Spammers del Mes (junio): Natalie Dormer y Matthew Rhys

Spammers del Mes (junio): Natalie Dormer y Matthew Rhys

Ya son muchos años de sección, y realmente no sabes ya qué escribir para introducir el tema en cuestión, así que iremos al grano: cada mes, nuestros seguidores en Twitter eligen, de entre los propuestos por nosotros, a la mejor actriz y el mejor actor en televisión. Dos compañeros opinan sobre ellos y su actuación en las series correspondientes. María y Daniel hablarán, respectivamente, de la protagonista del spin off de Penny Dreadful, Natalie Dormer; y del actor principal del último lanzamiento de HBO, Matthew Rhys. Debajo tenéis sus comentarios, en este nuevo post de Spammers del Mes.

Natalie Dormer (Penny Dreadful: City of Angels)

Muchos nos enamoramos hace siete años de Tatiana Maslany por su maravilloso trabajo en Oprhan Black, donde tuvo la suerte y la responsabilidad de interpretar a un gran número de personajes. No sabíamos qué tal lo hubieran hecho otras actrices en su situación y tampoco podíamos afirmar si pesó más la suerte o la responsabilidad al hacer tan descomunal trabajo. Tres años después de la finalización de esa serie, volvemos a encontrarnos con una situación similar en Penny Dreadful: City of Angels. Tenemos a Natalie Dormer interpretando a varios personajes, que tienen mucho en común, pues representan algo parecido a una misma entidad del mal… pero a la vez son completamente diferentes en sus actitudes o intereses. Una cosa así, un guión como éste y la responsabilidad de interpretar a varios personajes puede ser un regalo envenenado, pues no todo el mundo es capaz de salir airoso de algo así. Al igual que Maslany, Dormer ha superado la prueba con nota y todas sus caracterizaciones son en si mismas personajes muy notables, el hecho de que las interprete la misma actriz es formidable.

Como ya hemos comentado en alguna que otra ocasión, lo único que, para el gran público, tiene en común Penny Dreadful: City of Angels  con la maravillosa Penny Dreadful victoriana es el nombre de la serie y la aparición de uno de sus actores, pero a su estilo, esta interpretación de los sobrenatural mezclada con los conflictos raciales, los años treinta y el ascenso de las ideas nazis es un cóctel de lo más curioso y refrescante. Quizás la serie no tenga tanto peso como la protagonizada por Eva Green, pero esa falta de sustancia no es culpa de la actriz principal, sino de que las comparaciones siempre son odiosas. Creo que esta serie nos hubiera llamado más la atención su tuviera otro nombre y no sintiésemos la necesidad de compararla. En todo caso, Dormer es, sin lugar a dudas, su punto más fuerte.

Tenemos a Alex, que es inteligente, taimada, descuida su apariencia y está ciega de poder. Es una mujer que toma a un hombre acomplejado, que esconde su homosexualidad y lo utiliza a su antojo haciéndolo creer que es él quien toma las decisiones y quien asciende en la política loca. También está Elsa, una preciosa y frágil rubia, que finge ser una pobre víctima de violencia de género, atosigada por unas circunstancias difíciles, un retoño débil y la sensación de  ser una alemana que no puede encajar en América. También Elsa toma a un hombre que no es feliz y lo manipula. Y tenemos a Rio, una lesbiana sevillana que de alguna extraña forma ejerce de líder de los latinos de Los Angeles. Y para terminar está Magda, que es un ente sobrenatural y malvado. Las cuatro son personajes fuertes e intensos, las cuatro son un regalo para cualquier actriz, pero en este caso tenemos a una sola actriz interpretándolas a todas.

Matthew Rhys (Perry Mason)

Tan solo ha necesitado dos episodios. Es todo lo que le ha hecho falta a Matthew Rhys para volver a nuestra sección de mejores intérpretes mensuales en televisión, gracias al reciente estreno de HBO, la que se suponía iba a ser miniserie sobre Perry Mason (ha sido renovada recientemente por una segunda entrega), con él encabezando la ficción, suponiendo su regreso a la pequeña pantalla tras su enorme papel en The Americans (serie que recomiendo a todos los que leáis estas líneas, y que terminó hace unos años).

En el artículo sobre su piloto, ya os comenté que había productos que parecían específicamente creados para ser carne de nominaciones a los diferentes premios que otorga la crítica en Estados Unidos todos los años, y esta serie limitada era una de ellos, y que Rhys iba a formar parte de la conversación sobre la actualidad televisiva este verano ni cotizaba. Ha hecho suyo el rol, y cada semana que pasa (cuando escribo esto ya he visto seis de los ocho episodios que tendrá la ficción) cala todavía más en el espectador su interpretación. Teniendo en cuenta que el reparto es sobresaliente (Tatiana Maslany, John Lithgow, Shea Whigham, Juliet Rylance…), y que él iba a ser el cabeza de cartel, la apuesta de los Downey y el equipo de casting de HBO era una ganadora, porque eran conocedores del nivel del intérprete galés en la excelente serie de FX que he mencionado en el párrafo anterior.

Yo no conocía al personaje, soy algo joven como para haber visto en televisión la versión de Perry Mason de hace años, y no sabía nada de su trasfondo. La carta de presentación del mismo (que se lleva a cabo en los dos episodios que, justamente, le han valido para entrar aquí) es una declaración de intenciones de cara a la crítica; dudo seriamente que, si se realizan las próximas ediciones de premios, su nombre no esté en la terna de finalistas para llevarse la estatuilla de la categoría correspondiente. También os digo una cosa: si lo volvéis a ver por aquí en alguno de los artículos de los meses siguientes que le quedan de emisión a Perry Mason, no os extrañéis; este hombre es un valor en alza y creo que esta producción puede ser el trampolín definitivo para proyectos todavía más grandes y ambiciosos, y merecerá formar parte de ellos, estad seguros de ello.

Comparte: