Review Doctor Who: Nikola Tesla's Night of Terror

Review Doctor Who: Nikola Tesla’s Night of Terror

Aunque leyendo la review que hice no lo pudiese parecer, el episodio anterior me gustó bastante y eso es algo, que viendo como está el nivel de la serie en los últimos años, es casi digno de mención. Tras un viaje al futuro, toca uno al pasado centrado en la figura de Nikola Tesla ¿Como habrá funcionado esta vez?

El punto de partida es presentarnos a un Nikola Tesla haciendo presentaciones cojonudas pero sin conseguir un solo inversor … Al menos terrestre ya que está siendo perseguido por una especie alienígena que no parece tener muy buenas intenciones y que va sembrando la muerte a su paso. De alguna forma hila con Edison, presencia que casi está más por el contraste de las visiones de ambos inventores, la idealista de uno contra una más capitalista y de consumo del otro; pero a nivel de trama más bien aporta poco.

¿Por qué persiguen a Tesla? Pues porque esa raza alienígena se ha dedicado a ir por el espacio robando material de otras civilizaciones y ahora que tienen averiada la nave, necesitan a un ingeniero capaz de arreglarla. Todo esto no sería malo de no ser que la intención que tienen estos alienígenas es la de ir arrasando planeta tras planeta en cuanto Tesla les haga de mecánico.

No hay que ser un genio para saber como termina esto, con la doctora evitando la destrucción de la Tierra y que se lleven a Tesla, matando a los alienígenas en el proceso al no querer ellos cambiar su forma de vida, es decir: robar y matar para volver a robar.

Ahora hablando más o menos en general, es más que obvio el aroma a “Vincent and the Doctor”, centrándose en una figura histórica que ha tenido más relevancia en el presente que en su época. Y es distinto más que nada ya que en Tesla enfatizan que era un persona con ideas mucho más adelantadas a su tiempo, pero no logra llegar al nivel emocional al que pudo llegar el de Van Gogh; aunque para ser sincero, sería muy injusto pedirlos eso.

El episodio no es terrible, pero tampoco es una genialidad, se queda un capítulo bastante correcto que al menos sirve para pasar un rato entretenido viendo la clásica aventura en el pasado de Doctor Who.

Comparte: