Review Legacies: Malivore

Review Legacies: Malivore

Tras una semana de parón, regresamos con las reviews de Legacies, con un episodio algo más calmado pero que por fin va dando respuestas, o al menos va avanzando cosas alrededor del gran misterio de la temporada: el puñal. Además, parece que Landon y su pasado están conectados con ese dilema que ha monopolizado el arranque de serie, lo cual hace ganar puntos a la ficción, al menos para mi gusto. Vamos con el quinto capítulo, Malivore.

Precisamente ya podemos asociar esa palabra con algo concreto, no solo con el título del episodio. La criatura que hemos conocido esta semana es una dríade, un espíritu de los árboles y que no tiene nada que ver con lo peligrosos que habían sido los otros seres que habían desfilado por Legacies hasta el momento. Se trata de un ser pacífico, que como todos se defiende en caso de ser atacado, pero que cae en la trampa que le tiende Dorian y les sirve a Alaric y a él para intentar averiguar más sobre la conexión que tienen con el puñal. Hemos tenido una parte del episodio que nos ha servido para saber más del pasado de este ser y para hacer empatizar al espectador con ella, para que cuando llegara el momento de su muerte nos diera algo de pena por ese ser. Lo cierto es que lo consigue, pero está tan manido este recurso que tampoco le voy a dar más importancia. Lo relevante, lo fundamental, lo que interesa al espectador: Malivore es, aparentemente, un pozo de oscuridad donde, según ha contado la dríade, fueron atraídos diferentes criaturas (que no fue capaz de distinguir) y les fueron dadas unas instrucciones en las que les indicaban que si recuperaban ese puñal hallarían la paz y tranquilidad de espíritu, y chorradas de ese estilo. Lo que extraigo yo de ese relato es que ese lugar es una especie de faro (en sentido figurado, no literal, aunque a saber) que atrae a toda clase de criaturas y luego les hipnotiza o les induce una especie de control mental similar a lo que vemos en los vampiros o algo por el estilo, para cumplir sus órdenes. De la actitud de ella se desprende todo esto, ya que en el momento que cuenta lo que sentía en ese pozo y empieza a mirar al puñal, la mirada se le pierde y solo puede ver el arma que empuña Alaric. Por si fuera poco, dibuja un símbolo que está directamente relacionado con ese lugar, y que lo lleva como colgante la supuesta madre de Landon, por lo que el enlace entre Landon y Malivore ya está trenzado, y solo falta que la trama indague más todavía.

Precisamente el muchacho ha sido de nuevo objeto de la trama más importante del episodio, lo que pasaba en la escuela Salvatore. Básicamente han formado lo que viene siendo un consejo de estudiantes, mediante votaciones para elegir al representante de cada facción, lo que nos ha dejado varios conflictos interesantes durante el episodio, y el resultado me ha gustado porque no ha sido tan predecible como se preveía.

Rafael sigue dando pasos adelante en su evolución como personaje y asume el control de la facción de los hombres lobo, a base de una serie de mamporros al alfa anterior, Jed, que pierde su posición de poder en favor del recién llegado, que ahora es el líder de los suyos. Una de las cosas que me gusta ver en las series es cómo los personajes parten del punto A y luego acaban en el punto B, pero tras superar una serie de vivencias y la forma en la que llegan ahí, y que suele hacerles ganar puntos dependiendo de cómo se lleve la trama en cuestión. En cinco capítulos hacerle alfa de los licántropos de la escuela me resulta muy interesante, teniendo en cuenta que acabamos de empezar.

Lizzie se lleva un buen varapalo ya que, tras postularse como candidata para ser la lideresa de las brujas, acaba perdiendo en favor de su hermana, tras una maniobra realizada por Penélope para fastidiarla. El hecho de que gane Josie es una opción que me gusta más, ya que es bastante más estable emocionalmente hablando que Lizzie, y la veo más centrada para llevar a cabo un papel más relevante como lideresa de los suyos. Eso sí, tras la reacción de Lizzie al conversar con Penélope y lo de enrollarse posteriormente con Rafael, que le gusta mucho a su hermana, traerá cola y puede abrir ahí un conflicto interesante entre ambas hermanas en próximos episodios. Falta ver si lo deciden explotar o se queda en una riña y nada más.

Otro que también se lleva un chasco es MG, de lo que me alegro personalmente, ya que su personaje por ahora sirve solo para el alivio cómico y no está aportando demasiado que digamos. El tono gris de Kaleb me gusta más, y creo que puede dar más juego a la hora de los conflictos que puedan surgir entre facciones, o en la trama global una vez tenga un mayor impacto en todos los personajes de la serie.

Con estos líderes escogidos y Hope designada por enchufe (es lo que tiene ser la prota y proceder de tres linajes sobrenaturales distintos), se toma la decisión que involucra a Landon: si continúa o no en la escuela. Tras una apretada votación, el chaval va a tener que abandonar la casa al estilo Gran Hermano, y se dirige a Nueva Orleans, para que sea ayudado por un amigo de la familia Mikaelson a buscar sus orígenes y conocer su linaje. ¿Puede ser ese amigo Vincent? ¿Marcel? Espero ver algún rostro conocido de The Originals desfilar por Legacies en próximos episodios para ayudar a Landon en su búsqueda.

Al margen de esto, las pruebas a las que le somete Hope no aportan ninguna pista sobre qué es exactamente. Yo creo que no hay nada que ver por ahora, porque no se han activado sus verdaderos poderes. Es como la maldición de los hombres lobo; el gen licántropo está dormido hasta que matas a alguien, y entonces se activa. Supongo que con Landon irá la cosa de una forma similar, y que una vez que entre en contacto con Malivore o un canalizador del poder de ese lugar (como por ejemplo, el puñal), se manifestarán sus habilidades reales. No creo que él sea el villano de la serie, pero quizá su padre o un familiar suyo, o simplemente el enemigo que está por revelarse necesite de su interacción para desatar ese mal. Por ejemplo, que el espíritu maligno del lugar requiera de un recipiente para poder salir al mundo, poseyendo a Landon mismamente. Todo esto son conjeturas, pero no me extrañaría acertar con alguna. O quizá no, igual me sorprenden y me salen por otros derroteros.

Con un beso entre Hope y Landon y esa conexión que nos muestran entre el joven y Malivore despedimos el episodio. Me sabe mal por Hope, que se ha fijado en el chaval cuando parece que le va a traer más problemas que otra cosa, pero en ese sentido también me recuerda a Buffy, que tuvo intereses amorosos más complicados que sencillos. Nos vemos la semana que viene con una nueva review.

Comparte: