquiera, en el Arrowverso, y eso que se supone que sus series son del baratillo y con menos poderío económico que Titans. Por eso le exijo más a esta serie. Que me ofrezcan una resolución mala de un personaje en las del Arrowverso, pues bueno, me puede molestar más o menos en función de quién sea el fiambre y cómo se vaya al otro barrio, pero exijo unos mínimos a Titans que aquí se han pasado por el arco del triunfo. Es más, la muerte de Aqualad o la de Jericho esta temporada son muchísimo más dignas y con más sentido que la de Donna. Es que, pensadlo, nos han mostrado en una de las primeras escenas del episodio que Conner puede desplazarse lo suficientemente rápido como para detener la trayectoria de una bala. ¿Me estáis diciendo que no podía haber ido a toda pastilla a salvar a Dawn e impedir que el poste matara a nadie, e incluso lo mandara a Cuenca de un viaje? Pero ya no coger a otro y ponerlo en lugar de ella, sino que la propia Donna debería aguantar una descarga semejante, ¿no? ¿No es una amazona? No digo que sea invulnerable, pero más que un ser humano normal puede aguantar.

Esta temporada ha sido una decepción tremenda. Que acabe la entrega con la sensación de que lo mejor de la misma ha sido Krypto, creo que dice bastante de mi opinión al respecto. Los aspectos negativos superan a los positivos, y la guinda del pastel ha sido la muerte de Donna, que de no haber sucedido, o incluso que hubiera sido mucho más épica, le habría dado un aprobado alto a la Finale, a pesar de lo atropellado de los acontecimientos, y lo previsible de los mismos. Pero es que todo lo que recuerdas al acabar es cómo ha sido posible que nos hayan metido ese bodrio de muerte en esta serie. Decía antes que una víctima de la temporada ha sido Jason, pero Donna no se queda atrás. También dejada de lado como muchos de sus compañeros, ha acabado palmando como lo hacen muchos secundarios de muchísimas series: con una paulatina pérdida de importancia dentro de la trama global, para matarlos en un momento dado y que no duela tanto su pérdida. Lo que pasa es que aquí se trata de un personaje querido por la mayoría, su marcha se ha gestionado de la peor forma posible, y la manera de morir ha sido horrorosamente insultante. Todo mal.

¿Soy optimista para el próximo año? Tras la debacle de este, ya no tanto. Dije que no iba a extenderme y he incumplido mi promesa, otra vez. Pero es que tenía que desahogarme, era necesario, lo siento. Ha sido una Season Finale mala, poniendo el cierre a un segundo año mal llevado, en el que no han sabido mantener las sensaciones positivas dejadas en el primero. Ha tenido sus buenos momentos pero, como he dicho antes, no compensan lo negativo. Supongo que continuaremos el próximo año con las reviews de Titans, no sé si yo u otro compañero/a. Independientemente de eso, espero que se redima de un año para olvidar y nos ofrezca algo mejor que llevarnos a la boca, porque esta segunda temporada ha sido de lo peor que he visto en el género de superhéroes en televisión, y se les presuponía mucho más de entrada.

Comparte: