Cruella. Opinión (sin spoilers)

Cruella. Opinión (sin spoilers)

En este extrañísimo año donde las películas se estrenan a la vez en las salas de cine y las plataformas de streaming, os hablamos de una producción que podéis ver en Disney Plus (pagando 21 euros a pesar de estar subscritos) o en alguna sala de cine de vuestra ciudad.

Es una película que está muy bien hecha, creo que se nota el gasto de alto presupuesto y que tiene un resultado bastante bueno pese a que no reinventa nada ni nos ofrece algo particularmente original. El punto más destacable es la interpretación de las dos actrices principales: Emma Stone y Emma Thompson, la heroína y su némesis hacen un trabajo excelente dándole a sus respectivos personajes la locura, la ambición y la maldad que necesitan. No sólo las dos Emma destacan, aunque ellas brillen más que los demás, lo cierto es que también el resto de los personajes cumple bastante bien en sus respectivas parcelas de protagonismo como amigos simpáticos, compiches divertidos, misteriosos aliados y demás.

El apartado visual es impresionante. Especialmente por el diseño de vestuario pero también por lo que vemos en ese magnífico taller de La Baronesa, o en el destartalado cuchitril en el que viven en algunos de los personajes o en la espectacular mansión en la que viven otros. La película rezuma lujo y excentricidad por todas partes y creo que eso es importante porque sirve para definir al personaje principal.

La utilización de los perros es muy inteligente y también muy divertida, además de aportar un punto muy necesario que nos recuerda que estamos ante la villana de 101 dálmatas a la vez que nos coloca algunos personajes caninos muy entrañables y graciosos qué sirven para darnos momentos en los que es imposible no sonreír. La relación de la protagonista con los suyos es lo más importante, es el grueso de la trama, y algunos de los suyos son adorables perros. Por supuesto también salen dálmatas.

No hay un blanqueamiento de la villana que moleste a los espectadores más puristas, ni tampoco asistimos a un festín en la maldad de la misma sino que más bien nos topamos con una exploración de los inicios y las raíces de este icónico personaje con sus luces y sus sombras.

Personalmente creo que esta versión de 2021 mejora notablemente a la versión en dos películas que vimos protagonizadas por Glenn Close. También creo que nos ofrece una propuesta arriesgada y divertida que sigue siendo fiel al espíritu de la película de animación de 1996 que dio pie a toda esta historia. Espero que el resto de las películas live action de Disney se parezcan más a esta y menos a las imitaciones toma a toma que hemos visto de otros de sus grandes clásicos. Creo que las perspectivas de una película como Cruella son mucho más enriquecedoras.

A mí me ha gustado mucho y la recomiendo aunque pues sólo por las interpretaciones que hacen las dos actrices principales, que son absolutamente excepcionales, merece la pena dedicarle atención a los 134 minutos que dura esta película.

Comparte: