Review Supernatural: The Trap

Review Supernatural: The Trap

Regresamos tras el parón navideño con un episodio que dista mucho de ser relleno, pero tampoco aporta nada verdaderamente especial.

Recientemente he vuelto a comenzar la serie, aún ando por la primera temporada (acabo de ver el mítico Bloody Mary) y lo cierto es que es altamente notable el bajón de calidad que experimentó Supernatural tras la marcha de su creador al finalizar la temporada quinta. No sólo se percibe que la serie es menos interesante en términos de historia, también es fácil notar como está realiza con menos mimo, menos cariño o menos interés. Esta falta de pulcritud a la hora de rodar, interpretar o dirigir salta a la vista en cada mínimo detalle, analizando The Trap ni nos creeemos a Jared siendo torturado con un chuchillo de mantequilla, ni nos creemos a Eileen siendo una sorda que se entera de absolutamente todo (aunque tenga a su interlocutor de espaldas y no pueda leerle los labios), ni nos creemos un Purgatorio donde Cass y Dean pasean por el campo o donde Castiel escapa porque sí de unos monstruos que lo capturan porque sí. Una cosa es la suspensión de la incredulidad y otra es tomarnos por tontos…

Lo que más me ha gustado es el cliffhanger, supongo que quiero que nuestros chicos jueguen algún arma secreta que Chuck no tenga prevista y ganen de una maldita vez… y como ya no tenemos a Kripke y los guiones los escriben las mascotas de los becarios, pues supongo que eso es justo lo que conseguiremos. El episodio intenta poner el foco en que Sam era poderoso porque tenía esperanza en la victoria y como Chuck es malvado le arrebata esa esperanza y como nada tiene mucho sentido Sam se cree firmemente a su enemigo cuando le enseña el futuro (en lugar de creerse sus propias visiones o al menos dudar un poco) y opta por no atacar a Chuck en el salón de juegos, aunque al final del episodio decide que simplemente lo atacará otro día y usará otra táctica, porque si en un mundo con Dios enjaulado ganan los monstruos es imposible que los monstruos ganen con Dios … enjaulado de otra manera.

Con la idea de despojar a Sam de toda esperanza y así salvarse a si mismo de los Winchester y de paso recuperarse de la herida de bala, Chuck traza un plan maestro. Chuck secuestra a Eileen y a Sam, posee a la mujer y le enseña las posibilidades del futuro a Sam.Es un futuro desgarrador donde los Winchester ven perecer a todos sus amigos, asisten a la victoria de los monstruos frente a los hombres y finalmente mueren dos veces, primero cuando se convierten en vampiros y después cuando son asesinados por Bobby. Es todo muy poético y muy teatral, pero en definitiva es poco creíble. Los espectadores tenemos que creernos que ese futuro es fijo y que no puede reescribirse, cuando en otros momentos de la serie los hermanos han conseguido cambiar el destino y escribir un futuro diferente al que tenían planeado, por ejemplo, Michael y Lucifer.

También hay que creer que esas imágenes no pertenecen a otra realidad… Es complicado aceptar que cuando Sam ve visiones de los finales que ha ideado Chuck (después de que lo viéramos ideando finales junto a Becky) no son cosas que ha pensado Chuck sino que es lo real de otros universos, pero cuando Chuck le muestra a Sam el futuro es el futuro y punto. No sé… no me lo creo, o al menos no me gusta como los guionistas quieren que me lo crea.

Aunque hay cosas que podrían haber funcionado mejor, algunas ideas son interesantes: Chuck sale victorioso pero sigue siendo el gran villano; las imágenes del futuro pertencen a un momento en el cual la serie ya se habrá acabado así que nos quedamos con eso pendiente ahí… los chicos pueden morir una vez que veamos la Series Finale, sus historias no tienen porque estar necesariamente completas al terminar Supernatural; Eileen se marcha, lo que significa que por ahora estará a salvo u que volverá en el futuro para morir o para poner la guinda del pastel en el happy ending de Sam.

La trama menos principal del episodio sitúa a Dean y a Cass paseando por el Purgatorio, nos enteramos de que Benny ha muerto, pero por lo demás las cosas no parecen haber cambiado mucho por allí. Al menos hemos visto a los amigos reconciliarse por fin, Dean suelta una plegaria y Castiel la oye, ambos se disculpan y se sinceran sobre sus comportamientos pasados. Era una conversación necesaria para que los dos amigos pasaran página y el Purgatorio es el lugar ideal para una charla como esa.

Creo que el episodio está lejos de ser bueno, pero al menos abre una puerta al interés al poner a Jack de nuevo en el juego.

Autoreferencias encontradas en The Trap, Supernatural 15×09.

  • Billie la parca, que conocimos en  Form and Void, en la temporada 11 y que desde entonces aparece de forma puntual en la serie.
  • El Borax que usan en el Purgatorio es un producto de limpieza que quema a los leviatanés y que descubrió casualmente Jody Mills mientras limpiaba en Slash Fiction (séptima temporada).
  • En All Along the Watchtower (temporada 12) conocimos al Bobby de la realidad alternativo, que es quien termina asesinando a los hermanos Winchester vampirizados según las profecáas de Chuck
  • Conocimos el Purgatorio en la sexta temporada
  • Conocimos en la vacía en la temporada decimotercera

Comparte: