Review The 100: Adjustment Protocol

Review The 100: Adjustment Protocol

El episodio ha estado repleto de ritmo y tensión, algo que era de esperar después de como quedó la cosa la semana pasada. Por un lado tenemos la operación rescate; por otro la revolución y el triunfo de la verdad y mientras tanto muchos personajes toman medidas desesperadas con impredecibles consecuencias.

Un episodio en el que quizás ocurren demasiadas cosas, siguiendo la costumbre de la serie de no parar jamás a tomar aliento. Lo cual es bueno porque suma ritmo, pero también malo porque sobrevuela la sensación de que a toda subtrama se le podría haber sacado un poco más de jugo y así enriquecer  la serie.

Gabriel regresa a Sanctum y  la mitología con la que nos han estado machando esta temporada debería haber implosionado, pero no ocurre. Me temo que todo pasa tan rápido y en un revuelo en el que pasan tantas cosas, que las ideas quedan esparcidas en el desorden y el espectador pasa por alto cosas que deberían ser importantes. El regreso de Gabriel, el tipo al que todos temen y que pone en tela de juicio el modo de vida de Los Primes desde hace casi un siglo no debería haberse desaprovechado como un elemento menor de otra trama más relevante. El descubrimiento por parte de sus seguidores de lo que pasó con Xavier debería haber tenido más espacio. Los Hijos de Gabriel no pueden aceptar a Xavier como líder y mucho menor asumir que Gabriel incumplió su palabra y usó otro cuerpo … y si explica que asesinó a su pupilo en una rabieta, los Hijos de Gabriel deberían haber reaccionado. La revolución también se nos escapa entre los dedos, hubiera sido genial ver como el pueblo va descubriendo la verdad, quedándose atónitos, mostrándose incrédulos en un primer momento y muy enfadados después… pero no pasa nada de eso, todo se resuelve en alusiones leves a que algo quizás está pasando, leves observaciones que casi pasan desapercibidas.

Creo que la subtrama de Emori y Murphy no se ha explicado del todo bien. Según entendí, ellos aceptan que les inserten un par de dispositivos para que sus espíritus perduren, pero ante el pueblo de Sanctum iban a fingir ser otras dos personas (o entrar en conexión espiritual en la inmortalidad con otras dos personas), concretamente esas dos que Simone borró unos episodios atrás. Ellos fingirían ser Daniel y Kaylee Lee en los cuerpos de John y Emori, como si al igual que Clarke o Abby sólo fueran portadores de los cuerpos de los Primes.  A la larga se hubieran cansado de fingir actuar como hermanos ante el pueblo o hubiesen no aceptado hacerlo y hubieran cambiado la mitología de los Lee. En todo caso, al final actúan heroicamente y permanecen junto a sus amigos en lugar de huir… aunque, eso sí, se quedan con sus dispositivos implantados.

Taylor sigue manteniendo un ejercicio interpretativo excepcional.  Ha sido Josephine, Clarke, Josephine fingiendo ser Clarke y Clarke fingiendo ser Josephine. Supongo que es especialmente conmovedor el momento en el que ve a Simone dentro del cuerpo de Abby, tiene que fingir alegrarse por el regreso de su madre y esconder el dolor por la muerte de Abby.

No sólo Eliza Taylor está haciendo un trabajo magnífico, creo que su personaje está evolucionando muy bien y me gusta verla comprometida con valores éticos en lugar de salir a matar a todo el mundo como hacia antes. Pero a lo largo de esta temporada hemos explorado la culpa con la que carga y creo eso,junto al ejemplo de Monty la están llevando a Hacerlo mejor esta vez.

Octavia y Bellamy estrechan lazos de manera lenta y pausada, algo lógico teniendo en cuenta las pesadillas que ambos cargan sobre sus espaldas. Octavia suplica el perdón, Bellamy comprende que ella ha cambiado tras su paso por La Anomalía. No es fácil para ninguno de los dos pasar por alto lo acontecido en el pasado, pero ella ha cambiado de verdad y él sigue siendo él mismo y perdonará a su hermana como ha hecho siempre. Con buen criterio, los guionistas están dando pequeños pasos hacia la reconciliación, en lugar de hacerlo de sopetón, cosa que los espectadores no hubiéramos entendido.  Quienes sí que se han reconciliado, y ha sido preciosos, con Abby y Raven, creo que la conversación que han mantenido era completamente necesaria para dar por cerrada la dinámica de relación de estos dos personajes, a muchos efectos creo que Abby ha sido más madre para Raven que para Clarke y ha estado lleno de emoción verla reconocer sus errores y mostrar el dolor que le causó decepcionar a Raven, que también vio siempre en Abby a una figura maternal. Si consideramos que el discurso fue esencialmente una despedida, cobra aún más valor emocional.

La muerte de Abby, un episodio después del suicidio de Kane es una decisión argumental muy cuestionable, pues ambos personajes tenían un desarrollo personal mucho más allá de la relación sentimental entre ambos y Abby podría haber continuado evolucionando como personaje sin su relación con Kane. Sea como sea, ambos mueren, hemos terminado para siempre con Abby y Kane. Nos despedimos de esa pareja extraña repleta de toxicidad y amor sincero. Por un momento pensé que quizás tendríamos a Kane interpretado por otro actor, una forma de permanencia del personaje aunque Henry Ian Cusick se finalizase su trabajo en la serie. Finalmente vimos que no fue así, Kane no aceptó el asesinato como vía para lograr la inmortalidad y terminó suicidándose. Abby también ha elegido morir, su elección no está tan trabajada como la de Marcus y parece un poco  apresurado que tome una determinación tan drástica pero quizás lo arreglen en la season finale. Abby quiere salvar a Madi y teme que la maten si siguen extrayéndole médula ósea, pero aún así, un personaje como ella se merecía una despedida mucho más larga y meditada. La excusa que me digo a mí misma es que Abby nunca ha tomado las mejores decisiones y no es la primera vez que toma una decisión precipitada sin considerar las consecuencias, así que quizás un final así de súbito tenga cierto sentido para alguien como ella. Tuvo problemas con adicción a las drogas y eso la llevó a actuar en contra de sus propios intereses y los de su gente; enloqueció un poco con su adicción a Kane, y eso la llevó a actuar en contra de sus propios principios. Me puedo creer que actúe de esta forma cuando se trata de salvar a la hija de Clarke. Y al menos tiene el consuelo de saber que su hija aún vive antes de sacrificarse.  Asumo que igual que tuvimos doble ración de despedida con Henry Ian Cusick, la tendremos también con Paige Turco, pues al igual que Kane no hubiera funcionado interpretado por otro actor, Paige Turco no funcionaría interpretando a otros personaje.

La semana que viene terminará la temporada, con un episodio que pinta de lo más interesante.

Comparte: