Pilotos: The Walking Dead - World Beyond

Pilotos: The Walking Dead – World Beyond

Vaya gol nos ha metido AMC con esta serie. O me lo han metido a mí, que igual no comprendí bien la premisa. Será eso. El caso es que me he dispuesto a ver la nueva ficción del universo zombi de la cadena (aunque yo casi que la considero ya desde hace un tiempo la cadena zombi por diferentes motivos) con una idea de lo que me iba a encontrar, y así ha sido a grandes rasgos; pero hay un punto fundamental que me ha descolocado, y que ahora paso a comentar, junto al resto de impresiones de su piloto.

World Beyond se supone que nos iba a mostrar la vida de una generación que se ha criado tras el apocalipsis zombi que nos mostraron en The Walking Dead y Fear The Walking Dead, con el que arrancaron ambas series. Es decir, yo me imaginaba que iba a ser una serie posterior a ambas, porque sí que es cierto que hay muchos jóvenes en ambas ficciones que han sido criados casi desde su nacimiento en este nuevo mundo, como el caso de Judith en la serie madre, pero supongo que imaginé que nos la ubicarían en un período de tiempo más avanzado que el de las otras dos producciones de la cadena. Pero no.

El segundo spin off de la franquicia es contemporáneo a sus predecesoras. Una de las protagonistas, Iris, nos da el dato que necesitamos para ubicarnos: ella cuenta que tiene el recuerdo de que, diez años atrás, el cielo se derrumbó sobre sus cabezas, y es cuando ella y su hermana Hope (la otra protagonista) perdieron a su madre. Con los flashbacks respectivos, nos muestran aquello que ya vimos en Fear The Walking Dead, el arranque del apocalipsis zombi, y que Rick se perdió en la serie original. Por lo tanto, y he aquí la clave, esta nueva ficción es otra pieza del puzle que se ha montado la AMC con todo lo que ha ido emitiendo durante estos años… y pretende emitir en el futuro próximo.

Nos encontramos ante una sociedad que recuerda mucho a lo que tenía Estados Unidos antes de la catástrofe, si no fuera por el hecho evidente que los muertos siguen vagando libres por el país, y cualquiera que muera se convierte en uno de ellos. En este contexto, las jóvenes que he mencionado antes y dos chicos más, Elton y Silas, se disponen a iniciar su odisea particular para encontrar al padre de ellas, que lleva meses desaparecido tras ser llamado a filas por lo más interesante de todo lo que nos puede ofrecer este spin off, bajo mi punto de vista: la llamada República Cívica.

Nosotros, cuando decidan acabar la franquicia.

Ya los hemos visto antes en Fear y TWD, con sus famosos helicópteros y ese logo que llevan en la solapa. Parecían ser una especie de organización paramilitar y aquí nos ponen más en contexto: se trata de un grupo que está desarrollando una serie de actividades o experimentos en alguna parte indeterminada de lo que era Estados Unidos, y forman parte de la alianza de asentamientos que parecen haber prosperado en todo este caos: Portland, Omaha y Campus Colony, que es el lugar donde viven los protagonistas de World Beyond. Mediante un acuerdo entre todos ellos, dan soporte y colaboran con estas comunidades, pero como deja entrever la cara visible de este grupo, Elizabeth Kublek (Julia Ormond), parece que sus intereses se mueven en direcciones que no comparten con el resto de aliados, y ahí creo que radica mi principal interés en la serie.

¿Ver a los chavales matar zombis por toda América mientras van en busca del padre de ellas? Me da igual. ¿Saber más de esta República Cívica? Por supuesto ¿Había necesidad de esta serie? Probablemente no. Al menos, aplaudo el esfuerzo de AMC por querer conectar toda esta franquicia, que más dispersada no podía estar, porque, pensadlo. TWD tiene lugar en la costa este, Fear en la parte suroeste de Estados Unidos, y ahora nos cuentan que los principales núcleos de población de World Beyond están ubicados en la costa oeste y centro del país. Viendo las apariciones previas de esta República Cívica en las otras dos series, ahora la conexión entre todas ellas está más viva que nunca, y más si son todas contemporáneas. Eso me gusta.

Ahora bien, AMC ya está aproximándose a su zombificación total, y eso no sé hasta qué punto puede llegar a ser una buena noticia, si solo invierten en proyectos de esta franquicia y no diversifican en otras ficciones nuevas, que les pongan de nuevo en el lugar que perdieron con la marcha de bastiones como Mad Men, Breaking Bad (al que todavía se agarran, aunque por poco tiempo más, con Better Call Saul), o incluso Halt and Catch Fire. Lo mejor es que World Beyond está confirmado como un evento de dos temporadas… aunque quién sabe si no será renovada si termina teniendo éxito.

Comparte: