Review The Walking Dead: A Certain Doom

Review The Walking Dead: A Certain Doom

Normalmente, cuando los guionistas escriben un episodio final lo hacen teniendo en mente tanto el número de episodios que tiene la temporada como la cantidad de tiempo que media entre el episodio emitido y el anterior, que normalmente suele ser una semana.  En esta ocasión ha sido tantos meses que ya no estábamos metidos en la historia y ha costado trabajo enterarse y adentrarse en la trama para dar el cierre a un arco argumental y despedirnos por ahora de la serie.

El calendario no podría haber sido peor. Aunque A Certain Doom no es formalmente, un final de temporada, pues resulta que la décima temporada tendrá veintidós episodios. Pero sí que es un final de temporada de facto, pues no volveremos con The Walking Dead hasta el 2021. Y, en todo caso, los guionistas sí que los escribieron pensando que sería el final de temporada. Pero no sólo no es el final de la temporada, sino que abre paso a casi tres años más de serie… o quizás más.  Por el momento parece que tendremos zombies para rato.

¿Qué nos espera de la franquicia zombi en los próximos años?

  • The Walking Dead: seis episodios adicionales de la décima entrega (se estrenarán el próximo año), y undécima final, compuesta por veinticuatro capítulos, divididos en dos tandas de doce, a emitir en 2021 y 2022.
  • Fear The Walking Dead: el 12 de octubre se estrena su sexta temporada.
  • World Beyond: serie centrada en la primera generación criada tras el apocalipsis zombi, que se estrenó ayer (5 de octubre) y que estará compuesta por dos temporadas.
  • Spin off de Daryl y Carol, cuyo estreno está programado en principio para 2023.
  • Tales of The Walking Dead, serie antológica de arcos episódicos (sin fecha de estreno).
  • Película centrada en Rick Grimes (sin fecha de estreno).

Aparentemente A Certain Doom estaba grabado en su totalidad cuando llegó la crisis del COVID-19 que obligó al confinamiento, pero el episodio no había sido completado en postproducción y por ello no quedó más remedio que dejarlo en una especie de limbo durante meses. Esto ha hecho muchísimo daño a la temporada, pues casi ni recordamos lo que pasó en el episodio anterior.

El problema del COVID ha hecho que A Certain Doom quede en tierra de nadie también desde un punto de vista argumental, pues no se siente ni como season finale, ni como mid season finale (lo que se supone que es),  ni como historia individual fuerte en un episodio solitario. No es nada. Es un episodio random de calidad mediocre aparatado de todos los demás. Es cierto que parece que cerramos la trama de los que sucedió tras la no-muerte de Rick, es verdad que parece que despedimos a los whisperers como enemigos oficiales… pero no lo sentimos así. No lo sentimos de esa manera porque la verdad es que seguimos arrastrando las consecuencias de la marcha de Rick y que la cabeza de los whisperers fue cercenada en Look At The Flowers. Pues por mucho que intenten venderme a ese gigantón trastornado como la némesis de los buenos, no es así. Nunca ha sido así. El antagonista de la temporada no ha sido Beta en ningún momento, era Alpha. En la novena temporada conocimos a una mujer fascinante, una villana con enorme personalidad que hacía que los muertos se movieran a sus órdenes, una villana que nos puso la piel de gallina en muchas ocasiones y que está en lo más alto de elementos terroríficos de esta serie. Una villana que ya murió, de manera que la amenaza que signifique su segundo nunca será mayor que la que significó ella.

Muchas cosas han estado descafeinadas en este episodio aislado, que intenta manejar la tensión de un momento terrible en el que vemos a Beta cercando a nuestros personajes con la horda más enorme que hemos visto en algún tiempo, las tomas a vista de pájaro nos refuerzan que estamos ante una horda descomunal y eso debería asustarnos, pero en ningún momento temí por la vida de ninguno de los personajes principales.

Se supone que dejamos a varios personajes refugiados en un hospital, personajes provenientes de Alexandria, Kingdom, Hilltop y Oceanside. Tienen el plan de acabar con la horda y … el plan que tienen es tan ridículo como eficiente, como se termina demostrando. Algunos de los buenos se quedarían defendiendo el hospital, mientras otros alejaban a la horda usando para ello música a todo volumen, como no es la primera vez que vemos a los walkers persiguiendo el sonido proveniente de altavoces podemos aceptar esta necedad de tintes hippies. Para ponerse en un lugar que lidere la marcha de los muertos, un grupo de personajes debe infiltrarse en la horda y para ello usan el típico disfraz  que consiste en oler mal y se consigue a base de empaparse en vísceras de zombi. Por alguna razón ni siquiera se manchan la cara un poquito con la sangre de muerto, supongo que para que los arqueros no los atraviesen con una flecha de fuego amigo. No lo sé, pero como disfraz ante los walkers yo me untaría hasta el último centímetro de piel y así de paso pasaría un poco desapercibida ante los whisperers, que eso de ir con la cara limpia al descubierto los convierte en un blanco perfecto. como bien descubrió la semi red shirt Beatrice. No vaya a ser que los buenos no completen su plan, Lydia se infiltra también y coge el material que se quedó con la malograda Beatrice.

La aparición de Lydia y su relación con Negan no hace más que ahondar en lo mismo una y otra vez y repetir conceptos es algo que ya aburre a todos el mundo, menos a los guionistas que siguen escribiendo lo mismo una y otra vez.  Los espectadores ya sabemos que Lydia y Negan quieren pertenecer al grupo pero no se sienten parte del mismo; ya sabemos que ambos están marcados por sus acciones pasadas; ya sabemos que cargan con la culpa y el dolor de una vida muy difícil; sabemos que están agotados por el peso de un sinnúmero de pecados a sus espaldas. Ya lo sabemos todo y no hace falta repetirlo más

El duelo entre Negan y Beta podría haber sido un poco más emocionante y más largo,  si hubiera tenido una coreografía de lucha más trabajada y algo más de emoción estaría más contenta. Aún así nos dan lo que necesitábamos y aunque en la pelea entre ambos Daryll tenga un una participación definitiva, sigue siendo en duelo que necesitamos ver.

Hay algunas cosas del episodio que hacen que el espectador se incline a pensar que una historia de amor entre Daryl y Carol es posible. Esos momentos en los que ambos se dicen el uno al otro que están ahí, recalcando la fuerza de su relación de amistad o lo que sea. Aunque algunos espectadores se imaginen una relación sentimental entre estos dos,es algo que no sé muy bien si funcionaría aunque a estas alturas cualquiera sabe lo que puede funcionar. Para mí es bonita la amistad tan especial y sincera que tienen y me fastidiaría que acabasen con una relación así entre un hombre y una mujer heterosexual, pues creo que es muy típico y barato convertir la amistad entre varón y mujer hetero el algo con enfoque romántico. Pero los dos personajes tendrán su propia serie en el futuro, así que no sé qué pensar…

También aparece Magie, aparece durante unos segundos y no sé ni cómo consiguió entrar en el hospital, pero hace su aparición estelar en el momento más oportuno justo para salvar a Gabriel. No hubiera pasado nada si no lo hubieran salvado, antes en esta serie temíamos por los personajes principales, ya no… ya sabemos que todos tendrán buena suerte y sobrevivirán.  Supongo que con la ayuda del misterioso en mascarado, Maggie se hizo un hueco entre la descomunal horda de zombies que rodeaba a sus amigos y supongo que en los episodios que faltan para terminar la temporada conoceremos su historia y lo que ha estado haciendo estos años.

Y bien, mientras tanto tenemos a la pandilla formada por Eugene, Yumiko, Princess y Ezekiel buscando a Stephanie y sus compañeros. La trama no da mucho de si, no es demasiado interesante, pero al menos nos presenta a gente nueva, soldados que han tenido la suficiente cantidad de recursos como para uniformarse, lo que nos lleva a pensar que estamos ante un grupo de personas muy bien organizado.

La trama de los susurradores llega a su fin, quizás el clímax no ha sido tan épico como podría haberlo sido si hubiéramos visto a Alpha como la líder hasta el final, pero sea como sea termina y abrimos paso a un nuevo grupo de supervivientes que no sabemos aún como serán.

Comparte: