Pilotos: Falling Water

Pilotos: Falling Water

El éxito de Mr Robot crea monstruos y el piloto de Falling Water es uno de ellos. Lo cierto es que no es malo, no es un mal episodio y personalmente voy a continuar viendo la serie, pues tengo curiosidad por ver hacía donde nos lleva, pero no pinta como un serión de altura, sensación que sí tuvimos tras el piloto de Mr Robot. Es demasiado rara para funcionar con el gran público y demasiado pretenciosa para volvernos locos a los frikis seriéfilos. El piloto es interesante, pero a la ves es demasiado raro, sólo que las rarezas de Mr Robot y Sense8 hacen aún más especiales y únicas sus series y aquí no logran el mismo resultado.

Podríamos definir el piloto de Falling Water como una idea salpicada por la película Inception y que bebe directamente de Sense 8 y de Mr Robot, el piloto bucea en las idas y venidas del subconsciente, nada en los misterios de la mente humana y de la conexión entre personas que no se han visto nunca, pero sin navegar abiertamente en el terreno de la ciencia ficción. Y me temo que naufraga estrepitosamente.

Conocemos a una serie de personajes, independientes y desconocidos entre sí, que comparten parcelas de sus vidas en una especie de sueño común, en el que atisban retazos de los sueños de otros. No queda claro hasta que punto los personajes saben o no, lo que les está pasando. De hecho, este es el punto flojo del piloto: no sabemos nada de los personajes y es imposible empatizar con ellos. La serie quiere centrar toda su energía en el misterio, en la confusión, en la extraña intriga que se fuerzan tanto en crear que el espectador termina por no entender nada… y se olvidan de los personajes… En mi opinión, hubiera sido más acertado crear simpatía por los personajes, sorprender dando pinceladas de ese mundo onírico y luego empezar a complicar la trama, pero lo han hecho al revés, primero han liado la grandísima historia y ahora, con ese nudo enorme bien apretado, la serie comienza a desarrollarse. No quiero ser gafe ni mentar desgracias, pero justo eso es lo que hicieron Flashforward o Revolution, serie que, en mi opinión, son nefastas.

Por si no os he quitado las ganas de ver la serie, os comento una cosita para terminar: el showrunner, Blake Masters, ha declarado que cada episodio estará lleno de easter eggs y pistas sobre el qué está pasando. Parece que a los guionistas de USA Network les gusta ver a los fans teorizando por la red, pero me creo que esta vez no van a tener éxito.

 

Comparte: