Pilotos: 30 Monedas

Pilotos: 30 Monedas

Últimamente estamos dando más cobertura a la ficción española en televisión, algo que en este blog no hemos hecho durante nuestra trayectoria, pero lo cierto es que las cadenas de este país, o mejor dicho, las diferentes plataformas que tenemos actualmente, nos están haciendo cambiar esa tendencia, porque el material que están lanzando de un tiempo hacía acá merece la pena prestarle atención. Uno de esos ejemplos es 30 Monedas, que desde hoy está disponible en HBO España, y os voy a comentar mis impresiones sobre su piloto.

Hay un sector que todavía no ha superado que en televisión se pueden hacer muchas cosas ya que están a la altura de la gran pantalla. Siguen usando expresiones como “una película de ocho horas”, o “cine en televisión”, o cosas por el estilo. Sobre la serie que nos atañe, ya se han utilizado topicazos de este estilo, y aunque no soy especialmente fan de darle bola a toda esta gente que no supera que la pequeña pantalla está adelantando por la derecha a la grande, lo que hace Álex de la Iglesia en el arranque de esta serie es digna de una producción cinematográfica, qué duda cabe. ¿Es eso válido para tirar de comentarios manidos y seguir encasillados en ese concepto anticuado? El debate está ahí, y no entraré más allá de decir que va siendo hora de comprender que la televisión no tiene ya nada que envidiar al cine.

Volviendo al piloto, decía, que el cineasta español llega a HBO España para hacer lo que le dé la gana. Es así de sencillo. Si sois fans de su filmografía, os va a encantar 30 Monedas, porque tiene todos los elementos que han caracterizado al director durante su trayectoria, y no tiene ningún tipo de atadura o restricción; hace lo que quiere, como quiere, y cuando quiere, y es una auténtica gozada ver el resultado en los casi ochenta minutos que componen el episodio debut de esta nueva serie española, la segunda que llega este mismo otoño tras Patria, y supone un golpe sobre la mesa tremendo al panorama de servicios streaming que tenemos disponibles en nuestro país. Con la adaptación de la novela de Fernando Aramburu y 30 Monedas, HBO tira abajo la puerta y deja en la cuneta a otros servicios streaming que todavía no acaban de tener muy claro que en España también hay margen para ficciones ambiciosas y de calidad, y no simplemente mamarrachadas y productos edulcorados e imbuidos de topicazos ridículos.

Es prácticamente una hora y veinte de duración, pero te parece que pasa el tiempo mucho más rápido. El ritmo que tiene el comienzo de esta historia es tremendo, frenético,  no da descanso al espectador y le mantiene pegado al asiento hasta que cierra un capítulo, cuyos acontecimientos podrían haber dado para toda una temporada (o casi toda) en otras series. Porque ésa es otra: es abrumador la cantidad de cosas que pasan en Telarañas, nombre que recibe el piloto. Cuesta asimilar todo lo que te quieren contar, hay más preguntas que respuestas, y solo quieres saber más acerca de lo que pasa en ese pueblo de Segovia donde se ubica la trama. 

Todo empieza cuando en la localidad en cuestión nace un bebé humano de una vaca. Sí, lo que leéis. Precedido de otro acontecimiento que no desvelaré, así inicia su camino 30 Monedas. A partir de entonces, Paco (Miguel Ángel Silvestre) el alcalde de Pedraza (así se llama el pueblo), y Elena (Megan Montaner), la veterinaria que está presente en el momento de ese parto inexplicable, tratan de arrojar luz a ese fenómeno casi paranormal, y todos los caminos parecen conducir al cura del pueblo, Manuel (Eduard Fernández), un peculiar sacerdote con un pasado bastante llamativo, que parece saber más de lo que dice. Seguir más allá de este punto creo que es contraproducente para aquellos que no lo hayáis visto todavía, porque merece la pena que viváis la experiencia con los menos detalles posibles. Del apartado interpretativo, destacaría por encima del resto a Megan Montaner y a Eduard Fernández, que son los que llevan la mayor parte de la carga en el episodio, y se lucen en sus respectivos roles.

Hace unos meses, HBO lanzó Lovecraft Country, y se convirtió por derecho propio en uno de los estrenos más destacados de este año. 30 Monedas puede ser nuestro Lovecraft Country por la temática que explora, y me atrevería a decir que puede superar lo visto en la serie norteamericana; tiene todos los ingredientes para ello y convertirse en una de las ficciones de referencia en este final de año. 

Comparte: