Review Doctor Who: Spyfall

Review Doctor Who: Spyfall

Tranquilos, que no se me había olvidado que volvía Doctor Who con dos episodios nada más arrancar el año, pero entre fiestas y demás asuntos personales hacer las reviews por separado habría sido bastante complicado y al final opté por una conjunta, que para algo es un episodio doble. ¿Qué tal habrá sido el regreso de la serie tras casi un año de parón?

La temporada pasada estuvo llena de buenas intenciones mal llevadas, teniendo mejores conceptos que episodios (y una abundante cantidad de companions que a la larga iban sobrando), así que podéis imaginar que mi hype por este regreso no era grande precisamente; pese a eso, el especial navideño de Doctor Who es un clásico de estas fechas y siempre hay que verlo, aunque en esta ocasión llamarlo “Especial navideño” es absurdo, pues es una premiere de manual que bien podría haberse emitido a mitad de Julio.

¿De qué va? Los espías de todas las agencias están siendo cazados por unas extrañas criaturas y esto parece estar relacionado con un ex-agente que se ha convertido en un empresario de éxito en el mundo de la tecnología. Con estos dos hilos la primera parte se dedica a separar a los personajes con Ryan y Yaz jugando a los espías con la parte de Daniel Burton (el ex-agente) y la Doctora con Graham junto con otro agente del MI6 llamado O que conocía al Doctor de antes investigando a las criaturas de marras.

En su primera parte la serie se mantiene más o menos interesante, con el misterio de que quieren esos seres del Doctor y porque Burton no es completamente humano, además de saber que relación tienen los seres de luz con él … peeero de lo que realmente vive el capítulo es de su revelación final: O no es quien dice ser, es The Master.

Siendo sinceros, la presentación de un nuevo Master es la razón de ser de este capítulo doble y el principal motivo por el cual habéis entrado en la review, lo demás en secundario. La puesta en escena me parece brillante … y ya, el desarrollo del personaje a lo largo del segundo capítulo me parece bastante flojo, vale que es sólo es un episodio y tampoco es algo que de para mucho, pero tanto el Master de John Simm como Missy tenían algo más que el toque de locura del propio personaje, no son una versión whovian del Joker de Jared Leto como se da en esta ocasión. Comprendo que es la visión de Chibnall del personaje, pero no es una visión que de momento me haya convencido.

¿Y a que se dedica este Master? A perseguir a la Doctora a lo largo del tiempo mientras ella se va encontrando con mujeres importantes en la historia de la informática intentando encontrar la forma de llegar de nuevo al presente para salvar a su cuadrilla de Burton, que junto a los entes quiere reescribir el ADN de toda la humanidad. Poco más, aunque no negaré que la presencia Ada Lovelance no ha tocado mi corazón de informático, pero a nivel de trama el episodio es simple y ante todo aburrido.

Todo en esta segunda parte es una excusa para presentar lo que debería ser la trama de la temporada: la destrucción de Gallifrey y ese niño que fue nombrado durante la temporada pasada; y aunque no me haya gustado buena parte de lo que han mostrado en esta “Spyfall”, el anzuelo de cara a lo que está por venir me lo he tragado de lleno. Solamente espero que no siga mantener esa mala racha de ser mejor sobre el papel que en el resultado final.

Comparte: