Debates Spammers: ¿es necesaria una película de Breaking Bad?

Debates Spammers: ¿es necesaria una película de Breaking Bad?

Recuperamos una sección de la que nos gustaría hacer más ediciones, pero que, por diferentes circunstancias, no hemos podido actualizar con el paso del tiempo. Nuestro único artículo fue previo a la última temporada de House of Cards, en el que María y Daniel nos dieron su punto de vista sobre si la entrega final de la ficción de Netflix sería mejor con Kevin Spacey, o sin él. Tiempo después, parece que nuestra compañera tenía razón, ya que su última temporada fue decepcionante. Ahora, con el anuncio de que Breaking Bad volverá en forma de película, Daniel e Iván nos dejan su opinión sobre si están a favor de la película, o no. Debajo tenéis sus opiniones. ¿Y vosotros? ¿Estáis en contra? ¿O a favor?

No es necesaria (Daniel)

No era necesario, la verdad. Al principio, cuando leí por primera vez la noticia, no quise darle importancia. Ya sabéis muchos de los que leéis estas líneas, que en el mundo de la televisión y del cine, muchas veces se exageran las cosas, y suele hablarse de proyectos que harían ilusión a mucha gente, y que a la vez asustan a otra tanta. En el momento en el que nos encontramos, raro es el mes que no surge un rumor sobre un remake, reboot, precuela o secuela de una franquicia, película o serie que tuvo éxito en su día. De hecho, actualmente tenemos ejemplos en Hawaii Five-0, Magnum PI, Charmed, etc. Podría mencionar más, pero creo que la idea está clara: ahora mismo, lo original al 100% escasea, y los proyectos suelen basarse en refritos de ideas ya manidas, o en novelas o material previo. Breaking Bad era puro, y fue una maravilla.

No solo eso: estamos ante una obra maestra de la pequeña pantalla y, como tal, es perfecta tal como es. Tendrá sus detractores, está claro, para gustos colores, pero creo que si introduces esta ficción en una conversación con cinco personas a las que acabas de conocer, tres o cuatro seguramente te dirán que sí, que la han visto, y que les encanta. Es más, me atrevería a decir que otro gigante como es Game of Thrones no tiene ese consenso a día de hoy. Yo me he encontrado muchas ocasiones en las que surgen los “no la he visto”, “no entiendo su éxito”, o el “no me parece para tanto”. Estamos hablando de una de las mayores producciones (si no la más grande) jamás creada en televisión y, sin embargo, una mucho más modesta en cuanto a magnitud de proyecto me refiero, la sigue desbancando tras años habiendo finalizado. Breaking Bad logró enganchar a muchísima gente en su día, y todavía resuenan en las charlas de amigos frases míticas de Walter White, o se paran a analizar momentos de esos que se te quedan en la retina, por no hablar de que su merchandising sigue siendo uno de los más socorridos a la hora de hacerse regalos entre gente que vio la serie en su momento. Por lo tanto, ¿a qué viene la necesidad de hacer una película?

Tal y como termina, termina de forma redonda. Muchas veces ves una película o una serie finalizar y piensas “vaya, me gustaría saber qué pasa con X”, o “una segunda parte estaría genial”, o cosas por el estilo. Pero no en el supuesto concreto de Breaking Bad. Tras el descomunal Ozymandias, y el rumbo que toman los dos episodios finales, la trama para mí se cierra por todo lo alto, y añadir algo más puede deslucir lo logrado por Vince Gilligan en su día. En su momento, cuando se anunció que íbamos a tener un spin off protagonizado por Saul Goodman, y que sería precuela, también me pareció una idea innecesaria. No diré que el tiempo me ha dado la razón, pero creo que hubiera sobrevivido si la ficción no se hubiese emitido nunca. Con el largometraje puede que pase lo mismo, pero la ventaja que tenía Better Call Saul es que sucedía en un tiempo previo a Breaking Bad, y no altera el legado que dejó la serie. Todavía recuerdo la horrorosa película de Prison Break y lo lamentable que fue… unida a su penosa quinta temporada (y, para colmo, amenazan con una sexta). Está claro que la ficción de FOX no es la de AMC, pero entendéis lo que quiero decir: cuando algo está bien, no lo toques. No sé si es el afán de hacer más dinero todavía, que el pobre Gilligan se aburre en su casa, o que AMC busca volver a ser notoria por algo que no sean sus zombis, pero parece que se nos viene película de Breaking Bad y, in my opinion, no hacía falta.

Aporta a la serie (Iván)

Aquí creo que hay un problema de conceptos, que es el ver esta película de la que únicamente sabemos sobre quién está centrada y cuándo ocurre como una secuela en vez de lo que yo creo que debería ser (y espero que sea): un epílogo a la serie. Yo no voy a decir que sea necesaria, pero sí que no es una idea descabellada o que sea algo que a la fuerza vaya a salir mal, no considero que el descubrir el destino de ciertos personajes y saber qué pasó después aquel “Felina” en el mundo de la serie sea algo malo y que no aporte nada.

Este proyecto puede que salga mal en un futuro, pero Vince Gilligan ya nos ha demostrado con Better Call Saul, que dentro de su zona de confort (que es el universo de Breaking Bad) sabe moverse y escribir buenas historias que no empañen el legado de su obra culmen. Este guionista ya nos ha dado buenos momentos en el pasado y creo que estando él detrás de la película hay esperanzas para al menos esperar que lo que nos entregue esté a la altura de lo que significa estar en el mismo universo que uno de los mayores colosos que ha dado la televisión en cuanto calidad se refiere.

No creo que Breaking Bad sea una historia que deba abrirse de nuevo, ni considero que esta sea la intención que tienen en mente con ella, hacerlo sería una locura; pero sí que creo que en su final la serie se dejó algunos cabos sueltos que pese a no empañar nada el resultado y pasar muy desapercibidos, cerrarlos de una vez puede hacer que una serie que prácticamente es perfecta sea un poco más redonda todavía. Puede que esté siendo demasiado optimista, pero en lo que a Breaking Bad se refiere Gilligan todavía no me ha dado motivos para no serlo.

Comparte: