Review The Flash: Goldfaced

Review The Flash: Goldfaced

Seguimos con The Flash y tras una vuelta en la que poco a poco han ido avanzando casi todas las tramas globales, lleg√≥ el terrible y esperado momento del relleno, el cual en ocasiones anteriores hemos tenido que sufrir algunos de los peores episodios de toda la serie ¬ŅComo habr√°n sobrellevado el meter un cap√≠tulo que no aporta nada en esta ocasi√≥n?

Voy a responder a la pregunta de la entradilla ya de primeras: sorprendentemente bien. A lo mejor soy yo que tras dos temporadas en picado he rebajado tanto el listón que me conformo con cualquier cosa, pero echando la vista atrás como he repetido en otras tantas reviews a lo largo de la temporada, tanto el desarrollo de las tramas como estos interludios propios de una serie que debe llegar sí o sí a los 23 episodios lo han llegado a hacer mucho peor. El capítulo en cuestión de esta semana no aporta relativamente nada, pero no me parece que desentone dentro del avance de la trama ni está fuera de lugar. Es paja, pero una paja bien integrada en la serie.

«Pongamos nuestras poses de badass»

El foco principal se posa en Barry y Ralph, quienes se meterán en los bajos fondos de Central City para conseguir una pieza de tecnología de contrabando con el que poder administrarle a Cicada la cura que está realizando Cisco (quien vuelve a estar desaparecido, en serio, no me sorprendería que maten a su personaje a final de temporada viendo como está perdiendo peso dentro de la serie). Esta bajada a la parte oscura de la ciudad les llevará a trabajar para un traficante llamado Goldfinger  Goldfaced que les conseguirá el artilugio a cambio de robar para él una impresora de órganos que va a ser donada a un hospital. Todo termina siendo una excusa para mostrar que Barry no renunciará a su moralidad aunque le vaya la vida en ello y que tanto él como Ralph pueden derrotar a un meta sin necesidad de poderes.

La otra parte con cierta importancia la tenemos en Nora, quién es consciente de que Sherloque la está investigando y a la cual Eobard la ayuda recomendándola que aparte a Sherloque del caso haciendo que ponga su atención en otra cosa, más específicamente el amor, por lo que tenemos a Nora haciendo de celestina y de camino desvelándonos más cosas sobre este nuevo Wells como que sus famosas ex-mujeres son en realidad la misma pero de diferentes tierras. Al final se puede que consigue que Sherloque ligue y que este cambie el objetivo a Cicada al descubrir que la versión de su ex en esta tierra es una meta-humana.

«Y ahora me ir√©, pero ya si eso dentro un rato volver√© con todo el Team Flash y espero que te quedes aqu√≠ tirado»

Y por √ļltimo est√° la parte m√°s rid√≠cula del episodio, la de Iris. En resumidas cuentas, descubre donde vive Cicada, la pillan, pelean, sobrevive hiri√©ndole y en vez de reducirle esperando a los refuerzos se pira ‚Ķ un poco absurdo todo, pero lo que m√°s gracia me hace es que incluso parece sorprendida de que Cicada se haya ido ¬ŅQu√© esperaba? Puede que sea un genio como DeVoe, pero no le veo tan est√ļpido de quedarse en la misma casa una vez le han descubierto.

Sinceramente me imaginaba que la review sería corta, pero no es culpa mía que haya poca chicha que sacar de este episodio; sin embargo, recalcando lo que he dicho al principio de la misma, me sigue pareciendo un capítulo de transición más que digno.

Comparte: