Lo Mejor del Mes: del 1 al 30 de junio

Lo Mejor del Mes: del 1 al 30 de junio

Que en cinco de los seis meses que llevamos de año, hayamos metido alguna producción de Netflix (o que pueda verse en esta plataforma), y que haya que llegar hasta agosto del año pasado para encontrar otro mes sin representación de este servicio, deja claro que, actualmente, no hay muchas cadenas y/o plataformas que puedan competir con el gigante norteamericano. En esta ocasión, la elegida ha sido Dark, de la que nos hablará Víctor (que también la escogió como lo más destacado del mes de diciembre de 2017). Las otras dos que completan este artículo son Agents of SHIELD, que regresó en mayo con su sexta temporada, y lo hace, como nos tiene acostumbrados, en un excelente estado de forma; y Attack on Titan, que repite de nuevo tras ser incluida como una de las mejores series de mayo por nuestros colaboradores. Debajo tenéis las opiniones de todos ellos.

Lo Mejor del Mes para Daniel

Agents of SHIELD

La capacidad de Agents of SHIELD de evolucionar y sobreponerse a las circunstancias, cada año más dispares, me asombra. No tiene el presupuesto de muchas otras ficciones, incluso dentro del mundo de las adaptaciones de cómics de superhéroes, pero con un cast reducido, y una serie de ideas bien desarrolladas por un gran equipo de guionistas detrás, logran conformar cada entrega una trama de lo más entretenida siempre, y reinventándose cada año.

Tras el final de la quinta temporada, que bien podría haber sido el punto y final a la ficción, la duda era cómo iban a alcanzar semejante nivel, ya que la quinta entrega precisamente fue de lo más satisfactoria, tanto en la parte del futuro como en el regreso al presente y la necesidad de detener el fin del mundo. Sin embargo, este año han vuelto con fuerza y con dos focos bien diferenciados, pero que de alguna forma sabemos que se van a conectar tarde o temprano: la parte terrícola, con Mack y el resto de agentes lidiando con la presencia de un tipo clavado a Coulson; y la parte alienígena, con los intentos de Simmons de encontrar a Fitz. Cualquiera de las dos tramas se hace entretenida, y aunque mi compañero Iván, en su review del 6×06 no terminó muy convencido de la parte final del mismo, yo quedé muy satisfecho con el resultado y creo que es uno de los mejores episodios de la temporada hasta el momento (eso sí, es innegable que hay cosas innecesarias y algo forzadas, como él bien destaca en su artículo). Y es que, tal y como lo dije por redes sociales, con Fitz-Simmons se bastan y se sobran para ofrecernos entretenimiento de calidad de gran nivel. A eso le añadimos la intriga de quién es realmente Sarge, y si está conectado con Coulson de alguna manera, y tenemos una sexta que logra mantenerte pegado al asiento cada semana.

Si tuviera que criticar algo de lo que hemos visto (por ahora) en Agents of SHIELD este año, sería que han decidido obviar la conexión con el resto del Universo Cinematográfico de Marvel, porque recordemos que en la recta final de temporada, se hizo referencia en muchas ocasiones que Thanos estaba en la Tierra y el resto de eventos de Infinity War. Se supone que la sexta de Agents comienza un año después de los acontecimientos de la tercera película de los Vengadores, y además del hecho de que el chasquido de Thanos no ha tenido efecto en el cast de la serie, ya que ninguno ha desaparecido, tampoco hay referencias al panorama desolador que vimos al inicio de Endgame, en la que la mitad del planeta se ha esfumado. No acabo de comprender la necesidad de desmarcarse de las películas, aunque quizá se deba a que no quieren prescindir de ningún integrante del elenco, ya que de Infinity War a Endgame hay un salto de cinco años, mientras que aquí el salto es menor, y tenemos más continuidad en el relato. No obstante, me sigue pareciendo un error a estas alturas de vida del MCU el ir por su cuenta. Y, aún así, Agents of SHIELD logra una personalidad propia que muchas otras ficciones con más renombre ya quisieran.

Lo Mejor del Mes para Víctor

Dark

En la época veraniega es difícil encontrar series destacables, por suerte en las cadenas de cable, o como en este caso, las de streaming como Netflix, se suelen guardar algunos productos precisamente para estas fechas. Por eso no me ha costado mucho elegir mi serie del mes que ha recaído en la producción alemana: Dark; con su segunda temporada.

Ya su primera temporada la elegí como lo mejor del mes un ya lejano diciembre de 2017. Una serie que surgió a la sombra de la 2ª temporada de Stranger Things y que recibió muchos comentarios acerca de una similitud de la que, una vez vista la serie, te das cuenta que carece, y sólo se podría dar en el punto de partida, la desaparición de un niño en extrañas circunstancias, pero a partir de ahí sendas series tienen su propio rumbo.

Casualmente, la segunda temporada de Dark se ha emitido esta vez un poco antes del regreso de su “sombra”, y el que conozca de lo que va la serie sabrá que ha sido casual ya que la propia trama es la que ha impuesto estas fechas. Partía con un serio hándicap, y es el de desarrollar una temporada teniendo en cuenta lo que habíamos visto y avanzar en una complejísima trama sin caer en contradicciones argumentales, y de paso ir aclarando cosas que se habían quedado en el camino mientras iba creando nuevas cuestiones acerca de la enmarañada línea temporada que había ido creando con cada episodio. Se puede decir que no solo lo ha logrado, con algún pero que otro, sino que ha abierto nuevas rutas que proponen tanto interesantes como intrigantes caminos por andar. Otro de los aciertos de la serie es dejar claro que la serie va a tener un final, con una tercera temporada que se debería estrenar el próximo verano para adecuarse a la línea temporada que la propia serie ha creado, y así cerrar una trilogía que podría suponer entrar en la categoría de serie para enmarcar.

Para terminar volveré con mis recomendaciones para aquellos que no la han visto y siguen pensando. Al contrario que muchas veces, si quieres ver la serie y no la has empezado yo que tú me esperaría al poco de que volviera la tercera, y ahí me pondría al día. Sic Mundus Creatus Est.

Lo mejor del mes para Iván

Attack on Titan

¿Sabéis cuando digo en esta sección que ha sido difícil elegir la ganadora del mes? Pues en esta ocasión no puedo porque sería mentira, desde unas semanas antes de que acabara Junio tenía claro que o bien hablaba de The Handmaid’s Tale o lo hacía de Attack on Titan y como tengo una fama de hater de la primera que mantener pues aquí me tenéis, metiendo en lo mejor del mes otra vez al anime de los titanes.

En Mayo mi compañero Daniel escribió sobre el epiquísimo tramo con el que arrancaba esta segunda mitad de la tercera temporada; pues yo destacaré lo contrario, la parte calmada en la que la serie baja las revoluciones tras un arco que prácticamente es de 10 en cuanto a ritmo y epicidad se refiere. Ya lo dijo aquel señor al que su moto fue a la puta “Hay que saber subir y bajar” y eso precisamente es lo que ha hecho Attack on Titan, saber cómo tranquilizar al personal después de haberlo dado todo durante 6 episodios sin darnos tiempos a limpiarnos la espuma de la boca: bajando el ritmo no con relleno, sino con revelaciones.

Durante este tramo baja el ritmo, pero gana en historia lazándonos respuestas a algunas de las preguntas más importantes alternando flashbacks con las reacciones a todo lo que se ha descubierto con la llegada al sótano y en sólo un par de capítulos, buena parte de lo que sabíamos o creíamos cambia completamente.

Mención especial una de las maravillas de este 2019 en televisión, el genial “Midnight Sun”, en el cual con detalles tontos como prescindir dela banda sonora durante casi todo el capítulo consiguen que lo que parecía que fuese a ser la calma después de la tempestad, sean de los 20 minutos más tensos que recuerdo en mucho tiempo.

Habrá tenido poca competencia, pero ha hecho méritos más que suficientes para ganarse el repetir en la sección.

Comparte: