Review Doctor Who: Can You Hear Me

Review Doctor Who: Can You Hear Me

Ya vamos acercándonos al trecho final de la temporada y los autoconclusivos van dando sus últimos coletazos de vida antes de afrontar lo que debería ser un episodio doble que cierre (en principio) las tramas del niño atemporal y del Cyberman solitario que nos introdujeron hace un par de capítulos. Por el momento debo reconocer que la temporada en general me está dejando un mejor sabor de boca que la anterior, aunque sin ser esta semana la excepción, a Jodie Withaker la sigue faltando “el episodio” que por ejemplo si que tuvieron sus predecesores.

El episodio toma la táctica de presentar al principio varias cosas inconexas entre si para después irlas uniendo, recurso que bien hecho queda de fábula pero que para mi gusto están empezando a abusar un poco de él. Si la semana pasada fueron hechos, en esta son un hospital de Alepo, un amigo de Ryan y una visiones de Graham; unido todo por un ser cuyo nombre para mí pasa a ser Jack “dedos locos” (ya se que no es así pero en mi corazón se ganó ese nombre al segundo de aparecer en pantalla y hacer lo suyo con los dedos).

Voy a frenar un poco ¿Quién es Jack “Dedos locos”? Pues un calvo cósmico que usa el poder de las pesadillas para mantener a una extraña mujer presa entre dos planetas … Por favor no le busquéis lógica … convirtiendo en realidad los mayores temores de sus presas, siendo para la enfermera de Alepo una especie de bestia, para Ryan en perderse toda la vida de un ser querido por sus viajes y el de Graham que vuelva su cáncer (la parte de Yaz me la voy a ahorrar porque básicamente es paja ¿He dicho ya que sobran companions en esta nueva era?).

Todo apunta a episodio reflexivo de los personajes y el porqué de sus viajes con la doctora, pero aunque si que haya una parte de eso en Ryan, que se empieza a cuestionar el dejar de viajar con ella y a preguntarse hasta cuándo van a poder seguir así; la doctora lo “arregla” todo rápido liberando a la rehén de Jack “Dedos Locos” … pero para su desgracia la verdadera intención que tenía era liberarla, al ser ambos una pareja de dioses cabrones que se dedicaron a putear a dos planetas para ver cual se iba a la mierda antes, pero que cuando sus conejillos de indias se dieron cuenta de cómo eran sus deidades se las ingeniaron para apresar al menos a uno de ellos…Ya lo he dicho antes, no le busquen lógica al episodio.

Tras semejante fracaso por parte de la Doctora, queda recurrir al buen Deus ex machina, que nunca había estado tan acorde con su nombre: al haber dado vida a la pesadilla de la doctora de Alepo, esta al sobreponerse a sus miedos la controla y la utiliza para apresar esta vez a sendos dioses en la prisión que habían creado entre planetas.

No quiero decir que el episodio sea malo, ya que al menos es entretenido, pero es tan sumamente absurdo en todo lo que hace que me deja una sensación bastante amarga en el cuerpo. Ojalá el tramo final esté a la altura, porque para mi esto no lo ha estado.

Comparte: