Lo Mejor de 2020: estrenos

Lo Mejor de 2020: estrenos

Llegamos a última hora, pero no faltamos a nuestra cita anual para repasar lo mejor que nos ha dejado la televisión en 2020. Abrimos con los estrenos más destacados para nuestros colaboradores, y lo hacemos rompiendo la estructura habitual que hemos mantenido los pasados años: network y cable (por network entendemos aquellas cadenas abiertas al público en general, que no pagas para verlas). Por ello, veréis la lista, sin un orden de mejor a peor, o al revés, sino simplemente aquellas que hemos seleccionado para estar aquí; lo haremos también en otros dos artículos. Sin más dilación, os dejamos con los mejores estrenos del 2020 para los Spammers.

Gangs of London (Sky Atlantic) – María

Me parece que Gangs of London es uno de los estrenos más destacados del 2020 porque tiene un estilo pulcro y elegante y ofrece acción bien trabajada. Los actores hacen un trabajo sensacional y, en general, creo que la ficción creada por Gareth Evans y Matt Flannery es una maravilla. Estos dos creadores son dos tipos no demasiado conocidos en el mundo mainstream pero con cosillas interesantes en el cine de artes marciales, algo de lo que hacen uso con maestría en Gangs of London donde podremos ver algunas coreografías de lucha que ya quisieran las series Marvel de Netflix; hay una en particular, en la que se ve involucrada un instrumento de carnicería, que es una delicia para los espectadores. La serie bebe mucho del espíritu de Peaky Blinders,  con ese aire violento y a la par elegante con depurado acento británico, quizás incluso sea imposible no relacionarla con ese carácter pasado por ese filtro de lo que hemos visto varias veces en las mejores películas de Guy Ritchie.

La serie es violenta pero sin ser exagerada, es sórdida sin caer en lo trágico y es gamberra sin pisar la comedia ni de lejos.  Y no pierde ni un ápice de verosimilitud o realismo por muy complicadas e intrincadas que sean las tramas. Los personajes son muy potentes, es más, son algunos de los personajes más interesantes que he visto en bastante tiempo. El guión no hace aguas por ningún lado, está bien escrito y el ritmo de la serie hace que cada vez que termina un episodio quieras ver el siguiente y conocer el desenlace de la acción. En esta ficción, como en tantas otras de la actualidad, el posicionamiento del espectador no es necesariamente con el bando de los buenos, si no quizás con el bando de los redimidos o de los que luchan por mantener intacta la única vida que conocen. Aunque la serie es violenta y no esconde la sangre, nunca es exagerada ni gratuita en este sentido y no hay escenas que molesten ni que sea excesivamente sórdidas.

Personalmente creo que es uno de los estrenos más sólidos del año y suelo recomendarla a todo el mundo, sobre todo al tipo de espectador que disfrutó Sons of Anarchy o Peaky Blinders y ese tipo de historias donde los villanos no son tan oscuros pese a ser terribles.

Star Trek Lower Decks (CBS All Access) – Víctor

Star Trek: Lower Decks es una serie que está aquí solo por una razón y es que jamás menosprecies nada sin darle una oportunidad. Tuve la impresión que esta serie solo quería subirse al carro al reciente éxito de varias series de animación como Rick and Morty o Final Space, pero desde el primer episodio nos mostraron cuan equivocado que estaba.

Esta serie nos narra las desventuras de los tripulantes de la USS Cerritos, en especial se centra en los más ignorados de la saga estelar, esos que se encargan de los trabajos menos brillantes y suelen ser carne de cañón tanto en las pelis como en las series, y no me refiero a los Red Shirts. La primera sorpresa es que el supuesto protagonista que nos presentan en el piloto, Brad Boimler,  queda ensombrecido por la que se revela como gran protagonista y líder de este pequeño grupo de curritos, Beckett Mariner, que además esconde un secreto que podría acabar con un gran conflicto en el grupo.

Con ellos viviremos clásicas aventuras de esta serie pero desde su punto de vista, que siendo sinceros, no aprovecha del todo dicha cualidad ya que no distan mucho de lo vivido en episodios normales de la serie clásica o de sus spin-offs. Aun así nos deparan episodios muy entretenidos y una recta final por todo lo alto.

Esta serie es de CBS All Access y estará disponible en España en Amazon Prime a partir del próximo 22 de enero. Además podéis leer la opinión del piloto de la mano de mi compañero Daniel.

HIT (RTVE) – Daniel

Cuando finalizó su primera temporada (ha sido renovada para una segunda por RTVE), le dediqué un artículo, porque merecía tener su hueco en nuestro blog. Un reconocimiento que no solo HIT se ha ganado en este 2020. En el recopilatorio que vamos a ir lanzando progresivamente, vais a ver varias ficciones españolas (alguna más en este mismo artículo), que han irrumpido en el panorama televisivo con fuerza y que le han disputado de tú a tú su presencia en lo mejor del año a las habituales series extranjeras, lo que habla muy bien de la calidad creciente del producto nacional. En HIT nos encontramos con un Daniel Grao que borda el papel protagonista (ya lo hizo en otro estreno destacado como fue Perdida) de un pedagogo diferente a lo que estamos acostumbrados, ya que es contratado en un instituto para frenar la creciente criminalidad y quebraderos de cabeza dentro y fuera de las aulas, tratando a los chavales más problemáticos como si fueran una enfermedad a erradicar. Un acercamiento algo distinto a lo que estamos acostumbrados, pero que logra en sus episodios de una hora de extensión que te dé la sensación de ver solo treinta minutos de metraje, porque te mete de lleno en la historia y en la evolución de un elenco adolescente que termina por conquistarte. De las pocas supervivientes en nuestro recopilatorio del panorama en abierto (o network). 

Devs (FX/Hulu) – Iván

Puede que sea uno de los años más fructíferos respecto a miniseries, sobre todo por parte de esa recién nacida alianza entre Hulu y FX (precisamente, dos de mis estrenos de este año provienen de ahí). Devs era un producto que desde su concepción ya le tenía ganas, pues la ciencia-ficción tecnológica me llama mucho y Alex Garland es un director/guionista que me gusta mucho, siendo prácticamente de los mejores que hay precisamente en el género. Por mucho hype que tuviera, creo que el resultado final ha superado con creces mis expectativas.

Devs desarrolla durante sus 8 episodios un thriller tecnológico y filosófico bastante complejo y que nos obliga a estar pendiente a cada momento, pero muy satisfactorio ya que Garland (al contrario que otra mucha gente que viene del cine a la televisión) se marca un Juan Palomo y lleva la historia tal y como quiere, manteniendo una mano de hierro en lo que al ritmo se refiere. 

Sí, la serie en cuanto a lo que es el guión es brillante y para muestra solamente hablar del sensacional sexto episodio, en que haciendo un ejercicio de malabarismo sostienen todo un episodio en dos conversaciones que ocurren en paralelo, lo cual funciona sobre todo, por el enorme trabajo de cast realizado.

La ficción, disponible en España dentro de la plataforma de HBO, puede que no sea una serie recomendable para todo el mundo, pero a lo personal, es de lo mejor que se ha emitido en este 2020. Una serie imprescindible para cualquier aficionado al género o a la ficción televisiva en general.

The Queen’s Gambit (Netflix) – Víctor

Seguro que la mayoría que la habéis visto teníais claro que iba a estar en esta sección, creo que ha sido una de las sorpresas más agradables de este nefasto año y su estreno tan cerca de su finalización ha reforzado su posición.

Esta miniserie que podéis encontrar en Netflix, basada en la novela homónima de 1983, nos narra las vivezas de una joven que, tras quedarse huérfana, se refugia en el ajedrez, y otras cosas, para lograr sobrellevar su difícil vida resultando haber nacido para jugar a este juego. Como prodigio del ajedrez la vemos escalar en ese deporte mientras lucha contra sus demonios.

La vi cuando ya era un éxito y había oído multitud de alabanzas sobre ella, aun así el hype no me afectó y me pareció una magnifica serie maravillosamente dirigida y con una Anya Taylor-Joy espectacular, sin desmerecer a su versión más joven que podemos ver durante el inicio de la serie, que está a la altura de su versión adolescente/adulta. Como detalle curiososo,  me hizo gracia ver como esta serie animó a gente que no había tocado un tablero en su vida a meterse en el mundillo, y lo viví de cerca con compañeros que empezaron a jugar y que jamás me los hubiera imaginado haciendo enroques ni simples jaques.

Mrs America (FX/Hulu) – Daniel

Este año, la asociación FX/Hulu nos ha brindado tres joyas televisivas que están en este artículo (y un atentado a la inteligencia que está en el programa de Lo Peor de 2020). Una de ellas es la encabezada por Cate Blanchett, encarnando a una activista republicana en los años setenta norteamericanos, que peleó para evitar que se implantara en Estados Unidos la ERA, Equal Rights Amendment (Enmienda de la Igualdad de Derechos), que provocaba un cambio radical en la situación de la mujer en el país líder del mundo libre. Con este punto de vista poco habitual arrancamos la miniserie (disponible en HBO España), aunque ese proceso de lucha por sus derechos y libertades lo tenemos desde varios frentes, a cada cual más interesante y representado por una mujer más increíble, con un elenco escogido de maravilla y con interpretaciones brillantes. Por destacar a alguien al margen de Blanchett, Sarah Paulson emerge con luz propia durante la trama, protagonizando episodios magníficos como el 1×08, que perfectamente podría haber estado en el listado de mejores capítulos del año, que tendréis disponible próximamente en el blog. Mrs America es una de las imprescindibles del año, y tenía que estar en esta sección.

Little Fires Everywhere (Hulu) – Iván

Si con Devs reconozco que tenía hype, con Little Fires Everywhere debo decir que era todo lo contrario, pues me habían metido una chapa del tamaño de una catedral con lo buena que era, por lo que puede ser que le cogiera un poco de manía antes de verla … y aquí estamos, conmigo mirando al suelo en los artículos de final de año: mis compañeros tenían razón.

La serie se enfoca en dos madres totalmente distintas y como la forma de ser de cada una de ellas afecta a sus propias familias a medida que crece la rivalidad entre ambas. Puede ser que la premisa no sea precisamente lo que más me pudiera enamorar de este mundo, pero una vez empiezas es casi imposible apartar la mirada, pues está todo maravillosamente escrito y con unos personajes construidos de forma perfecta. Pero si hay algo que te atrapa más de todo esto, es la tensión que logra transmitir, pues el título la viene de maravilla y llega a ser hipnótico ver como cada hilo se va desarrollando por separado mientras van todos derechos a confluir a un mismo lugar.

Little Fires Everywhere es de esas series cuyo planteamiento puede parecer lento o aburrido, pero no hay más que darle una oportunidad para descubrir cuán errada puede ser esa primera impresión … y esto lo digo habiéndolo vivido de primera mano. La miniserie está disponible en España en Amazon Prime y quien llegue a este artículo buscando recomendaciones, no debería dudar ni un minuto en ponerse con ella.

Tales from the Loop (Amazon Prime) – Víctor

Esta puede ser una elección controvertida ya que es cierto que no es una serie muy destacable y tenía otras opciones con mayor calidad que he decidido descartar. Seguramente haya apostado por ella por el pasado programa que hicimos de lo peor de 2020, en la que saqué a colación dos series de antologías de ciencia ficción que me defraudaron mucho (Amazing Stories y The Twilight Zone), y aunque esta no sea propiamente dicho una serie antología, sí está desarrollada de manera similar, con episodios independientes que narran historias propias pero todas se ambientan en un pequeño pueblo ubicado en una realidad alternativa donde la robótica está más avanzada y es algo común en la sociedad. En ellos vemos interactuar a los diferentes personajes y algunas repercusiones de ciertos episodios se tienen en cuenta para más adelante.

Pero si hay algo que me maravilla de la serie es su banda sonora compuesta por Phillip Glass (The Truman Show) y su maravilloso piano. Ya sólo por eso me ha merecido la pena haber visto la miniserie que podéis encontrar en Amazon Prime. Así que  os animo a verla y a que deis vuestra opinión.

La Unidad (Movistar Plus) – Daniel

Hablaba de HIT antes, y ahora me toca comentar otra española, que quizá ha quedado relegada a un segundo plano debido al enorme impacto de una ficción tan sobresaliente como Antidisturbios, pero que tampoco tiene que envidiarle en algunos aspectos. Fue bautizada como la Homeland española y, aunque las comparaciones son odiosas (y tramposas), sí que es cierto que bebe mucho de las mejores épocas de la ya concluida ficción de Carrie Mathison, apostando por una trama que podría haber sido la de cualquiera de sus entregas: España captura al terrorista más buscado del mundo. A partir de ahí, comienza a desatarse una trama con un muy buen ritmo y con momentos de auténtico shock y inconcebibles no hace mucho por estos lares (sí, me refiero a cierta escena de uno de sus capítulos finales; los que la habéis visto sabréis cuál es, los que no, no os chafaré la sorpresa). La tenéis disponible en Movistar Plus, y ha sido renovada para una segunda temporada. Ya lo he dicho muchas veces en esta web, y en nuestro programa de Twitch/Youtube: a día de hoy, quizá la que mejor catálogo tenga de productos nacionales sea Movistar Plus, y La Unidad es otra muestra de que la compañía lleva haciendo las cosas muy bien desde hace unos años, y consolidando su marca como una a tener en cuenta para el seriéfilo que se precie. 

Motherland: Fort Salem (Freeform) – Iván

Vale, admito que el cambio de registro es muy brusco teniendo en cuenta las otras dos series que traigo en estrenos, pero eso no quita que la serie de Freeform haya sido una de las agradables sorpresas de este 2020, más que nada el poco ruido que hizo durante su emisión, pasando totalmente de puntillas dentro del panorama televisivo.

Si las otras son series casi de obligado cumplimiento que deberían copar nominaciones en premios como los EMMY o los Globos de Oro, Motherland: Fort Salem se sitúa en el espectro contrario, siendo la típica serie que jamás estará en esas luchas pero que son tremendamente disfrutables y dejando una primera temporada entretenida a la par de adictiva.

La distopía que presenta de un mundo que reconoce la existencia de las brujas, las cuales en Estados Unidos están forzadas a realizar un servicio militar es atractiva ya de por sí, pero es sobre todo la relación entre las tres protagonistas y la trama que se va desarrollando de fondo la que logra atraparte y mantenerte delante de la pantalla durante los 10 episodios de su primera entrega (la cual se puede ver en Amazon Prime).

Estreno ideal para quienes busquen una serie no muy exigente pero que te mantenga pegado a la pantalla. Bajo esas pretensiones creo que casi ninguna serie le puede discutir este puesto a Motherland: Fort Salem.

Comparte: