Pilotos: Malaka

Pilotos: Malaka

Sí, también vemos series españolas. En esta ocasión os hablaré del piloto de Malaka, la última ficción por la que apuesta RTVE para el arranque de su temporada televisiva. Bueno, realmente no solo voy a hablaros del primer capítulo, ya que el estreno de Malaka fue doble. Dos episodios que dejan a las claras que Malaka va a ser una de esas series que darán que hablar en los próximos meses.

La trama de la serie comienza con la desaparición de una joven en Málaga, hija de un  importante empresario de la ciudad. Al frente del caso ponen a un detective local, Darío (Salva Reina), y a Blanca (Maggie Civantos), que acaba de llegar a la capital andaluza y que es hija de un mítico ex agente del cuerpo de policía malagueño. Ambos, comenzarán a investigar el caso, lo que les llevará a moverse por los bajos fondos de la ciudad, y de paso mostrarnos una cara de Málaga que muchos desconocíamos. Y de paso, a descubrir que la joven ocultaba muchos secretos y, a priori, podía parecer que no tenía, algo que me ha recordado a Twin Peaks y la muerte de Laura Palmer, en el cómo se iba revelando poco a poco que esa pequeña localidad y la difunta ocultaban muchos secretos, aparentemente inexistentes.

Ése es uno de los puntos destacados de la serie, el retrato que hace de la capital costasoleña no es el clásico que uno puede tener en mente de ciudad turística, bonita y alegre. Es una Málaga más cruda, más dura y en barrios no tan cómodos de ver. Es una de las cosas que he leído que se ha criticado más, que muestra la ciudad de una forma que no es realmente. El problema es que la realidad muchas veces supera a la ficción, y si vemos toda esa pobreza y esos barrios bajos reflejados en los dos primeros episodios de Malaka, es que hay mucho más aún de lo que vemos en pantalla. Entiendo que a los malagueños les moleste este enfoque de su ciudad, pero me alegro de que se haya tomado la decisión desde el equipo directivo de la serie de mostrarla de esa manera.

He detectado ciertos paralelismos, salvando las distancias y cada una dentro de su esfera particular, con Gomorra y Atlanta. Ambas series nos muestran Nápoles y la ciudad estadounidense de una forma distinta a lo que estamos acostumbrados, y Malaka hace lo mismo aquí. Es una apuesta valiente, que me sorprende que haya salido adelante en la televisión pública española, por lo que es de aplaudir que se haya apostado por la misma y se le haya dado una oportunidad a este equipo creativo de hacer una serie diferente, con un elenco de calidad y una trama que, a pesar de que arranca lenta, pinta a que puede evolucionar de una forma muy interesante.

Por encontrarle algo negativo, quisiera destacar aquello que siempre suelo criticar sobre las series en nuestro país: su excesiva duración y el horario de su emisión. El estreno de Malaka tuvo lugar el pasado lunes a las 22:40 horas, con dos episodios que no bajan de cincuenta y siete minutos, alcanzando prácticamente las dos horas entre los dos, lo que nos lleva casi a la una de la madrugada, un lunes de septiembre, con media España y parte de la otra madrugando al día siguiente para ir a trabajar. Que el formato televisivo español se aproxime a la hora de duración, a veces puede ser contraproducente, pero que el prime time de nuestro país roce las once de la noche es prohibitivo, sobre todo si se quiere mantener esa extensión por episodio. Yo decidí esperarme y verlo a través de la web de Televisión Española, y estoy seguro que muchos españoles han hecho lo mismo que yo. Quizá lo peor de la misma es que sus episodios son demasiado largos, y a veces lentos, pero justamente este aspecto que he leído en otros sitios que lo consideran un lastre a mí no me preocupa en exceso, porque hay montones de series más pausadas, pero que si su trama consigue atrapar al espectador, da igual el ritmo que tengan. Malaka está en esta categoría, tiene calidad de sobra para mantenerte pendiente de lo que está contando, y en estos dos primeros episodios, consigue hacer una presentación más que adecuada de sus protagonistas y de los diferentes puntos de interés de la historia.

Por otros sitios ya se ha la tildado de la True Detective española. Me parece excesivo adjudicarle ya ese apodo con solo dos episodios emitidos, sobre todo porque creo que juegan en ligas diferentes, y no creo que se pretenda emular a la ficción de HBO. Pero me parece digno de mención el nivel que tiene Malaka y el potencial que tiene, y demuestra que en la televisión pública de nuestro país se pueden hacer ficciones de calidad y diferentes, como ya demostrara Javier Olivares con El Ministerio del Tiempo. Malaka puede ser uno de los estrenos de este otoño, y de entrada me ha dejado un muy buen sabor de boca.

Comparte: