Especial The 100 (100 episodios): personajes principales

Especial The 100 (100 episodios): personajes principales

Quizá haya sido la categoría que más fácil nos ha resultado elegir. Como todas, se ve afectada por la decisión que tomamos de poner el límite de acontecimientos en el final de la sexta temporada, condicionando en consecuencia donde aparecen unos personajes y donde no. No obstante, es el momento de detenernos a hablar de aquellos que han sido los principales durante el paso de las temporadas, aunque de entrada no lo fueran, pero han ido ganando peso en la ficción y, por ello, merecen estar aquí, en nuestra humilde opinión.

Clarke (Daniel)

Tiene gracia que, de todo lo que he comentado en este especial en sus tres entregas ya publicadas (y en la que veréis mañana), sea de Clarke de la que haya escrito la última. No sé si es porque quería escoger muy bien lo que decir sobre ella, o para despedirme de la serie con lo que más me ha gustado de la misma durante sus siete años de andadura en televisión, que no es otra cosa que su protagonista.

Clarke ha sido la piedra angular de toda The 100. Una de las integrantes de ese grupo de jóvenes que lanzaron desde El Arca para comprobar si la Tierra era, tras muchos años, habitable o no. Pero no sería una cualquiera. Esta mujer se erigió como la lideresa de los supervivientes desde casi el principio, tal vez reacia de primeras por asumir o no ese rol, pero que, poco a poco, fue ganando apoyos entre los chavales que convivieron en el asentamiento inicial, a pesar de las diferencias entre todos ellos. Con el paso de las entregas, Clarke ya consolidada como la referente del grupo, tomó decisiones tan radicales y tan arriesgadas como la que pudimos ver al final de la segunda temporada, pasando a ser llamada Wanheda y, tanto ese hecho como otros anteriores, así como los que llegarían después, darían paso a un desgaste psicológico tremendo, que haría mella y la marcaría para siempre, afectando de lleno a sus decisiones. No obstante, todo cambia tras el segundo apocalipsis, cuando conoce a Madi y la acoge como a su propia hija. Todo lo que había hecho antes, sería la losa a tener en cuenta para transmitir a la niña que ella debía ser mejor de lo que había sido Clarke. Y no solo eso. Estas últimas temporadas, su punto de vista ha cambiado por completo, y si antes tenía en cuenta al grupo por encima de todo, y la pervivencia del mismo era primordial para ella, sin importar el coste que tuviera que pagar, cuando Madi entra en juego, su hija adoptiva pasa a ser su razón de ser. Ha sido interesantísimo ver el crecimiento de este personaje durante cien episodios.

También quería destacar el mérito que tiene que en esta cadena hayan sido capaces de construir a semejante protagonista, y al resto de personajes que veis en este artículo, así como otros mencionados en otros anteriores, pero sobre todo en el caso particular de Clarke. Porque ha sido un personaje con representación, de la comunidad LGTBIQ+ y, pese a tener varios intereses amorosos durante la serie, los guionistas la han construido para que no dependiera de ninguno de ellos para desarrollarse y crecer como persona y mujer; Clarke no necesita a ninguna pareja para que se la defina. Además, agradezco que el equipo de creadores de la serie no haya caído a las presiones de una determinada facción del fandom de la serie, que quería ver un shippeo concreto llevado a término, y a la otra facción que deseaba que cierta decisión argumental no hubiera pasado y odia la serie por ello y condiciona su valoración por eso. 

Lo fácil hubiera sido que en una cadena teen por excelencia como es The CW, en la que los amoríos están a la orden del día, los que preparan los guiones hubieran hecho que Clarke tuviera un interés amoroso (o varios, según les hubiera dado) con el que contentar a las hordas de fans y olvidarse de la evolución de la serie, supeditándola incluso a lo que pasara entre la pareja de la joven y ella (como sucediera en Arrow durante un tiempo, sin ir más lejos). Pero decidieron apostar por crear un personaje fuerte, valiente, decidida, con personalidad y capaz de tomar las decisiones imposibles que nadie sería capaz de afrontar, y ha encabezado con brillantez siete años esta ficción. Siempre guardaré un gran recuerdo de Clarke Griffin como uno de los mejores personajes femeninos que he visto en pantalla, y a mucha honra.

Bellamy (María)

El hermano protector, el amigo compasivo y el líder nato. Bellamy siempre ha sido uno de los protagonistas más poderosos de la serie, un tipo que controlaba a Clarke cuando ella optaba por la decisión más drástica y que en muchas ocasiones ha sido responsable de salvar a todo el grupo. Lo hemos visto crecer a través de la relación con su hermana, que era bastante tóxica desde el primer momento, pues al fin y al cabo, la infancia y adolescencia de Bellamy estuvo marcada por la responsabilidad de esconder a su hermana, sabiendo que si alguien la veía eso significaría la muerte de la pequeña y de su madre… algo que de hecho terminó pasando y aunque Bellamy culpó en cierto modo a Octavia de la muerte de la madre de ambos, siempre antepuso los intereses de su hermana a los propios y convirtió la responsabilidad de cuidarla en una obsesión. La relación de ambos ha pasado por malos momentos a lo largo de la serie, siendo el peor el momento en el que Bellamy se enfrenta a los intereses de Blooderina.

Bellamy tomó el liderazgo de los cien jóvenes que llegaron a la tierra en un primer momento, quizás porque era el más mayor de todos ellos o quizás porque llevaba toda su vida trabajando por y contra el sistema del Arca. Si bien en su forma de ser hay un componente agresivo, parece que Bellamy siempre ha sabido comportarse de la forma más sensata posible y ha prescindido de dejarse llevar por la ira en la mayoría de las ocasiones.

Un personaje caracterizado por actuar con sensatez, pero que tuvo algunos malos momentos creyendo a Pike, dudando de su hermana y escuchando en exceso a Clarke, pero creo que en el cómputo global su paso por la serie ha sido más positivo que negativo.

Octavia (Iván)

Pedí a Octavia a propósito por algo muy sencillo: creo a todas luces que es el personaje con la evolución más interesante de todas la serie. La hemos visto pasar de ser una cría totalmente dependiente a ser una guerrera, de guerrera a lideresa, de lideresa a tirana y de tirana a una mujer madura en busca de su redención. Creo que si nos dicen al arranque de la serie el camino que iba a recorrer el personajes habríamos llamado la gran mayoría a un psiquiátrico.

Quedaría muy gratuito decir que Octavia durante todos estos años ha sido un personaje tremendamente maltratado por los guionistas, pero pensándolo un poco esto es algo que se puede aplicar a la gran mayoría de miembros del cast principal. No ha sido un camino fácil el que le ha tocado, desde la pérdida de su gran amor hasta tener que hacer frente a sus propios fantasmas, sin olvidar toda una infancia escondida en el Arca. Una joven sin hogar más allá de su hermano que se ha convertido en toda una superviviente.

Recalco el hecho que he dicho antes de “no tener hogar”, pues de todos los personajes introducidos dentro de esos 100 conejillos de indias que enviaron a la Tierra, ella al no tener ningún vínculo con nadie más allá de Bellamy siempre se ha mostrado distante con los “suyos” siendo el puente entre los autóctonos y los supervivientes del Arca.

Octavia ha crecido y sufrido, ha ganado y ha perdido tanto contra enemigos como contra ella misma, ha perdido amores como Lincoln y ganado a Indra como mentora. Octavia, como ya he dicho, es el personaje que para mí ha tenido el desarrollo más interesante de todos los protagonistas.

Raven (Ridell)

Raven Reyes es la McGyver del reparto principal, siempre ahí para cuando la trama necesita a alguien para explicar algún concepto tecnológico, reparar, o fabricar algo. Como típico carácter latino su personaje es fuerte e impulsiva, con una infancia dura con una madre alcohólica que la hizo refugiarse en su trabajo como mecánica. Aunque no estaba entre los 100 originales que bajaron a la Tierra sí que se unió a ellos por  sus propios medios reusando una capsula espacial que ella misma reparó, y fue en busca de su novio, Finn. En seguida se convirtió en un recurso indispensable para los nuevos recién llegados.

Es un personaje que ha sufrido mucho tanto psicológicamente, ese distanciamiento con Finn y el consecuente trágico final, como físicamente, tras un disparo que la tuvo cojeando media serie. Ese dolor la hizo sucumbir a A.L.I.E. y su Ciudad de la Luz aunque luego sería clave para derrotarla. Otro de sus grandes hitos fue el de la recreación de Nightblood.

Finalmente volvería a vivir otro trágico romance con un tripulante de la nave de prisioneros Elegius IV, llamado Shaw, y se encargaría de eliminar a Sheidheda de la Llama.

Murphy (Iván)

¿Cuántas veces ha pasado Murphy de héroe a villano en lo que hemos vivido de serie? Quien se nos presentara en los primeros episodios como el rebelde del grupo liderado por Bellamy, se ha ido convirtiendo poco a poco en uno de los personajes más interesantes del cast de The 100, siempre cumpliendo la máxima de estar en su propio lado.

Esto ya lo comenté en el texto dedicado a Emori, pero al igual que tuve que nombrarlo a él en su apartado de secundarios, debo hacer lo propio con ella en este, pues la vinculación de ambos es lo que ha llevado que Murphy, pese a mantenerse a distancia, siempre haya seguido su camino en paralelo al de Clarke, Bellamy y el resto de personajes que lo expulsaron y que, con razón, nunca han confiado en él.

Pero aunque su lealtad siempre esté del lado que mejor le convenga para vivir un día más, no quiere decir que no le hayamos visto tomar decisiones heroicas de forma totalmente altruista o simplemente difíciles a pesar de no querer. Aun manteniendo la pose de ser un superviviente que únicamente piensa en sí mismo, con el paso de los años los espectadores hemos podido ver que en el fondo no es así.

Comparte: