Review The 100: How We Get to Peace

Review The 100: How We Get to Peace

Otro episodio excelente más. Lo único malo de lo que está haciendo The 100 este año es que es irrepetible. Está manteniendo un nivel tan alto que es imposible que la sexta temporada mantenga este ritmo de calidad. How We Get to Peace nos ha dado reflexiones sobre el fin y los medios, sobre la justificación de los errores, la lealtad, la esperanza y la violencia. Como siempre también hemos tenido buenas dosis de acción y un par de escenas que nos han dejado mudos de asombro. Otro episodio magnífico que se suma a esta magnífica temporada.

Vincent me encanta. Un psicópata educado y elegante es justo lo que necesitábamos para hacer esta serie aún más interesante. Además comparte un secreto con la líder del grupo (cuestionada por una facción) y la doctora (adicta a las drogas). Espero que Vincent, McReary, Diyoza y Shaw duren algunas temporadas. Los personajes del Eligius han dado un soplo de aire fresco a la serie y ahora que nos hemos quedado sin Cooper empiezo a temer por la vida de los nuevos personajes, que han servido para dar un impulso único a la mejor temporada de la serie.  Quiero que la nueva sociedad, esa por la que todos dicen estar luchando, cuente con personas del Eligius, igual que Wonkru se formó con hombres y mujeres de todos los clanes, incluidos los del Arca. Diyoza representa la esperanza en un futuro para la humanidad y merece participar en ese futuro, merece ayudar a construirlo. Su hija, que presumiblemente se llamará Hope (un nombre que a la CW le encanta poner a las niñas) es el pilar de ese futuro y Kane ha adoptado a Charmaine como la pupila que Octavia no quiso ser.

Octavia es innecesariamente malvada, pero al menos la vemos desde lejos con su maldad como estandarte. El resto de personajes son despiadados y se dicen a si mismos que lo hacen con nobles fines. No era necesario matar a Cooper, pero parece que Monty y Harper son los únicos que entienden que no pueden lograr la paz si siguen asesinando a cualquier persona que represente un leve obstáculo. El truco de mantener en secreto que usarían los huevos y no los gusanos ha servido para desenmascarar traidores y pese a que Blooderina sabe de la participación de Indra y Bellamy, elige ejecutar solamente a Clarke. Puede que sea una gobernante tirana, puede que sea despiadada, pero es de agradecer que no se esconda… como hacen los demás, como hace su hermano, sentándose a compartir con ella la comida cuando tenía pensando envenenarla. Esto traerá consecuencias. No sabemos cuáles ni cuándo, pero dudo que la relación de los hermanos Blake se recupere de esta traición.

Me gusta que hayan utilizado un comentario que en su momento pareció un refresco cómico para darle un giro radical a la trama. Las algas que parecían servir sólo como elemento gracioso han terminado por sumir a Octavia en un coma que será decisivo a la hora de lograr la paz con Diyoza, presumiblemente ella se lo tome bastante mal cuando despierte o quizás tengamos un arco argumental según el cual algunos luchan para que Octavia nunca despierte. Sea como sea, me parece muy acertada la forma en la que han resuelto el conflicto. No hubiera sido realista que Bellamy consintiera el asesinato de su hermana, la serie es dura y aunque nos pinte a Bellamy como un asesino no nos creeríamos que tomase esa opción con O, a quien ha estado protegiendo desde el primer momento. Una cosa es que nos hayamos saltado seis años de su evolución como personaje y otra muy distinta es convertir al joven en alguien completamente distinto al que conocíamos desde la primera temporada. Es decir, podrían haber hecho lo que han hecho con Raven. Por alguna misteriosa razón, algún guionista loco ha creído que ver a Raven diciéndole a Echo que mate a Shaw es buena idea… y no lo es. Raven es de los pocos personajes que actúan con cierta ética y no resulta verosímil que pase de luchar por Shaw a querer verlo muerto en un santiamen, simplemente porque quiere cortarle el suministro a una yonki. Puede que tenga un trauma debido a que su madre murió alcohólica, puede que tenga con Abby una relación materno filial, puede que odie a Diyoza por mil razones y quizás incluso sea tácticamente acertado deshacerse de Shaw, pero no es algo que concuerde con el carácter de Raven. Simplemente ella no es así y esta decisión no resulta en absoluto creíble con lo que conocemos del personaje.

Mientras tanto la trama de Abby no termina de seducirme, puede ser útil para que conozcamos como actúan los demás al respecto de su adicción pero sobraba un poco verla torturar a Raven, aunque su motivación para hacerlo haya sido proteger la máquina que curará a los mineros. Además, la interpretación de Abigail Griffin podría ser mucho mejor, la mayoría de las veces no sé que le está pasando a la doctora por la cabeza y creo que no es la adicción lo que vuelve a Abby indescifrable, creo que son las pocas dotes interpretativas de la actriz que le da vida.

La decisión de Germaine de acabar con McReady es también muy brusca, pero de algún modo, parece creíble porque nos han estado avisando que esto podía pasar. Sabíamos de los problemas internos y las luchas de poder y ahora las cosas se pondrán mucho más interesantes en el asentamiento. Quizás se abra una linea en la cual Charmaine como madre de Hope recurra a Clarke como madre de Madi y juntas luchen contra MacReady y se protejan de Octavia. En todo caso, tome esta decisión u otra, tener a Diyoza amenazada desde fuera y desde dentro hace que todo sea más interesante en el asentamiento.

 

Comparte: