The Boys: Gran serie ¿buena adaptación?

The Boys: Gran serie ¿buena adaptación?

Tenía unas ganas enormes de ver que hacía Amazon con The Boys, uno de los giros más bestias que ha tenido el género de los superhéroes en el mundo del cómic y posiblemente el cambio de chip que necesitaba el propio género en el formato audiovisual después de muchos productos clónicos firmados tanto por Marvel como por DC. Quiero avisar ya de primeras, que aunque hablaré de cosas que me han gustado de la serie, este artículo está más pensado en analizarla como adaptación que como producto televisivo en sí, ese tipo de análisis se lo dejo a cualquiera de mis compañeros en alguna de las secciones del blog. También aviso, que no hay ningún spoiler en estas líneas, únicamente ideas generales.

The Boys nos planta ante un mundo contrario a la visión idealizada de los superhéroes, en el que estos son productos controlados por corporaciones más centrados en mejorar cifras que en hacer algo por la sociedad; seres con unos egos desmedidos que se ven por encima del bien y del mal mientras son adorados por la población; frente a ellos están los denominados “The Boys”, un grupo formado por el misterioso Billy Butcher que se dedica a hacerle frente a los superhéroes y al cual añade a Hughie, un chico que ha perdido a su novia por negligencia de uno de estos héroes.

Amazon nos prometía una serie con sangre y violencia en un mundo en el que los superhéroes son más una amenaza que héroes per se … y eso ha ofrecido, porque salvo límites propios del medio The Boys en cuanto a vísceras y escenas fuertes está más que servida: desmembramientos, muertes violentas, escenas sexuales de diversa índole … la serie tiene todo lo que a podía pedir, siendo mucho más suave que las viñetas pero esta era una concesión que creo que prácticamente todos podíamos esperar viendo que Amazon ha puesto dinero detrás y que quiere que esta sea una de sus series de cabecera en los próximos años. En cuanto a tono y como han metido el estilo y universo en la serie no tengo queja.

Otro tema es la historia, pero para hablar primero hay que entender cómo se estructura la trama en la viñetas: en arcos cortos que de ser adaptados a televisión no darían para más de dos o tres episodios cada uno en el mejor de los casos. Adaptando literalmente la historia The Boys habría terminando con un tono demasiado procedimental, que puede estar bien en una ficción de network pero que habría quedado raro en un producto que tiene por objetivo ser una de las banderas de una compañía de pago que ha apostado bastante fuerte por las series de cara a los próximos años.

Imaginaba que cogerían la trama principal de la guerra entre “The Boys” y “The Seven” y tirarían a partir de ahí añadiendo alguna que otra cosa secundaria por el camino … y eso hacer, pero a medida que va avanzando se empiezan a ver cambios más profundos en cómo avanza la trama, en sus personajes, en elementos del propio trasfondo; que el tramo final me hace pensar “¿A dónde quiere ir a parar y cómo pueden continuar la historia sin desviarse demasiado de la original desde aquí?”. No me parece que haya cambios insalvables a la larga que vayan a separar un barbaridad la trama en ambos medios, pero sí que da la sensación de que Eric Kripke quiere contar su historia usando de base la de Ennis y que en el momento menos pensado podría haber una división total de las mismas. 

¿Pero la serie me ha gustado? Muchísimo, para mi es una de las imprescindibles del año teniendo una historia entretenida y adictiva, un plantel de personajes carismáticos en ambos bandos y un ritmo feroz con el que siempre tienes la sensación de que está pasando algo y no te están haciendo perder el tiempo; si a todo esto le sumamos el cambio de registro a un género que empieza a estar sobreexplotado tenemos una de la series del año. Pese a todo esto, como he dicho antes yo me iba a centrar en mi visión como adaptación y ahí debo decir que aunque bajo ningún concepto ensombrece un resultado general bastante sobresaliente, en este apartado trastabilla en muchas ocasiones y como seguidor de la obra original me deja un sabor algo amargo. The Boys es una de esas series que hay que ver sí o sí en este verano, pero si al terminarla os quedáis con ganas de saber más de su universo, os recomiendo tener los comics cerca.

Comparte: