El Inocente: un atrayente puzle que enmascara la verdad

El Inocente: un atrayente puzle que enmascara la verdad

Los últimos tiempos nos están ofreciendo una variedad de ficciones españolas de lo más notables. A eso me referí en un post hace meses, justamente poniendo el foco en las producciones que Netflix había ido lanzando con el paso de los años, y preguntándome si veríamos cada vez más productos destacados en la plataforma. Tras Sky Rojo en marzo (a la que le dedicamos programa), llega este viernes El Inocente, la nueva miniserie española de la compañía.

Nota: este artículo trata acerca de los tres primeros episodios, a los que tuvimos acceso gracias al pase de prensa facilitado por Netflix España. NO contiene spoilers de la trama. La serie se lanzará el próximo día 30, íntegra en Netflix.

La historia gira en torno a Mateo Vidal (Mario Casas), más conocido como Mat a secas. Años antes, en una noche de fiesta con sus amigos y su hermano, Mat se ve envuelto en una trifulca que termina con la muerte de un joven llamado Dani. A Mat le condenan a cuatro años de cárcel, y un tiempo después de salir de prisión, pasa a ser un abogado reformado, que vive junto con su mujer, Olivia (Aura Garrido). No obstante, todo esto cambia cuando él recibe una misteriosa llamada telefónica acerca de ella, que le pondrá en alerta y buscará llegar al fondo del asunto.

De los tres episodios que he podido ver, si algo destacaría es cómo nos van introduciendo a los diferentes personajes que conforman la trama, con el método del voice over (o voz en off), mientras nos narran los acontecimientos que les han llevado hasta el momento presente. Si sois fans de este recurso, os va a encantar la manera de El Inocente de trasladar al espectador la información, pero si no lo sois tanto, puede que os llegue a cansar un poco cuando os lo encontréis más de una vez.

Fuente: Netflix España.

La narración, sin ser excesivamente rápida, logra darte las dosis justas que necesitas para mantenerte enganchado a lo que está pasando, ya que hay muchas piezas que encajar en este puzle que es El Inocente, tanto en forma de datos y hechos como de personajes, ya que nada es lo que parece a priori, y todos tienen bastante más capas de las que muestran de puertas hacia afuera. Cada cosa que se desvela hace que quieras saber más sobre la verdad que yace oculta tras el velo alrededor de esta miniserie.

Los personajes que llevan el peso de la trama (al menos en estos capítulos de presentación) son, por encima del resto, Mat y Lorena, y si tuviera que quedarme con uno de los dos, elegiría el de ella, con una gran actuación por parte de Alexandra Jiménez, que nos ofrece el retrato de una inspectora de policía decidida, capaz, valiente y experta en su trabajo, dispuesta a resolver el caso. Sobre Mat, no me parece mal personaje, y la actuación de Mario Casas me convence, pero la sensación de que sabe más de lo que dice no sé si le viene bien para vendernos la imagen de un tío que busca labrarse una nueva vida, alejándose del drama de su pasado; es decir, notas cómo arrastra los demonios de todos esos años, y no transmite que realmente haya avanzado, sino que sigue anclado en lo que vivió y, como decía antes, oculta cosas que supongo que terminarán saliendo a la luz en lo que resta de miniserie.

Tras lo visto hasta el momento, El Inocente me deja muy buenas sensaciones, y el punto en el que se queda, como mencionaba anteriormente cuando me refería a que cada nuevo detalle de la trama que te van revelando consigue captar tu atención, logra eso precisamente, que quieras ver hacia dónde va la historia y cómo sigue. Si lo que queda por delante continúa la progresión creciente que me han transmitido sus tres primeros, podemos estar ante una de las ficciones españolas más destacadas de Netflix en los últimos tiempos, así que yo no me perdería su estreno este viernes.

Comparte: