Review Star Trek Discovery: Unification III

Review Star Trek Discovery: Unification III

Puede ser que esta review sea algo más corta de lo habitual y no porque no haya sido un episodio en el que no haya pasado nada, sino porque no han ocurrido muchas cosas pero han sido intensas, muy intensas, tan intensas que hacen que para mí Sonequa Martin-Green como una actriz digna de ser la spammer del mes en Noviembre.

La semana pasada Michael se ganó el ser relevada de su puesto tras pasarse por el arco del triunfo la órdenes de Saru y yendo junto con Philippa a rescatar a un Booker que había encontrado una caja negra de una de las naves de la quema que podía demostrar que el evento tuvo un origen. ¿Qué pasa? Pues que en su siguiente paso de la investigación necesita los datos de un experimentos de los vulcanos y romulanos llamado SB-19 y que para muchos fue el verdadero origen de la Quema.

Los datos que tiene Michael podrían dilucidar que el experimento no tuvo nada que ver con la Quema y quitar una losa de encima a la sociedad formada desde la época de Spock de ser ellos los culpables del evento, pero para ello necesitan saber qué ocurrió con con el mencionado experimento y que los vulcanos y romulanos compartan sus datos a una Federación a la que le tienen cierto resquemor y cuyas relaciones diplomáticas son más bien nulas en la actualidad.

Ante semejante falta de relación entre ambas partos, Michael se ve forzada a recurrir a una tradición vulcana en la que debe convencer a un consejo de sabios en el que cada miembro mira por sus propios intereses. De todos modos, Michael no estará sola ya que cuenta con la ayuda de su madre, quien consiguió viajar al futuro y reunirse con su hija, formando ahora ella parte de la sociedad vulcana-romulana.

¿Por qué he dicho que ocurren pocas cosas pero intensas en la entradilla? Pues porque el 90% del episodio es Michael intentando venderle la idea de que le den a la federación los datos del experimento mientras ella duda de su posición dentro de la propia federación. Sinceramente, todo este planteamiento funciona porque a Michael la interpreta toda un titán llamada Sonequa Martin-Green que es capaz de marcarse unos monólogos que te ponen los pelos de punta en los que puedes notar tanto las dudas y convicciones del personaje.

Creo que para sorpresa de todos, no logra convencerlos de que les entreguen los datos del SB-19 a la Discovery; sin embargo, ella se compromete que pese a ello seguirá compartiendo la información que vaya consiguiendo respecto a la quema con todo el mundo, con un gesto posiblemente ayude a recuperar la relación que tienen ambas razas con la Federación.

Más allá del lucimiento de la actriz protagonista, la pérdida de rango de Michael ha generando una vacante en la tripulación de la Discovery que debía ser llenado ¿Y quién es la afortunada de ser la mano derecha de Saru? Pues una de las más novatas, la alférez Tilly, quien duda sobre aceptar la propuesta de Saru hasta que toda la tripulación la muestra que pese a inexperiencia confían en ella. Reconozco que esa escena me ha llegado a la patata y me ha parecido una maravillosa demostración de que la Discovery es una familia más que una tripulación.

No tenemos ningún gran avance en la trama global de la temporada, las cosas como son, pero no puedo negar que es un episodio que he disfrutado de una menera bárbara gracias al bestial trabajo de la actriz.

Comparte: