Review Legacies: There's Always a Loophole

Review Legacies: There’s Always a Loophole

La primera temporada de Legacies ha llegado a su final, y lo cierto es que la valoración que le doy, una vez terminada, es de notable alto. Ha ido de menos a más, y nos ha dejado capítulos la mar de entretenidos, consiguiendo que la historia fuera ganando interés con el paso de las semanas, hasta alcanzar la conclusión en esta. Vamos a ver qué nos ha dejado la Season Finale.

El episodio anterior concluía con Triad irrumpiendo a la fuerza en los terrenos de la Escuela Salvatore, con el objetivo claro de encontrar el último artefacto que desbloqueara el pozo de Malivore. El asalto podría haber ido a mayores, pero creo que todos nos imaginábamos que no dejaría ninguna víctima importante por el camino, aunque el disparo recibido por Josie podía presagiar algo malo para la hija de Alaric. No obstante, recordemos que en Legacies tenemos a Hope, que es la solución para todo (luego entro en eso), y aunque los agentes de Triad utilizaran armas cargadas con la sustancia que desprendía el pozo que han custodiado durante años, con la hija de Klaus por allí difícilmente iban a ocasionar mayores problemas. De hecho, creo que ha sido un acierto hacer que Hope vaya a buscar a Landon y se aleje de la escuela, para centrar la atención en el resto de personajes, porque con Hope con todos sus poderes disponibles, el asalto hubiera durado más bien poco. Es una forma de darles bola al resto de compañeros de la joven en la Season Finale, y que al menos se luzcan un poco antes de la conclusión de la temporada. Ah, y también que salga gente nueva, que parece que en la escuela solo estudian diez o quince alumnos.

Entre los que han tenido cuota de lucimiento, destacaría por encima de todos a MG, que ha sido clave al comienzo de la ocupación, y luego ejerciendo de potencial líder con Kaleb cuando quería acabar con la vida con el principal agente de Triad que nos ha mostrado el episodio. El muchacho ha experimentado una evolución más que interesante durante esta segunda mitad de temporada, y a pesar de que sigo pensando que hacerle un destripador queda poco original, al menos a partir de que matara a Landon hace unas semanas hemos visto una progresión hacia algo que puede llegar a convertirle en un personaje más destacado en la próxima temporada. El arrepentimiento que siente tras lo ocurrido ha ocasionado que su actitud cambie, y eso siempre es bueno.

Las que también han tenido su cuota de protagonismo han sido las hermanas Saltzman, que han hecho las paces ante la posible muerte de Josie; como pasa muchas veces, hasta que no llega un punto límite, los humanos no somos capaces de dar marcha atrás y poner medidas para arreglar los errores cometidos, o para mejorar en ciertos aspectos. De paso, todo el follón en la escuela ha servido para que encuentren un artefacto que ocultaba Alaric en su despacho, que parecen reconocer y que estará conectado con la historia de su linaje, aparentemente. Tengo buena memoria, pero si este objeto ha salido antes en el universo The Vampire Diaries, por favor, comentadlo, porque ahora mismo no caigo. Una de las cosas que más espero de cara a la próxima temporada es que profundicemos más en la trama Géminis, que puede servir para que las hermanas ganen más importancia y no toda la serie gire en torno a Hope y lo que le sucede. Legacies tiene que seguir mejorando, y darle relevancia a sus otros personajes es esencial para lograrlo.

Pero vamos a lo gordo, a la chicha. La semana pasada os dije que me gustó ese giro al lado oscuro de Landon tras sus charlas con el agente Clarke. Hubiera estado bien, sí; encima, en la Finale descubrimos que Landon era el receptáculo que serviría para que Malivore regresara a la vida. Haber tenido como villano de la segunda entrega al joven como esta criatura, al menos durante una parte de la misma, no me hubiese importado. Pero resulta que el chaval estaba infiltrado, y quería impedir que su hermano se apoderara del último objeto, guiándole incorrectamente y haciéndole perder el tiempo, en lo que la caballería llegaba a su rescate. Lo han hecho más listo de lo que a mí me parece, sinceramente.

El problema de todo esto es que Hope es la protagonista de esta historia, la heroína, y como tal, tiene que enfrentarse a los problemas que aparecen. En la review pasada dije que nos habían tirado a la cara que Hope iba a ser la clave para detener a Malivore, era evidente. Y aunque me gusta la cuadratura del círculo, el hilar toda la mitología de la saga con el hecho de que, al crear a Malivore, la naturaleza tenía que buscar una forma de autocorregirse, y que esa manera sea la existencia de la joven, creo que la forma escogida para narrar estos dos últimos capítulos ha hecho que, desde el momento en el que ella se percata que no ha sido herida por las balas y sugiere dar su sangre a Josie, ya todos sepamos qué va a hacer. El factor sorpresa creo que es esencial en los finales de temporada y, in my opinion, han jugado mal la carta, al mostrar demasiado sus intenciones para con Hope y Malivore.

Y luego está la cuestión de si es el momento para que el personaje central de la serie se sacrifique para salvar al mundo. Es más que evidente que volverá  de alguna forma, la cuestión es cuándo. Se me vienen a la cabeza dos opciones: que veamos algo parecido a lo que tuvimos en The Vampire Diaries tras su quinta temporada con Damon y Bonnie en ese mundo prisión pero con Clarke y Hope; o que comience la entrega con ella volviendo, y tiren de flashbacks o con una explicación más o menos elaborada de cómo ha vuelto. Si es el primer escenario, me parece, de entrada, una pérdida de tiempo, a menos que salga algo bueno de ahí; en The Vampire Diaries fue Kai, faltaría ver si son capaces de repetir un éxito semejante. Y si es el segundo, ya puede ser una buena explicación, o no tirar de flashbacks mucho tiempo. Otro escenario no se me ocurre, aunque yo no soy el showrunner de Legacies.

El timing del sacrificio me parece algo forzado, si lo vemos como una serie que acaba de empezar. Si lo vemos como la decimocuarta entrega dentro del universo The Vampire Diaries, lo puedo llegar a comprar. Si partimos de que es una ficción que ha empezado su andadura hace escasos siete meses, recurrir a la carta del sacrificio de su protagonista me parece una sobrada excesiva. Me ha recordado a lo que hicieron en su día con Buffy, y supongo que si visteis la serie sabréis de qué punto de la historia os hablo. No sé si es una especie de homenaje o qué, pero creo que no ha quedado bien, al menos desde mi punto de vista. Cuando se hizo en Buffy, la ficción ya tenía una trayectoria, se escogió un momento importante, y ya había pasado tiempo suficiente como para encariñarse con el personaje y el resto del elenco. El efecto no es el mismo que en esa serie, porque aquí sabemos que Legacies volverá y, por lo tanto, Hope volverá. Si a eso le unes la cantidad de pistas que han dejado y que ya he mencionado anteriormente, eso genera que un final impactante y un acto de sacrificio semejante quede en algo previsible y sin emoción ninguna. Creo que lo han intentado paliar con una de las escenas más bonitas de la serie, con la conversación que mantiene Hope con Alaric momentos antes de lanzarse al vacío con Clarke, pero ese gran momento no compensa un final carente de impacto. Por lo general, Julie Plec nos solía dejar con finales sorprendentes y que te dejaban con ganas de ver más, y aquí no sé si ella sabía que Legacies volvería cuando escribió el final, porque me da la sensación de que si este episodio hubiera sido la Series Finale, hubiera valido perfectamente. Hope cierra el círculo e impide que Malivore campe a sus anchas por el mundo. Quitando algunas cosas, como el futuro de las hijas de Alaric o qué pasará con Rafael tras su transformación completa en lobo, que no me parecen lo suficientemente relevantes, podría haberse terminado la serie aquí y no hubiera pasado nada.

Otra reflexión. El hecho de hacer a Hope una tríhibrida hace que sea muy suculento convertirla en un Deus ex Machina con patas, en plan «Joder, hemos creado un monstruo imposible de matar, ¿qué hacemos ahora? Usemos a Hope«, y no me gustaría en absoluto. El hecho de que sea la protagonista no implica que la historia pierda su coherencia. En esta temporada, han querido hacer que ella fuera la respuesta de la naturaleza a Malivore, para contrarrestar su creación, vale, bien. Pero usarla a partir de ahora para resolver las tramas principales de la historia a base de sus sacrificios o medidas semejantes, creo que desvirtuaría su personaje demasiado. Ya tuve bastante en The Vampire Diaries con que usaran a Bonnie para resolver cualquier movida que se les plantara delante a los protagonistas, y que muriera veinte veces (es una forma de hablar), y volviera a la vida otras tantas; no quiero que acabe pasando eso con Hope. Por cierto, un detalle. Julie Plec ha dicho recientemente que, a pesar de tener sangre de bruja, hombre lobo y vampiro, Hope no ha activado todavía esta última parte de su ser. Si se supone que ha muerto en esta Season Finale y volviera en la próxima temporada, ¿entiendo que ya volverá convertida completamente en una tríhibrida? Si es así, eso también puede ser interesante de explorar. Veremos qué pasa.

Aun con fallos o puntos negativos, Legacies ha conseguido ser constante durante toda su primera temporada y nos ha dejado una entrega debut de lo más digna, entretenida como ella sola. De cara al próximo curso, me gustaría que volviera alguno de los personajes del universo The Vampire Diaries, que se explorara más todo el tema del aquelarre Géminis, y que al villano (o villana) de la próxima entrega le veamos durante la misma, y no recurrieran tanto al «monster of the week«. En cualquier caso, creo que podemos estar satisfechos con lo visto este año, y por mi parte quiero ver qué depara la próxima. Si todo va bien, seguiremos escribiendo reviews de Legacies a su vuelta, así que os espero aquí a tod@s. Un saludo y hasta la próxima.

Comparte: