Review Agents of SHIELD: Collision Course (Part 2)

Review Agents of SHIELD: Collision Course (Part 2)

Una nave plagada de Shrikes, un camión bomba en dirección a su pista de aterrizaje y Sarge llegando al Zephir con intención de hacerse con el control de él; así terminó el episodio anterior y así empieza, ya que si alguien no se ha dado cuenta el título lleva un “Part 2” por algo … así que ¿Habrá complido la resolución del encontronazo de todas la subtramas de la temporada?

Tras ese final que era una bomba a punto de estallar, el episodio se abraza a la tensión del momento: Sarge toma el Zephir, Daisy y compañía se enfrentan a que están encerrados dentro de la versión Mad Max del autobús de Speed y que Fitz-Simmons descubren definitivamente que Izel no es para nada de fiar y se ha hecho con el control de toda la tripulación. El episodio no se permite concesiones y va directamente al grano, terminó con todos sus focos al borde de colapso y eso es precisamente lo que ocurre aquí, sin ninguna sorpresa (Sarge toma el Zephir, Fitz-Simmons en el momento en el que descubren la realidad de Izel huyen para salvar sus vidas y Daisy, May y su tropa logran evitar que la bomba estalle).

Ahora vayamos a la base del capítulo, que ocurre una vez se llega la resolución del cliffhanger de la semana pasada. Las partes del camión y la nave son básicamente escenas de transición con poco o nada de relevancia: tenemos por un lado a la gente del camión haciendo zafarrancho de combate para evitar que los Shrikes entren y les maten; y en la nave de Izel a Fitz-Simmons marcándose un Outlast escondiéndose de la tripulación infectada; dónde se puede ver que la trama avanza es el Zephir, el lugar en el que vemos los auténticos colores de Sarge.

Creo que a estas alturas no hay nadie que se fiara de él y que la probabilidad de que la serie entrase en una especie de arco de redención del personaje era mínima … pues el episodio nos muestra exactamente eso, que Sarge es un hombre sin recuerdos ni pasado consumido totalmente por el odio a Izel y que sacrificará todo y a todos en pos de lograr su venganza por lo que él cree que le ha hecho Izel. Abandona a Snow y sacrifica a Pax en cuanto se vuelven un lastre en su objetivo, porque todo lo que bajo su punto de vista no ayude en su misión de dar caza a Izel es prescindible. Sarge se destapa como el psicópata cuya misión podría considerarse noble, pero punto de partida de esa misión y los métodos que toma para llevarla a cabo son cuestionables; no hace todo esto salvar el mundo, es personal.

También se aprovecha para teorizar sobre quién es Sarge, pues Izell aparenta saber más sobre él y su origen que el propio Sarge, y algo me dice que ahora mismo estamos más cerca de que se revele que es un experimento de ella usando el ADN de Coulson que una versión de nuestro Phil de otro universo; aunque pese a esto debo decir que hay cosas que me tienen algo perdido, la sorpresa de Izel al encontrarse a Sarge en la tierra y la relación de Coulson con SHIELD … ¿De ser un experimento acaso no sabía nada sobre la identidad del sujeto original? ¿Si Coulson y Sarge tienen 0 relación a qué vienen todos eso guiños?

Dejaré de divagar en el personaje de Sarge y continuemos con los hechos, pero creo que necesitaba desglosar un poco a este individuo para ver cómo poco va perdiendo el control de la situación en el Zephir siendo derrotado primero por Mack y traicionado por Jaco, pasando de ser el soldado loco preparado para arrasar a todo en cuanto llegasen a la nave de Izel, a un hombre que debe ver como otros van a ese cara a cara que tanto ansiaba mientras se encuentra encerrado en una celda. Lo que quería ocurre, pero sin él y en manos de Mack, alguien a quién Sarge considera que no tiene lo que hay que tener para tomar las decisiones necesarias para terminar con la amenaza que supone Izel.

El ataque a la nave lo vuelve a hilar todo: nos deja con Jaco y Davis a punto de atraparla en una escena que dará para teorizar, junta a Fitz-Simmons con Mack y Yo-Yo y tras el rescate de estos, en la escapada los lleva al camión de Sarge terminando la reunión de personajes para cerrar con el sacrificio de Jaco estallando el bomba dentro de la nave Izel … solo que seguramente sin su presencia dentro.

No han capturado el enemigo, pero SHIELD ha ganado: Mack se ha reafirmado como líder ante el rostro de su carismático predecesor, han recuperado a Fitz y el peligro de Shrikes parece haber sido derrotado. Todos son motivos para celebrar y eso hacen, enseñándonos como parece que partir de ahora todas las partes personales que habían pegado un frenazo por las circunstancias van a retomarse, pero hay algo en el ambiente que hace que esa fiesta se sienta raro, el “ha sido demasiado fácil” de manual y es ahí dónde entra Davis.

Los agentes Davis y Piper llevan varias temporadas como secundarios en la serie, pero siempre permaneciendo en el fondo como figurantes, con 0 importancia real dentro de las tramas de la serie; han sido siempre el clásico recordatorio de que en SHIELD hay vida más allá del cast principal y que estos no son lo únicos miembros de SHIELD y que los demás están ahí con sus propias vidas … y ambos personajes al tener cierta relevancia este año lo han bordado; porque han logrado mostrar que hay vida en SHIELD y gracias ello me parece grandioso que sea la figura de Davis, el agente que debería haber atrapado a Izel el foco de la teoría de que está bajo el control de ella.

Y cuando todos pensábamos que el episodio terminaría con la escena más cliché del mundo, revelando a Davis como un infectado, los guionistas nos enseñan a May matando a sangre fría a Sarge … sensacional, ese giro ha sido inesperado tanto por el personaje del que se trata como por la escena; una gran manera de poner el punto y final a este capítulo doble.

Comparte: