Review The Walking Dead: Look at the Flowers

Review The Walking Dead: Look at the Flowers

En este episodio vemos como van las cosas después de la derrota del Hilltop y la caída de la líder de Los Susurradores. Era preciso retomar esta historia tras la interrupción de la trama que fue la aventura psicotrópica protagonizada por Michonne. Las cosas están más o menos tal como quedaron tras la batalla, algunos personas andan perdidos y otros se sienten derrotados, mientras que una nueva esperanza, concretada en un grupo de personas que podrían ser buenas personas, se abre camino.

Normalmente los segundos heredan el poder cuando los líderes palman, pero tres susurradores anónimos eligen a Negan como líder en lugar de a Beta y … no les funciona muy bien tomar esta decisión. La escena del teatrillo cutre que se marcan Negan y Daryl con la traición inventada suma puntos a la camaradería forzada entre estos dos personajes, pero me  resulta muy poco verosímil. También choca un poco que esos tres susurradores random se arrodillen metafóricamente ante Negan y éste no sólo renuncie a ese poder (que nos ha confesado que adora), sino que los asesina sin siquiera darles la oportunidad de reconducir sus vidas en Alexandria. Si bien quizás no es muy propio de Negan ser compasivo,  si  que quiere una segunda oportunidad para si mismo y para reforzar esa idea no hubiera estado de más que pidiera esa segunda oportunidad también para otros. Quizás no os parezcan relevantes esos tres redshirts que eligieron al líder equivocado, pero si lo analizamos a fondo, creo que sí que es importante, puesto que los guionistas quieren convencernos de que aceptar a Negan como un miembro libre de la comunidad tiene sentido; quieren, no sólo que le perdonemos sus pecados, sino que nos convezcamos de que los personajes se los perdonarían también. Cuesta mucho tragar con esa idea, resulta difícil creer que Rosita pueda perdonar la muerte de Abraham, que los amigos de Gleen que quedan le hayan olvidado, cuesta creer que el propio Daryl olvide su secuestro o que Eugene pase por alto el sufrimiento pasado. Para los espectadores es dificil olvidarnos de su crueldad, de su haren, de sus torturas con la placha o de su obsesión arrogante y tirana. Pero los guionistas tienen que hacernos creer que todo eso quedó atrás y que Negan ahora es un miembro valioso de la comunidad, es así porque así ocurre en la obra original y es así porque no tiene sentido tener a Jeffrey Dean Morgan encarcelado al margen de todo cuando daría mucho más juego interactuando con la trama de forma más activa. Es una apuesta arriesgada con la evolución que ha mantenido el personaje hasta el momento y lo que hemos visto en este episodio me ha servido para reforzar la idea de que Negan es un tipo que no puede convivir con los demás.

En uno de los momentos más relevantes del episodio asistimos a algo así como una reconciliación de caballeros entre Negan y Daryl, ambos se siguen odiando un poco… pero sólo un poco. Negan abre su corazón y confiesa que se sintió importante estando en la cúpula de Los Susurradores, que le gustó volver a sentir que estaba al mando. Después de siete años encerrado y sintiéndose despreciado por la comunidad en la que vivió, le gustó acariciar el poder de nuevo. En parte los espectadores sabíamos que le había gustado estar con Los Susurradores, pero supongo que también era bastante previsible que a la hora de elegir un bando u otro, se quedaría con el que protege a los niños en lugar de abandonarlos a las hordas de zombies o asesinarlos directamente. Me ha gustado como ambos hablan de Carol, como Negan entiende o cree entender la relación especial que tienen Carol y Daryl, me gusta como gracias a una mujer fuerte que hace siempre lo que le da la gana, dos hombres tan diferentes encuentran algunos puntos en común y son capaces de sentarse juntos a esperarla.

Negan pensó que Carol no iba a volver, creo que incluso Daryl llegó a coincidir con él en esto, pero al final del episodio parece ser que Carol volvió. A veces las personas huyen de sus miedos refugiándose en mundos interiores, encerrándose en si mismos. Otros, como Carol, simplemente huyen del todo poniendo kilómetros geográficos entre su persona y los problemas que la torturan. Como ya lo ha hecho tantas veces el personaje que cansa sobremanera pensar que pueda volver a escaparse otra vez. No es la primera vez que vemos como Carol vive en una comunidad, se salta las normas, hace algo súper controvertido, desaparece y se va a vivir sola, al final vuelve. Es una mecánica que ya aburre y en este episodio han repetido la misma idea otra vez, también han vuelto a marear con la culpabilidad de Carol, con el dolor que ha sufrido y el dolor que ha causado. Sabemos que echa de menos a todos los que ha perdido por el camino, sabemos que sufre, sabemos que tiene una de las almas más torturadas de The Walking Dead, pero creo que ya basta de repetirnos con su historia una y otra vez. En este episodio la vemos huir, enfrentarse a la muerte, asumir que quiere sobrevivir y hacer desaparecer a su Alpha imaginaria, la que le recuerda a Mika, Lizzie, Henry, Sophia y el resto de hijos que ha perdido en este tortuoso camino.

Sin embargo, aunque no alabo las decisiones de Carol, creo que en algunos casos huir es más sano que encerrarte en una casa entre discos viejos y rememorar tu época de estrella del country imaginando que un montón de muertos atraídos por el ruido son un montón de fans atraídos por tu música.

Mientras tanto Eugene sigue enamorado, al pobre tipo le ha tocado protagonizar la segunda historia de amor más lamentable de la serie (porque la más lamentable es todo lo que se refiere a Rosita) y ahora se dirige a un encuentro con su cita. Lo veremos encontrar a su amada Stephanie y con ello, quizás, dar paso a nuevas subtramas que impliquen la suma de otra comunidad. También asistimos a un momento que suena al último del bromance entre Ezekiel y Jerry, pues supongo que Ezekiel morirá pronto y abandonará la serie, aunque creo que antes nos dará alguna alegría con esta gente extraña que vive en una ciudad que parece un parque temático donde tienen zombies en lugar de animatronics. No sé por donde ira la trama con esta gente nueva, pero tengo bastante curiosidad al respecto.

Como sabéis este año nos tocan varias temporadas interruptus que pueden cortarnos un poco el rollo y The Walking Dead es una de las afectadas, pues aunque la temporada completa está filmada, no es posible realizar la postproducción debido a la crisis provocada por el coronavirus. La semana que viene veremos algo así como la season finale, salvo porque no será la season finale, aunque sí el último episodio que veremos hasta dentro de unos meses.

Comparte: