Review Arrow: Green Arrow & The Canaries

Review Arrow: Green Arrow & The Canaries

Bueno, vamos con el piloto de Green Arrow & The Canaries. Porque esto no es otra cosa, sinceramente. Cuela que sea temporalmente posterior a la Crisis, porque lo es, pero esto ya no es Arrow per se, es algo distinto. Es la serie de Mia Smoak Queen, acompañada de Laurel Lance y Dinah Drake. Este post irá a caballo entre review propiamente dicha y los artículos que solemos hacer acerca de diferentes pilotos de series que se van estrenando. Vamos a ello.

La serie nos presenta la vida de Mia en 2040, en una realidad bien distinta a la que conocimos en la séptima temporada de Arrow, que era prácticamente un escenario post apocalíptico. Los cambios en la realidad llevados a cabo por Oliver cuando reinició el multiverso se notan a medida que vamos adentrándonos en el piloto, en el que nos venden la moto una y otra vez de que en Star City no ha habido crímenes desde hace veinte años, cuando Oliver Queen se sacrificó para salvar millones de vidas. Algo que, claro, era imposible que durara. Además que me parece poco creíble. Entiendo que se refieran a catástrofes tipo Deathstroke intentando tomar el control de la ciudad, o Ra’s al Ghul o Damien Darhk haciendo de las suyas, pero me niego a creer que en una urbe como Star City no haya ni siquiera algún robo a bancos o cosas así. Pero bueno, aceptamos pulpo como animal de compañía y seguimos.

La vida de la joven es idílica, algo que también está condenado a no durar. Laurel se marca un viajecito al futuro para tratar de cambiar el destino de la ciudad, que en cuestión de un año (2041) es pasto de las llamas y se desata de nuevo el caos, destruyendo el legado de Oliver, y todo empieza con el secuestro de la hija adoptiva de Helena Bertinelli (personaje que dio vida a Huntress al comienzo de la serie), y amiga de Mia. En ese salto hacia delante que hace la hermana de Sara, encuentra a una Dinah Drake que ya estaba allí, y aquí ya tengo que decir que me escama la explicación de cómo ha acabado en 2040. Nos dice que el día después del funeral de Oliver en 2020 (asumo que pasará en la Series Finale de la semana que viene), ella se despertó en 2040. Raro. Para seguir sumando, resulta que no existió nunca, que no hay rastro de Dinah Drake o Black Canary. Esto último me imagino que es resultado de la alteración de la realidad, pero tanto una cosa como otra me resulta extraño cuanto menos, sobre todo la parte de que un día estaba en nuestro año y al siguiente veinte años después. No sé si lo dejarán así en caso de que la serie vaya para adelante, o hay algo más detrás que desarrollarán en el futuro y nos explicarán el porqué de la presencia de Dinah en 2040.

Una vez Laurel y Dinah están reunidas, la doppleganger de Tierra-2 decide sacar de esta realidad de color de rosa a Mia, utilizando un cachivache creado por Cisco, con los poderes de J’onn para hacer recordar a los héroes de la Crisis la realidad pre-Crisis. Qué útil está siendo el bueno del Detective Marciano en todo lo relacionado al crossover, la verdad. Mia lo termina recordando todo, incluido que su prometido JJ fue Deathstroke y mató a Zoe, la hija de René, y que en realidad amaba a Connor. Todos ellos, tienen la realidad completamente alterada con respecto a lo que conocíamos antes, ya que Zoe sigue viva, JJ es un cacho de pan, y Connor es un marginado. Pese a la reticencia inicial, Mia termina asumiendo que debe retomar lo que empezó su padre casi treinta años antes, y pasa a ser la nueva Green Arrow, salvando junto a Dinah y Laurel a la hija de Helena.

Tenemos algunas cositas interesantes que nos van presentando durante el episodio. Para empezar, la identidad del Deathstroke que vemos. No es JJ, y yo apostaría por Connor. Tiene solo una escena, pero me basta para malpensar y creer que es el hombre tras la máscara. Al alterarse la realidad, ¿por qué no el destino de los hermanos? Después, el secuestrador de Bianca lleva tatuado, ni más ni menos, que la silueta y el símbolo del hozen que Oliver trajo como souvenir de sus cinco años lejos de Star City, y que es uno de los elementos recurrentes de la serie. Curioso cuanto menos, la verdad. Por si fuera poco, parece que hay una villana detrás del secuestro de la hija de Helena, algo que era de esperar por el tono escogido por la ficción, como están haciendo en Batwoman. Me parece interesante, y es algo que, en su momento, especulé con la posibilidad de que bajo la máscara de Prometheus hubiera una mujer. Si nos presentan un personaje femenino interesante, con una buena historia detrás, como Alice en Batwoman, por mí encantado. Además, no sabemos si está relacionada con quienes secuestran a William al final del episodio, o los que hacen recordar a JJ su vida en la Star City del 2040 previa a la Crisis. Entiendo que todos estos acontecimientos están relacionados, pero podría tratarse de varias amenazas que pretenden poner en peligro la ciudad. Y la guinda del pastel es ese titular de periódico que nos muestra Laurel de 2041 (lo que les gusta a esta gente mostrar portadas de diarios catastrofistas), en el que vemos que Mia va a ser el centro de la movida que se viene en la ciudad, con ese «The Woman who failed Star City«. Menudo titular.

Como piloto, no se han calentado mucho la cabeza, la verdad. Es el esquema base de la mayor parte de productos de este estilo, con la ventaja de haberlo introducido en la temporada de la serie madre, y dando por sentado que conocemos de sobra a todos los personajes, sus conexiones y lo que cada uno puede aportar a la serie. Para alguien que entre de nuevas en esta serie, en caso de que salga adelante, no sé qué harán, si repetir este episodio cuando la temporada arranque de verdad, o continuarán a partir de lo que sucede en el 8×09, dando por hecho que has visto el backdoor pilot.

En cualquier caso, ha sido entretenido, sin más, y seguramente acabe viéndolo, más que nada por completismo y por continuar el seguimiento de las ficciones del Arrowverso. Creo que Mia es un buen personaje (veremos si termina siendo una buena protagonista), y la relación entre ella y Laurel y Dinah debe ser el pilar fundamental sobre el que se asiente la trama de la serie, algo que saben perfectamente y nos han estado introduciendo en esta temporada de Arrow, que ya dije en su momento que me parecía mejor que clavarnos por la cara un piloto por la puerta de atrás en plena despedida de la serie que inició el universo de DC actual en The CW.

Lo realmente importante vendrá la semana que viene, cuando nos despidamos, esta vez sí, de Arrow. Para mí, como tal, la historia de Oliver Queen concluyó en Crisis on Infinite Earths. El próximo episodio lo considero un epílogo, que tengo mucha curiosidad por ver cómo lo enfocan y si realmente termina siendo útil o si nos queda la sensación de que añadieron dos episodios innecesariamente (contando el de esta semana). Nos vemos en la Series Finale.

Comparte: