Review The Walking Dead:  Silence the Whisperers

Review The Walking Dead: Silence the Whisperers

Un episodio bastante entretenido en el que los Susurradores sorprenden con algunos movimientos en las sombras y Negan nos da un un par de sorpresas.

Me gustan los movimientos que hace Alpha, está hiriendo a las tres comunidades a la vez y lo hace sin hacerse notar. Unos zombies que aparecen a las puertas, unas hordas coordinadas, un árbol que se cae y alguna otra cosa en Oceanside. Es evidente que los Susurradores están detrás de estos desastres. Posiblemente todos estos movimientos sólo quieran desgastar a nuestros personajes para que estén más débiles cuando Alpha los golpee. Está bien que la pequeña Judith se de cuenta de la naturaleza de su enemigo y me ha encanto que Michonne la eduque para el mundo en el que vive y no le llene la cabeza de falsos arcoíris e historias que siempre terminan bien, ellos no viven en un cuento y Judith debe estar preparada.

Creo que en este episodio hemos explorado la psique de algunos personajes de forma muy certera, especialmente Michonne, a quien hemos visto hablar con su hija tratándola como una adulta a quien quiere preparar para el mundo, la hemos visto analizando los comportamientos de Los Susurradores y asumiendo que no puede confiar en ellos, es muy sabio por su parte creer que un intento de asesinato a Alpha no hubiera sido perdonado si los Susurradores no estuvieran planeando algo. También es muy sabio el consejo que da a Daryl de usar a Lydia como elemento de seguridad contra Alpha y me ha gustado muchísimo la escena que comparte con Ezekiel, en donde se sincera y muestra sus sentimientos y su soledad desde la desaparición de Rick.

No me creo la redención de Negan, no me creo que el tipo que reventó la cabeza de Glenn y Abraham con un bate de béisbol se haya hecho bueno; no acepto que el tipo que doblegó la voluntad de Rick y lo convirtió en un monigote se haya redimido. Negan secuestró a Daryl, ordenó el asesinato de todos y cada uno de los varones de Oceanside; socavó la paz y convivencia de pequeñas comunidades como Hilltop, Kingdom o Alexandria. De forma indirecta causó la muerte de Sasha y de otros tantos personajes. Así que no me creo que Daryl simplemente no quiera matarlo, puede que las heridas estén curadas pero me cuesta creer que estén completamente olvidadas y que no aproveche esta magnífica oportunidad para deshacerse de él. Dentro del viaje argumental de Daryl, no encaja que le dirija la palabra a Negan como si fuera otro ser humano igual a él.

Entiendo que el argumento exige que sobreviva, supongo que aún queda algo que contar y que la historia del personaje está lejos de haber sido completada… pero si es así, si los guionistas necesitan a Negan, deberían haber hecho más notable la animadversión lógica de todos los demás. El único que obra de una manera coherente es Aaron, que pese a que fue salvado por Negan en el episodio de la semana pasada, en la reunión del Consejo vota por condenarlo a muerte. Me gustaría sentir que lo dejan vivo por respeto a Carl o algo así, pero me chirría que lo dejen vivo para proteger la civilización que han creado, me parece una razón muy pobre para mantener con vida al monstruo.

Dejando de lado que no me parece creíble nada de esto, la idea de unirlo a Lydia sí que tiene sentido: los dos apestados, los marginados, los enemigos de todos los demás se unen entre sí. La pena de esto es que Lydia no es como Negan, la niña quería a Henry y soñaba con convertirse en una ciudadana más, renunció de forma voluntaria a su madre y a la única vida que conocía para empezar desde cero en una sociedad diferente a la suya. La pobre Lydia ha demostrado amar el pequeño mundo que nuestros personajes han construido, lo ha demostrado con mucho más ahínco que otros que dan esa convivencia por hecho. Pero ella, a diferencia de otros, no conoce a Negan y no sabe qué clase de monstruo fue en el pasado, la pobre chica lo considera como una figura paternal que la protege del bulling, cuando nadie ha hecho tanto bulling como él.

El caso es que Negan ayuda a la chica y termina matando a una mujer. Obviamente la comunidad exige tomar medidas y  hubiera sido muy difícil que el personaje escapase con vida de esto. Personalmente es lo que temía, pensé que lo perdonarían o que considerarían que el homicidio fue involuntario y con la culpa mitigada porque la motivación fue defender a una persona inocente. Afortunadamente no lo perdonan… el guión decide darnos una agradable sorpresa y Negan desaparece. Me gustó mucho la idea, por lo sorprendente  que resulta ese desenlace y por las puertas que abre para el futuro.

Angela Kang ha sido capaz de darle otro color a la serie y aunque quizás sea muy difícil alcanzar el nivel de las primeras temporadas la serie ha dejado atrás el bache que supusieron las temporadas séptima y octava. Creo que The Walking Dead no volverá a ser tan especial como era cuando Rick y Carl estaban vivos, porque al fin y al cabo Rick Grimes era el protagonista. Además es imposible recuperar la sorpresa y el desasosiego que inspiraban los muertos al principio de la serie, porque ya nos hemos acostumbrado a ellos. Ahora bien, también creo que Kang ha sacado a la serie del lodo y ahora se mantiene como un producto muy decente y por encima de la media.

Comparte: