Review The 100: Hesperides

Review The 100: Hesperides

Parece que por fin nos alejamos de la trama de Sanctum y exploramos ideas nuevas, quizás algo que enlace con una trama mayor, con una historia que abarque tanto a Sanctum, como al comandante oscuro, como La LLama, como los grounders enfadados con su líder perdida, como los tripulantes de Eligus, los hijos de Gabriel y todo… todo lo que queda por cerrarse en la última temporada de la serie.

El afán malvado de nuestros chicos no conoce límites, en este episodio asesinan a trece soldados e inducen el suicidio de un pobre tipo que los había ayudado previamente. La historia de este pobre hombre, Orlando, es especialmente triste, se aprovechan del buen hombre durante un lustro, comparten con él las vivencias de esos cinco años, le hacen creer que es un amigo y después matan a sus seres queridos y lo dejan abandonado en un planeta desierto para que caiga presa de la locura o muera por la pena. Finalmente se suicida, quizás arrastrado por esa locura que abandonó cuando creyó que tenía amigos, quizás se suicidó porque se sintió culpable de haber entrenado a tres personas para que matasen a sus amigos y familiares o quizás se suicidó porque no soportó sentirse tan traicionado.

O quizás ni siquiera su suicidase y si Echo se cree lista, Orlando y El Pastor lo sean más. Supongo que no podemos descartar la idea de que todo fuera una trampa y que haya sido Orlando quien, para sorpresa de todos, se hay estado aprovechando de lEcho, Hope y Gabriel. Al fin y al cabo, lo primero que hizo fue romper un ordenador que hubiera sido la vía de escape de los nuestros.

Pero tanto si Orlando es un infiltrado de Bardo para hacerse con información o un pobre discípulo traicionado por Hope, Eccho y Gabriel, lo que salta a la vista es que nuestros personajes jamás se preocuparon por él y la única razón por la que no lo mataron el primer día fue la de utilizarlo para salir de allí. La verdad es que esto no es nuevo. Ya sabemos que nuestros personajes aniquilan toda cultura y toda población a su paso, allá donde van matan a muchísima gente y desprecian cualquier forma de entender el mundo que no sea la que ellos mantienen. En Sanctum vivían en paz, pero los chicos tuvieron que intervenir y cargarse esa paz, los discípulos vivían en paz, pero otra vez intervienen Carke y compañía para desbaratarlo todo. Quizás en Sanctum había un pueblo engañado bajo una elite aprovechada, quizás el llamado El Pastor castiga con rudeza excesiva a su gente, pero los antiguos pasajeros del Arca han llegado a aprobar el canibalismo y las luchas en la jaula para los disidentes, así que tampoco pueden dárselas de guardianas de la ética.

Raven ha matado a ocho soldados hoy, sin razón alguna, y a cuatro mineros en el episodio pasado, también de forma injustificada. No hay justificación alguna porque podría haber conseguido los mismos fines sin asesinar a esas personas … o quizás no, quizás no los hubiera conseguido, pero al menos podría haberlo intentado. Nuestros chicos ni lo intentan, nunca dan un voto de confianza a la otra parte, son el clásico ejemplo de disparar primero y preguntar después y encima se creen los buenos de cada aventura que atraviesan, cuando más bien se comportan como el monstruo del cuento. Supongo que es interesante ver la historia de los villanos desde el punto de vista de los villanos, sobre todo cuando se creen los héroes de la historia.

Y dicen estos discípulos que Clarke es la clave… pero no explican qué clave ni de qué. Debemos asumir que o bien a Bellamy, a Octavia o a Diyoza la sonsacaron información sobre wanheda y aunque por el momento no tenemos los datos suficientes para elucubrar sobre este asunto sí que es interesante que los discípulos consideren a Clarke como un activo valioso.

Tenemos al grupo de salvadores atascados en un planeta helado en busca de una piedra de anomalía que los traslade a Bardo y por alguna extraña razón, sólo Raven va con un atuendo adecuado; por otro lado, tenemos a Gaia secuestrada por un discípulo que supongo que la llevará a Bardo o quizás a cualquier otro sitio, pero está sola y nadie sabe a dónde la han llevado pues lo último que dijo es que se quedaría junto a Madi; también tenemos a Murphy, Emori, Maddi e Indra en Sanctum, un lugar que es un hervidero entre los Hijos de Gabriel, los creyentes, los reclusos de Eligius, los grounders sin comandante y el temible Sheidheda escalando poder. Y no tenemos ni idea de dónde está Bellamy, que está siendo ninguneado de la última temporada de la serie, algo muy injusto para un personaje que ha sido uno de los pilares de la ficción desde sus inicios.

El cambio experimentado por Raven en los dos últimos episodios no tiene mucho sentido, navega entre persona de repente súper despiadada y saco de remordimientos… Posiblemente si dejase de comportarse de forma tan vil dejaría de sentir culpa, pero por alguna razón los guionistas han sentido la necesidad de cargarse toda la evolución del personaje y darle unos problemas que no concuerdan con la Raven que hemos conocido en estos siete años. Quizás se está apropiando de la trama de Clarke o quizás los guionistas creen que Clarke ya ha crecido demasiado para seguir matando gente a diestro y siniestro y ahora quieren soltarle ese marrón a otro personaje. No lo sé. Pero no me gusta nada las tramas que le están escribiendo a Raven, porque no son nada coherentes con su personaje. Y tampoco estoy del todo satisfecha con la ausencia de tramas para Clarke, pues parece que los guionistas han olvidado que ella es la protagonista y que por muy coral que sea The 100, siempre ha sido la historia de Clarke Griffin.

Comparte: