Opinión: ¿Juega The Handmaid's Tale sobre seguro?

Opinión: ¿Juega The Handmaid’s Tale sobre seguro?

Voy a poner esto primero antes de que alguien me acuse de hater o algo peor: para mi The Handmaid’s Tale es de lo mejor que tenemos en televisión y su segunda temporada ha estado al nivel de la primera el cual no fue precisamente bajo. Ya con esto por delante quiero terminar dejando claro que esta es mi opinión personal y que bajo ningún concepto estoy diciendo que la temporada haya sido mala, simplemente hay una pregunta que me reconcome desde hace tiempo y con mucha más fuerza tras el final de temporada: ¿La serie se ha arriesgado en algo este año? (Habrá spoilers)

The Handmaid’s Tale es un serión que no tiene un solo episodio malo y eso es algo que cuando lo haces bien ayuda mucho a tapar algunas carencias como es para mi el caso. La serie es tan buena que se permite el lujo de ir en piloto automático sin que nos demos cuenta ¿Ha avanzado realmente en algo la trama esta temporada? Yo creo que no, se han limitado a mostrar lo duro que es Gilead para las mujeres y la mierda de doctrina que la sostiene, solo que centrándose más en la figura de Serena que en la de las propias criadas y ha estado bien, pero no deja de ser lo mismo que en su temporada debut.

Me pareció muy prometedor el comienzo de temporada, expandir el universo de la serie con la parte de las minas o el tener a June de fugitiva, pero no fue más que un espejismo porque a los pocos episodios la serie volvió al status quo de la primera temporada. ¿Han pasado cosas? Claro ¿La serie ha seguido estando a un nivel sobresaliente? Evidentemente, Elisabeth Moss se merece todos los EMMY que gane, la serie sigue siendo igual de dura de ver y posiblemente el 2×11 esté en la mayoría de listados de episodios del año cuando llegue diciembre, pero tengo un sabor amargo por cómo la serie ha ido a lo seguro y no ha hecho el esfuerzo de intentar evolucionar en nada (más allá de la figura de Serena que ha sido para mí quien se ha convertido en el centro de The Handmaid’s Tale durante este 2018).

Hasta tres veces se ha podido escapar June y en todas ha fracasado: en una la pillan cuando está a punto de conseguirlo, durante su escapada por el bosque la encuentran y en esta última es ella quien decide quedarse; y pese a que la situación pinta muy interesante de cara lo que nos traerá en la tercera temporada, ya ha tenido otros momentos en los que dar ese paso adelante y en todas ha terminado volviendo a su zona de confort: a cómo es la vida en Gilead. Es algo parecido a lo que me ocurrió con The Americans, que pese a saber y reconocer que estaba ante una serie TOP se me hacía muy pesada al ver que daba vueltas casi siempre sobre lo mismo y apenas tenía avances significativos; otras series como The Expanse o Westworld las he disfrutado más ya que sí se puede notar un avance en la trama mientras que The Handmaid’s Tale la considero que está atrapada en un bucle infinito. Me diréis “Al final consigue que escape su hija recién nacida”, “¿Y la trama del embarazo?” o “¿Y todo lo de Eden?” pero la niña hasta hace un episodio ni existía, la trama del embarazo ha sido sobre todo para desarrollar a Serena y Eden es un personaje que por muy dura haya sido su historia no apareció hasta mitad de temporada.

De verdad espero que el año que viene la serie salga del citado bucle, porque ha dejado piezas para ello y considero que si no aprovecha lo que ha creado en este final de temporada pocas ocasiones mejores va a tener. Me parece una pena que una ficción de semejante nivel esté bajo mi punto de vista tan atascada y a lo mejor estoy siendo muy quisquilloso cuando le perdono cosas peores a series que no la llegan a la altura de los zapatos, pero por eso mismo lo hago, considero que The Handmaid’s Tale tiene la calidad suficiente para mostrar algo más de lo que ha hecho este año.

Comparte: