Pilotos: Harley Quinn

Pilotos: Harley Quinn

El día que DC Universe echaba el cierre a la calamitosa segunda temporada de Titans, también fue el día en que estrenaba su nueva serie, centrada en una de las villanas de Batman más populares en los últimos años, Harley Quinn. No se trata de una serie de acción real, sino de animación, y os cuenta qué me pareció su episodio piloto.

La trama es muy sencilla. Harley, harta de ser siempre la acompañante del Joker, y que él no le atribuya la importancia que tiene, acaba por darle puerta y comienza su propio camino, libre de ataduras y dispuesta a dejar claro que en el mundo criminal de Gotham manda ella. Durante todo el piloto vemos el proceso de Quinn para alejarse del Joker, costoso a la par que divertido, y esa es la tónica del primer episodio, ya que consigue entretener durante toda su duración (la típica del formato de comedia, unos veinte minutos aproximadamente) y hace que se te pase volando lo que sucede con Harley y compañía.

Es una serie con todos los derechos de DC disponibles, por lo que durante el episodio tenemos un desfile de personajes de sobra conocidos por el público aficionado a esta editorial, y también reconocible por aquellos que no estén tan familiarizados con las viñetas. No obstante, la protagonista es Harley Quinn y, tras lo visto en su piloto, no es mala protagonista, todo lo contrario.

El elenco de intérpretes que prestan sus voces a los diferentes personajes de DC tenemos, en primer lugar, a Kaley Cuoco, que inicia su primer trabajo televisivo tras más de una década en The Big Bang Theory dando vida a la carismática villana de Gotham. Al Joker le pone voz el gran Alan Tudyk (Doom Patrol), a Riddler otro grande como es Jim Rash (Community), y a Batman y a James Gordon le dan voz Diedrich Bader (Veep, Better Things) y Christopher Meloni (Happy!, Oz), respectivamente. Estos son algunos ejemplos, pero todos ellos hacen un gran papel doblando a estos personajes, y me ha gustado el particular toque que les han dado a Batman y a Gordon, no me lo esperaba en absoluto.

Por cierto, si alguno pensaba que se iba a poner límite a la facilidad de palabra de la villana, nada más lejos de la realidad. No hay ningún tipo de censura en este aspecto, y tampoco en la violencia gráfica, con escenas de lo más impactantes para tratarse de una serie de animación. Han sido valientes en este sentido y han apostado por darle un toque macarra a Harley Quinn que le queda de maravilla, y se convierte en uno de los puntos fuertes del piloto y de la serie.

La apuesta de DC Universe con esta serie es interesante, y una forma diferente de expandir el universo televisivo que ha ido creando desde que lanzara Titans y apostara por ficciones de DC distintas a lo que llevamos viendo durante la última década en The CW. Harley Quinn puede convertirse en una comedia divertida, adulta y que enganche al público dubitativo sobre si la villana puede ser una protagonista lo suficientemente interesante como para tener serie propia.

Comparte: