Review The Flash: Memorabilia

Review The Flash: Memorabilia

Parece que la serie ha decidido centrarse casi exclusivamente en Cicada en su retorno del parón navideño y resulta casi cruel después de la revelación de quién está detrás de Nora, pero al menos están hilando bien ambas tramas, así que veamos que tal ha ido la “operación despertar a Grace” que se les ocurrió la semana pasada.

A diferencia de los villanos anteriores, parece que les ha corrido prisa agilizar la trama del villano de la temporada, lo cual partamos que me parece un acierto enorme y prefiero que se curren varios focos durante toda la temporada a que sólo usen de pieza central uno y nos maten a autoconclusivos; aunque habrá que ver cómo termina todo y si nos vamos a terminar encontrando un caso de “quien todo abarca poco aprieta”. En fin, volviendo al episodio en sí, el Team Flash no se anda con tonterías y se van directamente a despertar a la sobrina de Cicada del coma usando un aparato que permite entrar a la gente en la mente de otra personas, siendo recomendable entrar por parejas; sin embargo, quienes entren pueden descubrir cosas de su compañero, siendo esto un problema serio para Nora, ya que debe entrar junto con su padre a la mente de Grace y hay muchas posibilidades de que descubra que está en contacto con Eobard Thawne y que es este quién le dio las indicaciones para ir al pasado.

Nunca os fiéis de una niña pequeña que ponga estas caras si estáis en una mente ajena

Para que no se descubra su secreto, saltándose las indicaciones de Sherloque, Nora decide entrar ella sola en la mente de Grace, quedando atrapada en ella y viendo tanto sus recuerdos como la visión que tiene ella de su tío. De vueltas al exterior, las acciones de Nora debían tener repercusiones y estas son que Barry e Iris deciden meterse juntos para sacar a su hija de allí pero cometiendo un grave error y entrando sin querer en la mente de la propia Nora … ¿No es todo muy Inception en este capítulo?

Hablemos un poco de lo que ven Barry y Iris en la mente de Nora, que es tanto el momento en el que ella está en la comisaría de pequeña (suponemos que será cuando desaparece Flash en el futuro) como el de ella dando vueltas en el Museo Flash (vale, me columpié cuando dije que a lo mejor el museo no exisitía) y teniendo un encontronazo con su madre en el salón de los villanos; donde Barry descubre que no es que simplemente nunca capturó a Cicada, sino que además los asesinatos nunca pararon. Este enfrentamiento trae de vuelta los temores de Iris de convertirse en la persona de los recuerdos de Nora, los cuales estaban ya presentes al tener Iris la idea de crear su propio periódico y que el único nombre disponible sea el de la famosa portada de la desaparición de su marido. Me gusta que la serie toque el tema, pero sinceramente la parte Iris-Nora ya estaba superada y casi me ha parecido un atraso que lo hayan usado de excusa para la puerta de salida.

«Todos moriréis aquí abajo … espera, creo que eso era de otra película»

En la parte de Nora dentro de Grace sufrimos un giro brusco cuando descubrimos que no es simplemente que ella no quiera ser salvada, también que es consciente de todo lo que ha estado ocurriendo a su alrededor y de los asesinatos de Cicada, dando la sensación de que incluso lo apoya y atacando a Nora al atar cabos como la meta-humana velocista que atacó a su Orlín en los primeros episodios de la temporada, usando para ello una figura que aparenta ser una versión adulta de ella con el traje de Cicada; problema que también tendrán Barry e Iris dentro de la mente de Nora pero cambiando a Cicada por el traje de Reverse Flash.

Antes puse que lo de la relación entre Nora con su madre era una excusa pobre por lo de las puertas ¿Y qué son esas puertas? Recuerdos falsos en el subconsciente por el cual salir de la mente de la otra persona, siendo ese momento el de Nora y la idílica casa en la que vive con su tío el de Grace. Y así los tres personajes logran salir y despertar en el mundo real, pero fracasando rotundamente en la misión de despertar a Grace, quien  también fue afectada por el satélite dándola como una especie de fortaleza mental que la ha permitido enterarse de todo pese a estar en coma y quién sabe si influir tanto en las ideas de su tío como de la enfermera que la cuida.

«psssssssssss que sssseee me acaba ocurrir cooommo hacer la cura»

La trama se ha centrado mucho esta semana en lo que ocurría en las mentes de Grace y Nora, pero en cierto modo se ha tocado también el palo de la cura y de cómo el desarrollo de esta estaba afectando a un Cisco centrado únicamente en el proyecto y dando con la solución a su problema hablando con una camarera. Muy forzada toda esta parte, la verdad, entiendo que le hayan querido dar un mínimo de solidez al arco para que cuando aparezca (que será pronto al haberse convertido en el Plan A para detener a Cicada) no sea un Deus Ex Machina de libro, pero aunque agradezca el esfuerzo esta parte sentimentaloide con Ralph me ha parecido lo peor con diferencia del capítulo.

También hemos tenido una ligero avance en la trama de Reverse Flash, sobre todo en la vertiente de la investigación de Sherloque, quien gracias a los datos obtenidos por Barry de cuáles eran las defensas que tenía Nora en su mente poco a poco va hilando que es Reverse Flash la persona que envió a Nora al pasado.

No lo voy a negar, estoy contento por cómo está avanzando la temporada en general. Puede que Cicada no sea el mejor villano que ha tenido The Flash, posiblemente sea el peor hasta la fecha, pero están sabiendo utilizarlo bastante mejor que a DeVoe; además la presencia de Reverse Flash de fondo quitándole buena parte del peso narrativo de la temporada le hace un favor enorme. En resumidas cuentas, me gusta lo que veo en la serie este año.

Comparte: