Review The Flash: Into the Void

Review The Flash: Into the Void

“Ah shit, here we go again” Volvió The Flash y aunque por motivos personales me he retrasado un par de días, como siempre aquí tenéis mis reviews de una serie que ha vuelto con una premiere … que me ha dejado con 0 ganas de escribir estas líneas, pero bueno, como soy una persona cumplidora aquí estoy delante del teclado dejando mis impresiones de este “Into the void”.

Antes de nada recordemos de dónde venimos, de una temporada que mejoró ligeramente el nivel medio respecto a la anterior, pero que cuyos antagonistas principales (Cicada) eran un puñetera broma comparado con los anteriores. Lograron que Cicada desapareciera, frustraron el plan de Thawne (pero poco), Cisco decide quitarse los poderes y Nora desaparece por la nueva línea temporal después de haberla liado parda. ¿Qué nos encontramos? Al Team Flash atrapando versiones que Godspeed (aquel villano que propició el debut de Nora en su línea temporal) que están apareciendo desde el futuro y que por lo visto están apareciendo en el presente incapaces de articular palabras … ¿Os ha parecido interesante? Pues bien, no habrá ninguna otra mención de ello en el resto del episodio, aunque espero y deseo que lo hayan metido como algo relacionado con la Crisis on Infinite Earths de final de año, pero ese es un tema del que ya hablaré en el final de la review.

«Hola amigos, en este videotutorial aprenderemos a hacer un acelerador de partículas con 2 clips y una lata de cerveza»

¿Y en qué se centra el episodio? Pues en el meta-humano de la semana, un chico que después de jugar a los científicos en casa se queda catatónico y empieza a abrir agujeros negros por la ciudad… ya está, eso es todo, no esperéis más. La premisa es algo pobre (bastante pobre) y únicamente sirve de excusa para saber un poco qué dilemas personales tienen los personajes principales, enfocados principalmente en Iris y Caitlin; ya que la primera es incapaz de superar la pérdida de Nora temiendo perder también a Barry y la segunda al tener (otra vez) problemas de pareja con su alter ego al ignorar Caitlin que a lo mejor Killer Frost quiere vivir su propia vida.

Como la trama del capítulo es carne del “save the day” de turno habrá que pensar qué más puede ofrecer esta premiere: presentarnos al Doctor Mohinder Suresh … quiero decir Ramsey Rosso; quién sabemos que será posiblemente un villano medianamente importante esta temporada al ser un actor que conocemos, tener ideas de científico loco como crear una cura contra el cáncer usando materia oscura que luego se inyecta en si mismo y la más importante, tirarle fichas a Caitlin. 

«¿Hace cuánto que no miráis el periódico holográfico ese para que tenga que venir yo a deciros que la Crisis se adelanta a este año?»

Ahora la gran pregunta que me hago (y que ya me la hice en el final de la anterior temporada), en parte de por la aparición de Monitor diciéndoles tan pancho a Barry y Iris que Flash tiene que morir para que todos se salven en diciembre: ¿cuánto habrá de trama global este año y cuánto de introducción a Crisis? El crossover de este año es algo más que la excusa anual para juntar a todas las series del Arrowverso, le han puesto el título que lo asocia a uno de los arcos más grandes e importantes de DC Comics y si quieres que esto salga bien, no vale con sacárselo de la manga la semana de antes. De momento me parece que lo están construyendo bien, pues llevan con ello desde el final de Elseworlds, pero espero que ese tono pre-Crisis vaya in crescendo a medida que avance la primera mitad de esta temporada y que la trama de Rosso sea más un entrante que el plato principal de este tramo en The Flash.

Comparte: