Review The Boys: What I Know

Review The Boys: What I Know

La semana pasada debo reconocer que estuve bastante descontento con la serie, ya que solamente la escena final parecía estar a la altura de lo que es un episodio previo a un final de temporada y es que sí, es más que evidente que se reservaron todo para este capítulo, en cual prácticamente se ventilan buena parte de las subtramas que se han desarrollado durante toda la temporada, algunas con mejor y otras con peor acierto. Empecemos este repaso a la Season Finale de The Boys.

El capítulo anterior terminó con esa carnicería en la comparecencia de Vought ante los tribunales y en esta arrancamos con las consecuencias, ya que tras el “atentado”, el cual parece en un primer momento que está orquestado por la propia Vought, el gobierno parece dispuesto a hacer una gran inversión para conseguir el compuesto-V. En el lado contrario tenemos a los chicos, que viendo como el método legal ha fracasado miserablemente se preparan para una guerra contra los supers. Hughie queriendo evitar más derramamiento de sangre pide al menos 24 horas para buscar otra solución, queriendo tirar de una posible nueva testigo que les ofrece Annie: Queen Maeve; sin embargo, al hablar con ella no consiguen convencerla de que testifique en contra de Vought.

El plan inicial de Annie y Hughie fracasa, pero en el camino se encuentran con un aliado inesperado: A-Train, a quien ya le vimos sospechar la semana pasada sobre la iglesia a la que se ha unido junto a The Deep y que tras descubrir la verdad roba el perfil de Stormfront, el cual contiene información sobre su pasado Nazi, para entregárselo a Hughie y Annie con la intención de que sean ellos quienes lo filtren a la prensa hundiendo la reputación de ella y brindándole la oportunidad de volver a los Siete. Evidentemente, eso es lo que ocurre, dejando una vez más a The Deep no solo sin volver al equipo, sino expulsado de la iglesia.

Con la reputación de Stormfront por los suelos y habiendo evitado el plan del gobierno de comprar compuesto-V, ya que quieren mantenerse lejos de la imagen de Vought tras haberse hecho pública la relación tanto de su empresa como de una de las caras visibles de los Siete con el nazismo, toca ir al otro punto importante del episodio: el rescate de Ryan.

Tras llevarse Homelander a su hijo la semana pasada, Becca se escapa del complejo en el que estaban y acude a Butcher con el fin de rescatarlo. Butcher accede y acude a Edgar, con quien hacer un trato: él le da la ubicación de Homelander y en cambio Butcher le entrega al niño dejando libre a Becca. Pero ¿Dónde está Homelander? Pues en la cabaña que ya hemos visto en el pasado intentando jugar a las casitas con Stormfront y su hijo, quien empieza a echar de menos a su madre. Con esta información se desarrolla el plan para sacar al niño de ahí, pero todo se va al traste cuando Butcher se da cuenta que no puede traicionar a Becca entregando a Ryan a Edgar.

El cambio de planes no solo plantea el ponerse una diana en la espalda, sino que provoca que sean atrapados por Stormfront, lo cual divide al grupo con Butcher huyendo junto a Becca y su hijo mientras el resto intentan frenar a Stormfront en una frenética escena de acción. Hay que decir que parcialmente logran cumplir su objetivo, sobre todo gracias a la aparición de Queen Maeve, pero Stormfront logra escapar y dar con Butcher provocando un encontronazo entre ella y Becca que lleva a que Ryan pierda el control de sus poderes matando a ambas.

Por si ya de por sí todo esto fuera poco, después de que Ryan mate a las dos mujeres aparece un Homelander cubierto de la sangre de los hombres de Vought que se iban a llevar niño. Butcher se pone entre él y el niño cumpliendo la promesa que le hizo a su difunta esposa mientras estaba moribunda. Seguramente habría sido una muerte segura de no ser por Queen Maeve, quien es la Deus Ex Machina del episodio y utilizando el video con el que tenía intención de hundir su imagen le obliga no solo a no matar a Butcher, sino que además se aleje de ella, Elena y Annie.

Con Butcher entregando el niño a Mallory (quien a través de la senadora Victoria Neuman va a montar un equipo oficial para encargarse de lo supers), Annie y Queen Maeve siendo un poco la cortina de humo tras el escándalo de Stormfront siendo públicamente reconocidas como las heroínas que la derrotaron, Hughie dejando de lado al equipo para trabajar directamente para la senadora y Homelander masturbándose en lo alto de un edificio a la luz de la luna; cierra una temporada que me deja un sabor agridulce ya que aunque la haya disfrutado bastante, no puedo negar que el ritmo ha bajado bastante durante gran parte de la temporada debido a que se han dedicado sobre todo a presentar tramas, las cuales para mi gusto han cerrado sin que ni siquiera hubieran tenido la posibilidad de explotar del todo. Hace unas reviews hice una analogía con Little Fires Everywhere, pues bien la sensación que me deja en el cuerpo es que a la gran mayoría de pequeños fuegos les ha caído un cubo de agua encima antes de ni siquiera ser una amenaza.

Y no, no me he olvidado de la gran revelación del final: que Victoria, la senadora anti-supers con la empieza a trabajar Hughie, tiene poderes y es quien está detrás tanto de la muerte de Rayner como de la matanza del episodio anterior. Esto lo descubrimos cuando mata al líder de la iglesia una vez se ha completado su plan de dejar tocado a Vought a quitar del tablero a Stormfront. Supongo que tendremos más respuestas sobre ella en la tercera temporada.

Con esto acaban las reviews de The Boys este año, ha sido un placer escribirlas y si todo va bien volveremos con las de la tercera temporada el año que viene. Sin embargo, si no queréis esperar tanto, el Domingo 11 de octubre (mañana si estáis leyendo la review el día de publicación) a las 20 haremos un especial sobre la segunda temporada en nuestro canal de twitch. Si no podéis o directamente llegáis a este texto tarde, tranquilos porque se podrá ver en diferido en YouTube (es más, seguramente tras este párrafo esté el video).

Comparte: