Review Agents of SHIELD: Alien Commies from the Future!

Review Agents of SHIELD: Alien Commies from the Future!

Toca descubrir a qué época se han ido nuestros agentes favoritos después de lidiar con los Cronicroms y el origen de Hydra en plena épica de la ley seca. Tras esa pequeña introducción que nos ha presentado lo que parece que será la dinámica de la temporada, nos encontramos ante un episodio que sí que tiene algo más de chicha en vez de ser una mera presentación del contexto de esta tanda final de capítulos de la serie como lo fue la Season Premiere.

Pues bien, pasamos de los años 20 al 55 y de Nueva York al Area 51, que en secreto es una base secreta de investigación de SHIELD en la cual se está desarrollando un proyecto de reactor llamado Hilius, el cual en su día fue un fracaso pero que en el futuro servirá de base a las armas que utilizan en la época de Deke. Este proyecto se convierte en el objetivo tanto de los Cronicroms como de SHIELD, los primeros para seguir con su propósito de borrarlos de la historia y los segundos para poder tener un arma contra ellos.

Con todo, Coulson y Simmons se infiltra en la base asumiendo las identidades de un ¿senador? (no me quedó muy claro el cargo que tenía? Llamado Gerard Sharpe, el cual tienen secuestrado en el Zephir y ella de ni más ni menos: Peggy Carter. Una vez dentro ambos se dedican a interrogar a los científicos de la base buscando al posible Cronicrom infiltrado sin tener en cuenta la presencia en la base de Daniel Sousa, el antiguo compañero de la agente Carter.

Obviamente, en cuanto él ve a Simmons descubre el pastel y captura a ambos, tomándolos como espías y forzando de Daisy tenga que intervenir haciéndose pasar por una agente de la CIA para intentar liberarlos. Pero cómo una vez entrados en este punto toca ir al tramo final, para a hacer una pequeña pausa para ver  qué ocurre mientras tanto en el Zephir.

Mack, Yo-Yo, May y Deke intentan interrogar a Gerard sin ningún éxito, ya que por lo visto él desarrolló las tácticas de interrogatorias y se podría decir que un tanto racista. El hombre no suelta prenda, pensando que ha sido capturado por comunistas, pero si que se le escapa un pequeño detalle: saben que el proyecto es un fracaso porque no hay nada que consiga hacerlo funcionar, hasta ahora que han llegado los Cronicroms.

El plan de los Cronicroms es simple, utilizar a uno de ellos en un ataque kamikaze para que sobrecargue el reactor y mate por el camino a todos los altos cargos y científicos de SHIELD. May y Yo-Yo, al saber esto se ven forzadas a intervenir sobre el campo, pero en plena acción ambas se ven atrapadas por unos fantasmas que parace que serán habituales para ellas en el transcurso de la temporada final: para May el trauma de todo los vivido en la anterior finale y para Yo-Yo el mal funcionamiento de sus poderes.

Al final entre Simmons (ya liberada), Yo-Yo y May logran detener al Cronicrom en su ataque suicida provocando un pulso electromagnético que le frie tanto a él como a otro compañero que estaba en la base ¿Cuál es el inconveniente? Que ese mismo pulso ha dejado inoperativo al LMD de Coulson, quien se encuentra ahora a merced de Sousa.

Y por último ¿Que ha pasado con Gerard Sharpe? Pues que Mack y Deke le dejan tirado en el desierto haciéndole creer que ha sido abducido por alienígenas, o lo que es peor para él, alienígenas comunistas.

Supongo que este arco en los 50 terminará la próxima semana y que se centrará sobre todo en cómo rescataran a Coulson del Area 51 ¿Aparecerá Enoch?¿Los Cronicroms intentarán otro movimiento?

Comparte: