Review The Flash: Pay the Piper

Review The Flash: Pay the Piper

Y sólo queda una semana para el apresurado final de temporada que tendrá este año The Flash, así que tenemos un penúltimo capítulo algo atípico, en el que se nota horrores que van a faltar los cuatro episodios finales. Las circunstancias son las que son y no están ayudando mucho a una temporada que en general está teniendo una estructura bastante extraña y para la cual tener que intercalar la Crisis le ha hecho bastante daño.

Ahora el Team Flash ya es consciente de la amenaza que supone Eva y que Iris, Kamila y Singh están en el mundo espejo. Me gusta cómo han ido dejando al equipo en la mierda de cara a hacer a Eva una amenaza mucho mayor de lo que podría ser en un principio, teniendo que buscar la forma de salvar a los suyos sin tener medios para ello. Buena parte del foco del episodios recae en ese concepto, en cómo el Team Flash es un quiero y no puedo, siendo totalmente incapaces de poder hacer frente a Eva; se convierte en tema recurrente viendo cómo afecta tanto a Barry, Cisco e incluso a Caitlin, quien sigue de baja debido a sus heridas.

A pesar de que el tema del “equipo en la B” es lo principal, esto no sería The Flash si no saliera un enemigo de la nada para tocar las narices al personal; el villano de turno es Godspeed. Resumen rápido, aparece un Godspeed, le roba un poco de velocidad y le chantajea con arrasar la ciudad si no le da lo que le queda de Speedforce. El planteamiento es pobre y sin ningún sentido, lo verdaderamente interesante de este hilo es que la única forma de poder derrotarlo es hacer las paces con un antiguo villano: el antiguo miembro de Star Labs Hartley Rathaway, también conocido como Pied Piper.

«¿Es que no podemos saltarnos la escena de la charleta? Si ya sabes que te voy a ayudar»

¿Qué ha sido en la post-Crisis con Hartley? Pues que tras un enfrentamiento con Flash, un mercenario a su cargo fue gravemente herido y su cuerpo quedó desestabilizado. Lo que complica mucho que quiera ayudar a Flash es que ese mercenario resultó ser su novio; lo que les obliga a hacer un trato: ellos le ayudan a salvar al mercenario y él con Godspeed. A partir de aquí no tiene ningún misterio: fallan a lo House, escena de charla para convencerlo de que pueden ayudarle de verdad y al final Hartley les ayuda a derrotar a Godspeed … siendo su sangre la cura que necesitaba Roderick (que es como se llama el chaval a quien quieren salvar). Todo sale a pedir de Milhouse.

Pero Godspeed deja un regalito más que puede apuntar directamente a la próxima temporada: él había sido enviado por alguien que quiere toda la velocidad posible. Se abren teorías sobre quién puede estar detrás de los Godspeed.

«Agggg, tengo que dejar el alcohol»

En el mundo espejo no es que haya muchos avances, solamente tenemos a Iris y Kamila reunidas buscando al forma de volver y al verdadero Singh. Lo interesante es que cuanto más tiempo pasan en esta dimensión peor les funciona el cerebro y les ataca algo que he bautizado y que en estas reviews se convierten en canon de forma automática como “la resaca padre”.

Nos toca asumir que aunque no lo parezca, la temporada termina en una semana. Habrá que ver de qué forma cierran con un episodio que debería estar centrado en ir la Atlántida, aunque algo me dice que el arranque de la próxima será lo que debería haber sido el final de esta.

Comparte: