Crítica: It

Crítica: It

It es mi novela favorita de King, ea ya lo he dicho. Con esto presente podéis imaginaros las ganas que tenía quien os escribe estas líneas de ver la nueva adaptación de la obra del escritor de Maine, sobre todo teniendo en cuenta que aun siendo bastante buena, la TV Movie de los 90’ dejaba mucho que desear respecto al original. Ya la he podido ver y aquí están mis impresiones.

La película nos lleva a finales de los 80’ al pueblo de Derry, donde están ocurriendo una serie de desapariciones de niños a manos de un extraño ente que pese a adoptar muchas formas, se le identifica sobre todo por la de un payaso. Este panorama hará que un grupo de amigos apodados “los perdedores” se junten para hacer frente a esa extraña amenaza que asola la ciudad.

Siguiendo las pautas que usó en la TV Movie, en esta primera parte Muschetti ha narrado todo el primer enfrentamiento con Eso, como bien se podía prever por los tráilers y el reparto. El director ha logrado condensar una buena parte de la novela en poco más de 2 horas simplemente alterando los hechos originales sin perder la esencia de estos. Un movimiento que podría haber salido rana pero que ha sido tan bien llevado que prácticamente te da igual, ya que aunque cambien ciertos eventos el espíritu de los personajes permanece intacto.

Uno de los grandes baluartes de esta entrega han sido los propios niños, quienes uno por uno están perfectos y han tirado abajo cualquier posible duda que pudiera tener respecto a ellos antes del estreno. Ellos son por encima de Pennywise, el verdadero diamante en bruto del film y quienes te meten de lleno en la película. No le quiero restar mérito a Bill Skarsgärd, que ha logrado ser el Pennywise que muchos nos imaginábamos leyendo el libro, pero si alguien brilla en esta primera parte de It son los perdedores.

Técnicamente también cumple con creces, el trabajo de dirección de Muschetti y de ambientación han sido perfectos y te transportan a Derry desde el primer minuto. Aunque debo decir que pese a mantener bastante bien la tensión, abusa demasiado del susto y del ruido, quedando un poco olvidado el terror psicológico. Lejos quedan las dudas que tenía Fukunaga y que le llevaron a abandonar el proyecto, parece que Warner y New Line Cinema se han portado dando a It los medios necesarios para ser algo más que una película de terror genérica.

Puede que no sea la película de terror angustiante que muchos podrían esperar, pero a mi parecer consigue ser el film oscuro que debía ser. Andy Muschetti consigue hacer la adaptación que esta magnífica novela de Stephen King merecía y sólo nos queda esperar que repita el buen hacer mostrado aquí en su secuela. Si os gustó la novela os encantará y si no la conocéis, posiblemente os atrape y os deje con ganas de más.

 

Comparte: