Review Legacies: What Cupid Problem ?

Review Legacies: What Cupid Problem ?

En todas estas ficciones acerca de seres sobrenaturales o fenómenos paranormales, o todo eso a la vez, suelen darse casos en los que los creadores optan por relajar el tono de la narración, y centrarse en situaciones más cómicas y desenfadadas, introduciendo un «Monster of the Week» que lleva a los protagonistas a situaciones más próximas a la comedia que al drama, lo que se conoce en el mundillo seriéfilo como «chorrisodios». No sé si calificar este 2×11 en esa categoría, pero desde luego, más chorra que muchos de la serie ha sido.

Son un arma de doble filo, las cosas como son. Te pueden salir muy bien, o muy mal, no suele haber término medio, y aunque el tono de Legacies es más distendido que el de sus predecesoras dentro de este universo de series, y muchas veces da margen para experimentar y probar fórmulas diferentes (véase el 2×05), el timing de este episodio creo que le resta bastantes puntos. Primero, porque estamos aún a dos semanas de San Valentín, y poner un capítulo a estas alturas lo veo un poco precipitado, más si cabe teniendo en cuenta que no habrá parón entre este y el siguiente, ya que el duodécimo lo emitirán la próxima semana; si se hubieran ido a parón hasta después de la fecha de los enamorados lo habría entendido más, pero sabiendo que la acción continúa en siete días, me parece que querían encajarlo en la temporada y no sabían dónde. Y segundo, porque tras la conclusión del 2×10, es completamente anticlimático y de relleno contarnos una historia que creo que a nadie le interesa, principalmente porque todos teníamos puesto nuestro foco de atención en qué les iba a pasar a los Saltzman en el mundo prisión.

¿Qué cosas ha aportado este capítulo? Quizá la más importante sea lo que vemos al final con el Nigromante y Chad, ya que mientras el falso Cupido ponía en aprietos a los alumnos de la escuela Salvatore, se cuelan en la armería y roban todos los objetos valiosos que pueden, entre ellos, parece que también se quedan con la famosa flecha dorada de la que hablaba la profecía de la esfinge hace varios episodios, y que va a ser pieza fundamental para el desarrollo de esta parte de la temporada. Hablando del monstruo egipcio: ¿os habéis fijado que le dice a Chad que deje el cadáver de Pothos junto a la esfinge? ¿Para qué están quedándose con los cuerpos de los monstruos que van derrotando nuestros protagonistas?

Sobre el enemigo semanal, puede que lo más interesante que haya aportado haya sido, nuevamente, el enésimo intento de Landon de dar un paso al frente y ser él quien intenta salvar el día, en lugar de Hope, que siempre tiene que acudir a su rescate. Creo que me repito, pero lo destaco de nuevo: me parece muy bien que le den bola al chaval, y espero que sus poderes se desbloqueen de alguna manera en el futuro y pase a ser más fuerte… aunque cuidado con esa flecha dorada.

Del resto, bueno, destacar que le han dado un poco más de bola a MG, personaje que no estaba teniendo tanta importancia desde su particular trama con Sebastian y Lizzie, y lo han querido involucrar en el problema de cómo rescatar a los Saltzman, intentando que Alyssa Chang le revelara dónde está el ascendente, porque, según parece, ella está loquita por sus huesos. Todo para que al final acabe hecho pedazos y sin solución aparente. Creo que la forma en la que saldrán los Saltzman de allí será con algo que pase en el próximo episodio, y no desde el exterior.

Ah, antes de acabar, puede que os preguntéis por qué he elegido esa imagen como cabecera. Primero, porque me ha hecho mucha gracia que un hada vomite polvo de hada (en plan puke rainbows); y segundo, porque es más o menos la sensación que he tenido con las azucaradas escenas entre Landon y Hope al final del episodio. No quiero ser gafe, pero teniendo en cuenta la profecía que se cierne sobre la escuela y sus residentes, y que llevo muchos años viendo series, temo que todos estos momentos felices sean la antesala de un drama que suponga el final de estos dos juntos, evidentemente con Landon palmando, o algo peor. Esperemos que la semana que viene el nivel mejore y nos cuenten qué ha pasado con los Saltzman, que creo que es lo que todos queremos saber.

Comparte: