Review The Walking Dead: Stalker

Review The Walking Dead: Stalker

En este episodio han pasado varias cosas reseñables: ha estado bien dirigido y muy bien escrito; ha explotado un clarísimo homenaje al cine de terror clásico; hemos visto un duelo entre dos personajes principales donde ninguno ha ganado y todo indica que nos hemos desecho de un villano y cabreado más a otro.

La introducción de Beta en Alexandria como un monstruo gigante de pesadillas de Halloween no ha estado mal… es un hombre, sabemos que bajo su máscara hay un hombre, pero es un tipo que ya estaba loco antes de desatarse el apocalipsis y cuya locura sólo ha ido a más. Pues bien, este tipo desquiciado y enmascarado (todo muy típico de cine slasher) se cuela en al aldea mediante una tumba. Es posible que ver a Beta saliendo de una tumba sea un poco cutre, pues el tipo podría aprovechado un  tunel en cualquier otro sitio, al fin y al cabo tuvieron un espía en Alexandria que le informo de todas las formas posibles de entrar pasando desapercibido. Así que me vale si alguien ve que la escena algo patética, aunque no termino de estar de acuerdo, creo que no tiene mucho sentido a efectos prácticos pero la idea de que un brazo salga de la tierra mientras se perfila la forma de una cruz que sirve de lápida es un bellísimo golpe de efecto que homenajea también a los zombies más clásicos de los que bebe The Walking Dead.

Y Beta se paseó por Alexandria, mató a unos pocos red shirts que no nos importan y a Laura, la mujer rubia a la que le rompe la espalda en la celda… un personaje que está más cerca de red shirt que de personaje secundario, pero que es la única víctima de Beta de la que conocíamos el nombre. Aún así, la pelea con el gigante enmascarado no está nada mal, lo vemos deslizarse en la oscuridad y algunos de los planos son tan propios de las películas de terror que resultan tan geniales como escalofriantes.

Gamma se perfila como uno de los activos más importantes a la hora de derrotar a Alpha, pese a contar con la desconfianza inicial del grupo ha conseguido ganarse a Rosita en el momento en el que arriesgó su propia vida para salvar a Judith y RJ. Se ganó a Aaron hace tiempo y sumará puntos ante la comunidad cuando comprueben que dijo la verdad y que no sólo no condujo a Aaron a ninguna trampa, sino que se acercó a Alexandria arriesgándose a si misma para informar de que los demás estaban en peligro. Es posible que simplemente sea una mujer que apuesta a por el caballo ganador y crea que Alpha será derrotada, puede que no soporte más el modo de vida de los susurradores y quiera lo más parecido a una vida normal o puede que la decepción que sintió al descubrir que Alpha no mató a Lydia la haya hecho sentirse tan culpable de la muerte de su hermana como enfadada por haberla matado por lealtad a una mentirosa y en este punto el motor que impulse a Gamma/Mary sea la venganza. Pase lo que pase por la cabeza de esta antigua susurradora, parece claro que su adhesión al grupo es sincera y que puede ser de utilidad para ganar la guerra.

En la otra trama del episodio vemos un fantástico duelo entre Alpha y Daryl, la lucha encarnizada entre ambos está muy bien llevada y en todo momento estamos en tensión pese a que la mayoría de los espectadores pensábamos que ninguno de ellos iba a morir. La escena en el bosque, donde Daryl se enfrenta a varios zombies y enmascarados inútiles  hasta llevarse la sorpresa de que uno de ellos no sólo no es inepto manejando un cuchillo sino peligroso es magnífica. La secuencia está muy bien coreografiada y el guión hace creíble toda la situación mezclando caos, poca visibilidad por el exceso de sangre y walkers y un par de personas muy mal heridas pero que empujadas por la rabia y la voluntad siguen sobreviviendo y peleando hasta que caen en el suelo casi incapaces de continuar moviéndose y mucho menos peleando.

No sabemos las consecuencias de que Lydia haya preferido salvar a Daryl, pero sí sabemos que la joven entró en el almacén y vio a dos personas heridas: una de estas personas era su madre, que le pide que lidere la forma de vida de los susurradores y la otra persona es Daryl, quien le enseñó a Lydia que pese a que la civilización haya caído aún se puede ser feliz viviendo como un humano.  Este viaje de Lydia hacia la humanidad quizás haga más peligrosa a su madre, cosa que espero que veamos en los próximos episodios.

Comparte: