Lo Mejor de 2019: Episodios

Lo Mejor de 2019: Episodios

Ponemos el punto y final a nuestro recopilatorio de Lo Mejor de 2019 con el post dedicado a los que hemos considerado los mejores capítulos de drama y comedia.

Lo Mejor para Víctor

Episodio drama: Vichnaya Pamyat (Chernobyl, 1×05)

Es difícil destacar algo de la excepcional miniserie que nos ha regalado la HBO durante 2019. Con un gran dúo protagonista, formado por Jared Harris como el científico Valery Legasov y Stellan Skarsgård como Boris Shcherbina (miembro del partido soviético encargado de supervisar el desastre) y una absorbente historia que nos atraparía durante sus cinco episodios, en la que desentramaba muchas partes de esa terrorífica historia acerca del desastre de la central nuclear sucedido en Chernóbil en 1986. Sin embargo, ha sido el último episodio el que he decidido destacar como el referente de esta serie.

Este episodio es el encargado de exponer el origen de todo lo que habíamos visto hasta ahora. Desarrollándose gran parte durante una libre recreación del juicio que se realizó para sacar a la luz las causas del desastre, o más bien, para tapar las vergüenzas del gobierno soviético. En un ejemplo del buen uso de una narrativa mediante flashbacks, donde son intercalados con el desarrollo del juicio, en los cuales vemos todo lo acontecido hasta la hora cero. Mientras, en el juicio, Legasov nos va desmenuzando, con un lenguaje sencillo, todos los pasos erróneos que llevaron a desencadenar tal catástrofe, y como referente destacaría la famosa escena de los carteles, la cual pasará a la posteridad, y no solo por haber sido fuente de memes.

Al final el episodio cierra con un mensaje que nos debería provocar más incertidumbre que otra cosa. Como bien destacó en su momento Thomas Hobbes, al final el mayor enemigo del ser humano es el propio ser humano.

Episodio comedia: The Trial (What We Do In The Shadows, 1×08)

La serie de Waititi, adaptación de la, también suya, homónima película, nos deparó grandes momentos durante su primera temporada, la cual nos cuenta en forma de mockumentary la “vida” que llevan un grupo de 3 vampiros (+1), y su sirviente, que cohabitan en una casa de Staten Island. Si tengo que destacar algo es el excepcional octavo episodio que dirigió el mismo Taika Waititi.

Este episodio, titulado The Trial, no cuenta como nuestros protagonistas, tras cometer un crimen contra uno de los suyos, son sometidos a un juicio que los podría condenar a la muerte definitiva. Una gran parte de porque me encanta este episodio es la gran cantidad de cameos que podemos ver, desde al trío protagonista de la serie original, hasta otros actores que han encarnado alguna vez a un vampiro en otros medios, como por ejemplo tenemos la aparición de Tilda Swinton (The Only Lovers Left Alive), Evan Rachel Wood (True Blood), Danny Trejo (From Dusk Till Dawn), Paul Reubens (Buffy) y tal vez el más hilarante, el de Wesley Snipes (Blade) a través de Skype; además tenemos otros como Dave Bautista o  Kristen Schaal y hasta menciones a otros vampiros ausentes como Tom (Cruise), Brad (Pitt), Rob (Pattinson) y Kiefer (Sutherland). El episodio se desarrolla en una sucesión de embrollos que acaban con un final que, obviamente, no os voy a contar. Tampoco me voy a olvidar de Guillermo, el sirviente que intenta de varias formas salvar a sus amos, y cuyo personaje acabó siendo de lo mejor de la serie.

Lo Mejor para Daniel

Episodio drama: 407 Proxy Authentication Required (Mr Robot, 4×07)

A veces, me sorprendo a mí mismo. He renegado durante años de Mr Robot. Sí, tuvo su gran momento, pero cuando pegó su bajón, me perdió y nunca fue capaz de ganarme de nuevo. Todo lo veía ya artificial, demasiados giros de guion, demasiada locura dentro de la locura, demasiado drama que ni me iba ni me venía, aun con grandes momentos como alguno de la tercera temporada (que destacamos en un repaso como este). Y en eso que llegamos a la cuarta entrega.

Sinceramente, la palabra que podría definir lo que sentí cuando acabó la serie fue alivio. Alivio porque ya quedó atrás, y puedo pasar página. No es mi serie preferida de la década, pero le reconozco que cuando ha subido revoluciones y ha apostado fuerte por contar algo menos intrincado, lo ha hecho con una enorme calidad, además utilizando fórmulas no tan convencionales, que unas veces les ha salido mejor y otras peor. El 4×07 es la gran muestra de que esta serie ha tenido momentos de brillantez máxima, a la altura de cualquier otra gran ficción de esas que hacen época. El trauma de Elliot por fin se desvela, y el despliegue de medios para hacerlo es impresionante. Rami Malek está soberbio en su actuación, y la revelación del episodio estremece por cómo es narrada, y las sensaciones que transmite al espectador durante el desarrollo del mismo.

Puede que, de entrada, no recomendara Mr Robot a prácticamente nadie. Siempre suelo guiarme por los gustos de la persona en cuestión cuando le aconsejo una ficción u otra, y ésta en concreto es una difícil de encajar dentro de las filias de cada uno. Además, es una serie que sus picos de alto nivel han sido de mucha calidad, pero sus picos de bajo nivel han sido paupérrimos. Una serie tan dispar consigo misma es complicada de recomendar, pero al César lo que es del César, y este 4×07 es uno de los mejores episodios del año, y merecía estar en este repaso.

Episodio comedia: Rattlestar Galactica (Rick and Morty, 4×05)

No está siendo el mejor año de Rick and Morty. Su cuarta temporada ha empezado bien, pero creo que ha perdido algo de frescura o brillantez dentro de las historias que nos cuentan cada semana. Tiene puntazos, porque la serie sigue fiel a su espíritu gamberro y desenfrenado tan habitual, pero algo hay en sus capítulos que creo que a muchos nos deja algo fríos cuando acaban, que no nos obligan a parar el episodio por las risas desenfrenadas que provocaban otros años.

No obstante, he querido destacar el quinto episodio, con el que se despidieron hasta 2020, porque creo que esta vez sí vuelve a dejarnos un mayor poso cuando finalizamos de ver el capítulo. Toda la trama de las serpientes, ese universo paralelo, viajes en el tiempo, guiños a muchas otras ficciones… todo ello condensado en veinte minutos que apenas dejan tiempo al espectador para analizar la cantidad de cosas que pasan a la vez, debido a que les absorbe con todos los acontecimientos tan disparatados que nos muestran en pantalla.

Espero que lo siguiente que veamos de Rick and Morty recupere el nivel perdido de otros años, pero de momento, este 4×05 nos recuerda de lo que es capaz esta serie, y lo disfruté como un enano.

Lo Mejor para María

Episodio drama: The Very Last Day of the Rest of Their Lives (Good Omens, 1×06)

Michael Sheen y David Tennant, juntos, en una serie basada en una obra de Terry Pratchett y Neil Gaiman, juntos. Tal como era previsible Good Omens ha sido una de las cosas más interesantes del 2019 y si no hemos incluido esta maravillosa serie en ninguna categoría no es por demérito de la serie, sino porque ha sido un año realmente excepcional. Pero bueno… sí que se ha colado en una de nuestras categorías, creo que si tengo que quedarme con un solo episodio de este año  me quedo con la season finale (y quizás series finale, no está claro) de Good Omens, un episodio donde los personajes resuelven el fin de los tiempos en un abrir y cerrar de ojos y se larga a hacer cosas más importantes… como comer helado.

Toda la serie mantiene un gran nivel, pero me quedo con el final como elemento que sirve de cierre a una gran temporada y que a su vez, se separa de las ideas del libros para adentrarse en una potencial segunda temporada.  Además, este episodio resuelve todo el drama del  Armageddon de una forma muy emotiva y eficaz, al final es la amistad en el caso de Adam con los demás críos y en el caso de los seres celestiales… pues  es la amistad de Aziraphale y Crowley lo que consigue que intercambien sus papeles y se salven ambos a la vez que salvan el mundo.

Episodio comedia: The Brain Job (Future Man, 2×12)

En una temporada donde los viajes en el tiempo no son un eje tan central como en la anterior, tenemos un episodio repleto de pequeños viajes en el tiempo que salvan el día… y en definitiva salvan el mundo.  Toda la temporada es muy divertida y podría haber elegido cualquier momento familiar de Wolf como uno de los mejores instantes de comedia del año, pero soy fan de la ciencia ficción y es posible que este sea el episodio más trabajado para el género en la segunda temporada.

En una temporada donde los personajes pasan casi todo el tiempo separados es agradable tenerlos reunidos por fin y verlos peleando por el bien común, enterrando las rencillas, las peleas y los secretos que hacen que estos tres grandes amigos hayan creído que son una cosa distinta a un gran equipo de héroes.

Lo Mejor para Iván

Episodio drama: A God Walks Into a Bar (Watchmen, 1×08)

Watchmen en los cómics tiene un capítulo que, probablemente, sea el más recordado de toda la obra: su cuarto capítulo, también conocido como el del relojero, en el que se cuenta la historia de Jon Osterman; pues bien, en la serie hemos tenido su propia versión del relojero con “A God Walks Into a Bar”.

Tras la revelación sobre el Dr. Manhattan, la serie se centra en que ha sido de él durante todos esos años y lo hace usando la partículas visión del tiempo que tiene el personaje. Una idea arriesgada que podría haber quedado mal, pero Lindelof y su equipo se marcan el que probablemente sea a todas luces la mejor hora de televisión que hemos podido disfrutar este año.

No quiero hablar más para evitar spoilers de un episodio que es el penúltimo de uno de los estrenos más importantes de este año, pero es que es uno de esos momentos que justifican haber empezado una serie.

Episodio comedia: Ronny/Lily (Barry, 2×05)

He disfrutado mucho Barry, tanto como para haberme visto sus dos temporadas en cuestión de poco más de un fin de semana. Probablemente en otras circunstancias la serie habría sido mi comedia del año … pero aunque no haya sido así no me podía quitar el gustazo de darle mi episodio de comedia de este 2019.

La desventuras de este sicario reconvertido a actor llegan a uno de los momentos más hilarantes con este “trabajo”, dejando seguramente el mejor autoconclusivo que una comedia no sitcom pueda imaginar. Capítulo que supone un parón dentro de su trama, pero te deja la media hora más divertida de toda la serie.

Con una trama tan simple como: “Barry tiene que hacer un nuevo trabajo y sale mal” se arma un episodio que se puede describir diciendo que es la locura suprema.

Comparte: