Review Doctor Who: Orphan 55

Review Doctor Who: Orphan 55

La semana pasada tuvimos un review del episodio doble y ahora es turno de que la serie vaya con su ritmo habitual, bueno, el habitual teniendo en cuenta que es una serie británica y se puede tirar más de año de parón fácilmente; pero al menos durante un par de meses tendremos Doctor Who de forma regular. Veamos que nos ha dejado esta vuelta a la normalidad.

Es un episodio de estructura de clásica de “el Doctor va a un sitio y se va a la mierda”, fórmula que ha funcionado siempre y que esta ocasión … lo vuelve a hacer ¿Qué pasa? ¿Ya pensabais que iba a poner a parir el capítulo? Evidentemente tiene sus cosillas pero en líneas generales me ha gustado bastante y bajo ningún concepto se me ha hecho pesado. 

Ahora de verdad, el planteamiento del episodio es que por accidente llegan a un Spa vacacional con empleados furros y que junto con ellos también llega un virus que baja las defensas del hotel y permiten la entrada unas criaturas hostiles llamadas Dregs. Cualquiera podría pensar que se iba a ir a la también clásica fórmula Alien pero no van por ahí, ya que ese ataque es rápidamente repelida por la Doctora, centrándose más en el misterio de que son esas criaturas y el porqué crear un hotel en un planeta que es inhabitable.

A la primera pregunta la tocaremos más adelante, la segunda es porque en un par de años la radiación del planeta disminuirá y la intención que tiene Kane (una soldado que ha montado el hotel) es la de usar el dinero que va ganando con el spa para terraformar el planeta y básicamente montarse su propio imperio allí. La serie no se corta y hace una crítica feroz a la especulación inmobiliaria de forma poco sutil pero si bastante bien llevada.

¿Y la segunda pregunta? Pues otra crítica brutal pero tal vez no tan bien llevada: ese planeta inhabitable es la Tierra en el futuro y los Dregs son la mutación de quienes sobrevivieron a un apocalipsis que provocó la raza humana. En esta ocasión creo que no lo hacen tan bien por simple hecho que a mi como espectador me saca completamente de la serie cuando los personajes sueltan monólogos al espectador de forma nada disimulada, de hecho la escena final es más propia de un vídeo cutre educativo que de una serie con más de 50 años; me parece bien la intención ¿Pero no había una forma mejor para querer transmitir ese mensaje naturalista?

Doctor Who es una serie que ha sabido hacer crítica social en pasado de forma brillante, pero es que esta ocasión parece que todo el tramo final lo han escrito a prisa y corriente porque a los guionistas les pilló en viernes y querían irse de fin de semana; y esto es aplicable a las subtramas de cada secundario porque son un popurrí de clichés que están más por hacer bulto que para aportar a la trama del episodio. Y esto me da rabia, porque desluce mucho un capítulo que es bastante bueno y que a mí me ha mantenido entretenido durante sus 45 minutos; que por ejemplo tenga 4.8 en IMDB me parece una mamarrachada por parte de gente a la que la jode que la digan verdades a la cara; como cuando cierto sector del fandom de The 100 destrozó las notas de su mejor temporada porque los guionistas querían contar su historia en lugar de hacer fanservice barato; pero bueno, si algo sabemos ya a estas alturas es que no hay que fiarse de este tipo de webs y que lo mejor siempre es tener una opinión propia.

No ha estado mal, yo lo he disfrutado bastante y teniendo el cuenta el nivel de la serie en los últimos años prefiero centrarme en eso que en los fallos que pueda que tener el episodio.

Comparte: