Crítica: Spiderman Far from Home

Crítica: Spiderman Far from Home

Se acabaron las películas de Marvel Studios en 2019. La secuela del Hombre Araña cierra, no solo este año tan intenso vivido por la Casa de las Ideas en la gran pantalla, sino también la saga del Infinito, nombre por el que se conoce al conjunto de películas que iniciaron su andadura con Iron Man, allá por 2008. 11 años después, ponemos un punto y seguido y Marvel Studios iniciará, a partir de 2020, un nuevo camino tras lo ocurrido en Avengers: Endgame. Y a medio camino de  la traca final que fue la cuarta entrega de los Vengadores y el nuevo capítulo de la factoría se sitúa Far From Home, lo nuevo de Tom Holland como Spiderman.

Diría que Far From Home, más que una secuela de Homecoming, es el epílogo de la saga del Infinito, porque la trama de la cinta está completamente influenciada por el final de Endgame, por lo que si no habéis visto la última película de los Vengadores, los spoilers están desde el minuto 1 de la película. Explícitos, claros, y directos. No dan margen a especulaciones ni nada por el estilo. Se da por hecho que tú, como seguidor del Universo Cinematográfico Marvel, has visto todos sus productos anteriores, porque tanto en el aspecto de que deberías saber cómo acabó Endgame como en el de los guiños y referencias a otros personajes y momentos de las cintas previas, Far From Home no se corta, y nos deja algunos momentos (sobre todo en referencia al último aspecto destacado) para enmarcar.

¿Funciona mejor como epílogo que como secuela? Sí, porque no puedes ver Far From Home tras Homecoming, sin pasar antes por Endgame (y antes por Infinity War, claro). Las aventuras europeas de Peter Parker, como decía, están condicionadas por todos los acontecimientos vividos previamente, y aunque los protagonistas sean los que conocimos en su cinta en solitario, todo lo demás vive de ese hito como es la cuarta entrega de Vengadores. Además, se ocupa de resolver (para mí, acertadamente) una de las dudas que teníamos tras la resolución del chasquido de Thanos, cómo encaja Peter en el instituto de nuevo tras ese lapso temporal. La solución, rápida, eficaz y sin muchas florituras. Me ha sorprendido por lo sencillo que lo han hecho, y lo bien que les ha quedado, la verdad.

Sobre la película en sí, si la tuviera que comparar con Homecoming, diría que es mejor que su predecesora. Hace casi dos años, también os conté mis impresiones del debut de Peter en el MCU, y en su momento me gustó lo que nos plantearon, pero Far From Home mejora en prácticamente (por no decir todos) los aspectos a la película que se estrenó en 2017. Su duración ronda las dos horas, pero la trama impide que te aburras, con acontecimientos importantes casi desde el minuto 1, y con ritmo en la narración, sabiendo dónde detenerse y dónde acelerar, con una gran parte final que es un gran colofón a la cinta.

Además, en el aspecto visual supera con creces a Homecoming y realmente recompensa a aquellos que elijan ir al cine para verla, porque es muy espectacular en cuanto a efectos se refiere. Evidentemente, lo visto en Infinity War y Endgame es el culmen de Marvel, pero Far From Home destaca sobremanera en este aspecto, situándola por encima de muchas producciones de Marvel Studios.

Una de las notas que destaqué hace dos años cuando Peter Parker hizo acto de presencia en el MCU fue que la cinta gozaba de una importante parte cómica, que era de los puntos más disfrutables de la película y que hacían muy llevadera la narración. Pues bien, aunque el apartado cómico continúa muy presente aquí, también es necesario destacar la madurez con la que se ha tratado de impregnar a Far From Home. En 2017, Peter tenía que acostumbrarse a todo lo que se le había otorgado y a intentar compaginar su vida normal con la del futuro Vengador en que se convertiría, pero aquí tiene que coger el toro por los cuernos y asumir que su mentor ya no está, y todo lo que ello implica. Me ha gustado mucho ver cómo va lidiando el joven Parker con esta ausencia y creo que lo vivido en Far From Home es una experiencia tremenda para el futuro de Spiderman en el MCU.

Quería también destacar la presencia de Jake Gyllenhaal como Mysterio, el nuevo personaje que se nos presenta en la cinta y que ha sido el principal protagonista de la mayoría de material promocional de la misma. Sin entrar en detalles, creo su introducción y su papel en la película son bastante buenos, aunque creo que se han quedado cortos. Intento medir mis palabras, porque si digo mucho os fastidio la película, así que quedaos con esto: Mysterio es la clave de toda la trama.

No termino sin recordar que hay dos escenas post créditos, importantes además, nada de chorradas como nos han mostrado otras veces. Estas son relevantes, y vuelven a dejar claro que el Universo Cinematográfico de Marvel es un todo, y se da por entendido que se han visto todas y cada una de las cintas que lo conforman.

Far From Home despide por todo lo alto un 2019 de Marvel que ya estaba por las nubes con el pelotazo que fue Endgame, pero acaba siendo un epílogo muy digno a toda la saga del Infinito, y una secuela con más calidad que su predecesora, y que deja con ganas de más de cara al futuro de la Casa de las Ideas en el cine, que según parece, está lejos de acabar.

Comparte: