Crítica: Marvel's Spiderman - Miles Morales

Crítica: Marvel’s Spiderman – Miles Morales

Hace dos años, Sony e Insomniac Games lanzaban en PS4 un videojuego basado en las viñetas de Marvel, centradas en el Hombre Araña, o mundialmente conocido como Spider-man. El éxito fue total, llevándose la catalogación de Game of the Year (GOTY) y un apabullante apoyo, tanto de crítica como de base fan. Os hablé entonces de ese juego, y ahora llega el momento de hablar de la continuación, centrada en el personaje de Miles Morales. 

En la entrega previa, teníamos el control de Peter Parker y nos tocaba ponernos en su piel y defender Nueva York de las amenazas que la trama nos ofrecía, además de unos cuantos entretenimientos secundarios para darle más contenido al juego. Esta vez, Peter está lejos de la ciudad y deja a Miles Morales para ocupar su lugar y ser el Spiderman de guardia, por si aparece algún problema mientras el fotógrafo está ausente. Y, claro, ése es el caso.

De entrada, deciros que estamos ante una entrega puente, ya que si la anterior tenía una duración de unas 40-50 horas aproximadamente, contando trama principal más misiones secundarias, esta vez no llegamos a la mitad, haciéndolo prácticamente todo lo que nos encontramos a medida que vamos avanzando en la historia. Se trata de una presentación fantástica de un gran personaje como Miles, para acostumbrarnos a sus movimientos y conectar con su trama, y dejarnos con la miel en los labios para una potencial continuación, algo que es evidente que pretenden desarrollar, muy probablemente ya de forma exclusiva para Playstation 5.

Otra cuestión sobre la entrega es que la tenemos disponible para Playstation 4 y 5, así que si todavía no habéis hecho el salto a la nueva generación de consolas, podéis disfrutar de este título en vuestra consola actual, como he hecho yo. No puedo hablar de lo que nos encontraremos en la nueva versión de Playstation, pero lo cierto es que hay continuismo en cuanto al apartado gráfico del primer juego y éste. Apenas aprecié diferencia entre uno y otro en este aspecto, y tampoco es que la necesite, la verdad. Miles Morales coge lo mejor del videojuego anterior y lo aprovecha, mejorando incluso en algunos puntos. Uno en el que no, sin lugar a dudas, es en el aspecto de Peter, al que le han cambiado por completo el rostro, y parece alguien extraño al que no conoces. Uno de los puntos negativos de este juego, y si realmente una cara diferente es lo peor que puedo destacar de este juego, os podéis imaginar que la valoración global es bastante alta. 

Mencionaba antes que este Miles Morales mejoraba en algunos aspectos a su predecesor. Quizá lo más relevante sea que va directo al grano, aunque tiene sus cuestiones secundarias que nos ayudan a realizar mejoras en nuestro personaje, tanto acerca de sus habilidades como los artilugios que utiliza, pasando por una colección de trajes de lo más curiosos y llamativos; pero, en líneas generales, apuesta por reducir considerablemente los entretenimientos alternativos a la trama principal, algo que en el anterior teníamos, in my opinion, hasta la saciedad. Se hacía pesado muchas veces el tener que cruzar la ciudad por completo para ir a cazar palomas, o hacer fotos en un sitio u otro. Desde luego, eso favorecía a la exploración, e invitaba al jugador a recorrer las calles de Nueva York, descubriendo una cantidad ingente de guiños a otras obras de La Casa de las Ideas, entre otras cosas; sin embargo, al final creo que llegaba a ser anodino, cuando ya no tenías el gancho de la trama global y solo te balanceabas por los edificios de la Gran Manzana, algo que era (y sigue siendo en el nuevo juego) divertidísimo, las cosas como son. 

 

La historia tampoco tiene nada que envidiar a la anterior. Como hace dos años, tenemos caras conocidas haciendo acto de presencia, pero tanto en el caso previo como aquí nos introducen rostros nuevos en cuanto a villanos se refiere, y creo que es de agradecer que Insomniac apueste por no recurrir a los clásicos y darle oportunidad a la savia nueva con historias diferentes. Reconozco que no leo los cómics del Hombre Araña, y no sé si alguno de los que vimos en el anterior como en éste aparecen en las viñetas, pero para mí son novedosos, y creo que ese era el objetivo de Insomniac, que el público en general se encontrara con material distinto para ellos.

No me voy a ir sin hablar de Miles, nuestro héroe y un personaje genial. Si alguien no lo conocía, creo que el videojuego hace un trabajo magnífico presentándolo mucho más en profundidad, ya que si en el anterior ya se nos introdujo, y en los DLCs ya podíamos incluso manejarlo y verle en sus primeros pinitos como nuevo justiciero neoyorquino, aquí ya tenemos el tratamiento de protagonista, con todo lo que ello conlleva. Y lo cierto es que no notamos en absoluto la ausencia de Peter Parker, porque Miles Morales llena el hueco dejado por el clásico Hombre Araña a la perfección. Para aquellos que dudaban (si es que había alguien) de la capacidad para coger las riendas de este personaje en el nuevo título de Insomniac y lucirse, creo que todo lo que podían poner en cuestión ha quedado disipado al completo. 

Tras una primera entrega de sobresaliente, y una continuación a la par, soy muy optimista con la saga Spiderman en Playstation, y cuando dé el paso a la nueva generación, tengo muy claro que si sacan una continuación (todo apunta a ello), será uno de los juegos que adquiriré. Mientras tanto, Miles Morales es uno de los últimos grandes títulos que tendremos en PS4, y una buena carta de presentación de PS5, así que, para los jugadores de cualquiera de ellas es una adquisición, diría obligatoria, tanto para los fans del superhéroe como simplemente aquellos que disfruten de un buen videojuego para pasar un rato entretenido. 

Comparte: