Especial Agents of SHIELD (100 episodios): Mejores capítulos

Especial Agents of SHIELD (100 episodios): Mejores capítulos

Tras 99 capítulos emitidos, es bastante normal si vosotros fans y lectores, hayáis hecho alguna ocasión una lista en vuestra mente o en cualquier otro sitio, de aquellos que consideréis los más destacados de toda la trayectoria de Agents of SHIELD. Como no iba a ser de otra forma, en este especial por la efeméride de la serie de ABC, nosotros también hacemos nuestra particular clasificación, destacando aquellos episodios que nos han gustado más. Aquí la tenéis.

5- Rewind (5×05) – Iván

A muchos nos chocó de primeras la ambientación espacial que iba a tener esta quinta temporada y la impresión que dejó en sus primeros compases fue bastante positiva; sin embargo, era imposible no echar en falta a Fitz, quien por méritos propios se ha convertido en uno de los personajes preferidos por muchos dentro de la serie.

Sentía cierto miedo antes de ver el episodio al saber que estaba centrado en su historia y en cómo él llegó a viajar al futuro independientemente al resto del equipo, este tipo de episodios centrados en el viaje de un personaje que regresa en ocasiones pueden pecar demasiado del fanservice, pero para mi alegría este episodio resultó ser todo lo contrario. Un historia convincente, un desarrollo de los acontecimientos coherente y un ritmo mucho más elevado de los que esperaba; un global tan perfecto que sin quererlo ha resultado ser el mejor episodio de todo este arco futurista … desarrollándose totalmente en el presente.

Todo un acierto en las formas para una de las mejores maneras que tenía Agents of S.H.I.E.L.D de contar la historia de quienes se quedaron atrás tras el final de la cuarta temporada.

4- S.O.S. Part 2 (2×22) – María

La season finale de la segunda temporada fue brutal, un episodio lleno de acción y ritmo donde ocurrieron muchísimas cosas. Una de las mejores ideas de esta finale es que Ward no se redimió, algo muy típico en este tipo de ficciones. Al contrario de encontrar su lado bueno, abrazó su parte más oscura: torturó a Bobbi y colocó una trampa para que muriera el agente que fuera a rescatarla (previsiblemente Hunter). Los malos siguen siendo malos y los buenos terminaron un poco más destrozados que al inicio de la temporada.

Un episodio lleno de acción, como la escena de lucha de Gordon teletransportándose una y otra vez; o Skye peleando contra la inhuman que creaba clones de si misma; o Bobbi contra Ward en una coreografía de “lucha en pasillo” al más puro estilo Marvel Series; incluso vimos pelear a May contra a Skye. Y como no todo son escenas de lucha, también tuvimos un guiño a la pareja de científicos más encantadora de la televisión. Fitz y Simmons tuvieron un amago de momento romántico cuando aceptaron tener una cita algún día, aunque al final del episodio pasa algo con Jemma que nos dejó a todos sospechando que no tendrían esa cena.

Mueren Raina, Gordon, Kara y Jiaying, la madre de Daisy. El padre no muere, pero es castigado/rehabilitado de forma curiosa … lo sitúan dentro de una vida corriente y ordinaria sin acceso a los recuerdos que lo hacen especial. Y sin recuerdos de su hija. Y además de todos estos personajes, perdimos la mano de Coulson. Mack se la cortó cuando Phil quedó atrapado por el Terrigen. Y hablando del Terrigen, en este momento empezó a estar por todas partes (en forma de aceite de pescado), afectando así a un número mayor de personas y dando lugar a nuevos inhumans.

 

3- 4.722 Hours (3×05) – Víctor

Este episodio, en formato de flashback, Jemma Simmons (tras negarse muchas veces) por fin narró a Fitz lo que tuvo que vivir durante algo más de 6 meses (de ahí el título) en un planeta tras haber sido arrastrada por el monolito en la ultimísima escena de la segunda temporada.

Capítulo con gran carga emotiva en el cual nos enteramos que Jemma convivió la mayor parte de su estancia en aquel lugar con un astronauta, Will Daniels, que tuvo una suerte parecida a la de ella. Sin embargo él recaló en ese planeta de forma voluntaria, pero llevado ahí con mentiras junto a otros compañeros que no corrieron con su misma suerte. Le advirtió de que no estaban solos, ya que también había la existencia de un ser con el que no se había cruzado, ya que eso significaba la muerte casi segura como bien sabía por sus compañeros, pero le había parecido vislumbrarlo en ciertas ocasiones, por eso había vivido ocultado durante todo lo que había estado en el planeta.

Según pasa el tiempo entre ellos irá creciendo una relación que, con algunas insinuaciones, se da a entender que llega al nivel romántico hasta que por fin deciden tomar de decisión de arriesgar todo e ir al punto donde tienen más posibilidades de ser rescatados, aunque con ello tengan que, con casi total seguridad, enfrentarse a aquello que tanto temían.

Al final, como bien sabemos, Will se sacrifica enfrentándose a ese ser para que Jemma pueda ser rescatada. Al final el destino de Will no queda claro, y Fitz decide aceptar la petición de Jemma e ir a rescatarlo. Todo lo visto en este episodio sería clave para consolidar la relación entre Fitz y Simmons, ya que gran parte de lo vivido tendría relevancia en su relación a lo largo de la serie.

2- Self Control (4×15) – Daniel

La cuarta temporada navegaba por un rumbo bastante bueno, dado que el arco de Ghost Rider logró sorprenderme para bien, y creo que a la mayoría del público, porque bajo mi punto de vista, no entendía cómo ese personaje iba a integrarse en la dinámica de la serie y hasta qué punto le afectaría (para mal); no obstante, acabaron aliviando mis preocupaciones y fueron ofreciéndonos un buen entretenimiento, mientras poco a poco iban introduciendo la idea para su segundo arco, que justamente concluye en el espectacular a la par que tenso y emocionante Self Control.

Los LMD finalizan su recorrido aquí, y lo hacen con un SHIELD completamente bajo su control, y tan solo Jemma y Daisy como humanas puras y duras, con todos sus seres queridos sustituidos por AIDA, que ya ha construido el Framework que dará pie al último gran arco de esa entrega. En cuestión de 40 minutos aproximadamente, vemos cómo Fitz y Simmons pasan por su enésima prueba para encontrar la felicidad juntos (no sería la última… y temo que de aquí a que acabe la serie habrá más), algo que obviamente todavía no alcanzan aquí; a Daisy sobrevivir a duras penas en sus enfrentamientos con los LMD de Mack y Mace; y a la May LMD sacrificarse para que ambas agentes puedan salir de la base con vida y poder seguir con su plan para salvarlos a todos. Además, asistimos ya a los primeros momentos en el Framework y qué rol desempeña cada uno de los personajes que protagonizan la serie, para alimentar nuestras ganas de ver qué pasaría a continuación, aunque quedara todavía más de un mes por delante.

Poco más podría añadir yo, y si queréis leer más sobre este gran episodio, os recomiendo que acudáis a la review que hizo en su momento mi compañera María; comparto lo que ella comenta en la misma, y al igual que ella remarca al inicio de la misma, Self Control es uno de los mejores episodios de toda la serie, si no el mejor para muchas personas. Otra muestra más de que Agents of SHIELD sabe hacer las cosas de maravilla, y nada tiene que envidiar a producciones del género o algunas más ambiciosas y con más medios a su disposición.

1- Turn, Turn, Turn (1×17) – María

Y muy merecidamente, el primer lugar de nuestro ranking es para Turn, Turn, Turn, el episodio que hizo que dejáramos de ver una serie de superhéroes semi procedimental y empezásemos a ver un serión de trama compleja y giros impresionantes. En este episodio se rompe el status quo, tanto a nivel interno como externo todo cambia. Tras los acontecimientos de Captain America: The Winter Soldier, donde Nick Fury finge su propia muerte, Coulson se convierte en uno de los agentes con mayor rango que quedan vivos y leales la agencia. Además SHIELD está destrozada y nuestros agentes ya no tienen acceso a la red de infraestructuras de la agencia.  En este momento de la serie descubrimos la traición de Ward, uno de los giros más inesperados de Agents of SHIELD. Era uno de los protagonistas, era un tipo simpático y con previsible evolución y además estaba inmerso en un contexto de tensión sexual no resuelta con otra de las protagonistas. Y era un agente de HYDRA. Es uno de los malos.

Durante parte del episodio, Coulson no sabe en quien confiar, y sospecha de May o incluso de FitzSimmons, mientras los espectadores tampoco estamos muy seguros de quien es leal  a SHIELD y quien es un topo. Victoria Hand desconfía de Coulson  y por extensión de todo el equipo y llega un momento en el cual nadie se fía de nadie. Toda esta tensión narrativa se resuelve con bastante buen tino, manteniendo el ritmo y la acción en todo momento.

 

Comparte: