Crítica: Jurassic World El reino Caído

Crítica: Jurassic World El reino Caído

Parece mentira que hayan pasado años de aquel puñetazo de nostalgia que nos alcanzó a todos (y que disfrutamos muchos como un servidor, para que negarlo) con el estreno de Jurassic World, una película que sin contar con un gran hype de primeras supo ganarse al público con gran facilidad. Por fin se ha estrenado su esperada segunda entrega, esta ya con cierto hype a sus espaldas ¿Habrá cumplido o habrá decepcionado?

Si en el film de 2015 se podía ver que habían recreado la película original pero con un parque en pleno funcionamiento y un CGI superdopado, en esta desde un primer momento coge buena parte de la base de El mundo perdido; buena parte del planteamiento y la estructura de la secuela de Spielberg se ve reflejada en El reino caído; sí, en vez de estudiarlos en una misión de rescate y la razón de ser de todo el tramo final es distinto al de la película del 97, pero en muchos aspectos se nota de la base que está ahí. ¿Es esto malo? Yo diría que no, porque Bayona consigue tocar los hilos justos para que durante todo el metraje estés atrapado y en tensión, demostrando que se sabe mover muy bien en este tipo de producciones.

Aunque argumentalmente no dispone de muchas sorpresas (aunque alguna hay, sobre todo en su estructura), donde realmente destaca El reino caído en su ritmo y la capacidad de mantener tenso al espectador. Desde su primera escena es no parar, en el que apenas tendremos cinco minutos de descanso; si en la entrega anterior Trevorrow decidió alternar calma y acción, Bayona se decanta por ir a toda velocidad desde el primer momento y sinceramente, lo hace bien.

Uno de los mayores fallos Jurassic World fue para mí el abuso indiscriminado del CGI y afortunadamente con el cambio de escenarios de esta película (con muchos exteriores) se sobrelleva mejor y no llega a chocar tanto a la vista, de todos modos habrá que ver como les sienta el paso de los años a todos estos dinosaurios, pero viene a ser algo que podemos decir con cada blockbuster de la última década.

En resumen, bajo mi punto de vista sin reinventar la rueda Bayona logra hacer una secuela muy entretenida y que solventa algunos de los fallos más gordos de su predecesora. El reino caído cumple con creces y logra ser una secuela que bajo ningún concepto baja el nivel de la anterior. Si te gustó Jurassic World te gustará también El reino caído.

Comparte: