Review The Flash: There Will Be Blood

Review The Flash: There Will Be Blood

Estamos acostumbrados quienes seguimos series americanas a que por estas fechas todo sea un mar de episodios de Halloween y hasta la fecha The Flash había esquivado esa bala ¿Que ha pasado en esta ocasión? Que espoleada por una trama principal que se prestaba a ello, sí que han sacado un pequeño episodio temático (y recalco el pequeño ya que sólo se hace evidente en su tramo final). Vayamos a ello.

Antes de meterme de lleno con la trama del Doctor Rosso, hablaremos un poco de la pre-Crisis tras la confesión completa por parte de Barry la semana pasada. En la review anterior me quejé de el poco impacto que había tenido la noticia de la crisis en el grupo, pues bien, la serie ha querido resarcirse ya que al conocer el destino de Flash en dicho evento si que les ha golpeado fuerte en mayor o menor medida, aunque el capítulo se ha centrado en la visión de Cisco, cosa que me parece lógico por la relación de amistad de ambos personajes. Cisco pierde la fe en el futuro, tanto por lo que va a ocurrir como por la sensación de aceptación que mantiene Barry y éste busca levantarle pues para él es quien debe llevar el timón del barco una vez haya desaparecido (wait ¿no era Iris la líder grupo o es que sólo lo es cuando los guionistas se acuerdan?).

Barry quiere levantar a su amigo y ¿cómo lo hace? Usando la trama del villano de la temporada: buscando una cura para Rosso, algo que a Cisco no le hace gracia pues lo considera una pérdida de tiempo teniendo en cuenta la inminente Crisis (y a efectos de serie no le falta razón). Para poder generar la cura deberán contar con la ayuda de “Nash”, el nuevo Wells, quien les convence para robar un suero de unos laboratorios a cambio de que le ayuden con un chip que necesita para su búsqueda. Es interconexión de hilos me parece un acierto a la hora de construir un poco la relación de esta nueva versión del personaje con el resto del grupo y por el simple hecho de no tener todas las tramas desperdigadas por ahí como hacen siempre, me gusta que aunque la estructura clásica de la ficción esté ahí, al menos de vez en cuando se acuerden de que no es necesario crear una subtrama ridícula para que los actores regulares se ganen el pan cuando los puedes meter de alguna forma en la trama del episodio.

A la espera de que la serie diga de que forman van a llamar sus zombies

Obviamente esto no ayuda a la relación entre Barry y Cisco (aunque como siempre al final el poder de la amistad les hace acercar posturas), la cura no funciona en Rosso y entramos de lleno en la parte “Halloween” del capítulo: el doctor Rosso atacando hospitales porque ¿Necesita alimentarse de personas que estén cagadas de miedo? No me malinterpretéis, porque al menos la serie intenta darle una razón científica al asunto, pero me parece increíblemente cogido con pinzas. Este ataque de locura de Rosso logra que Team Flash descubra la verdad sobre él al tener que enfrentarle en un hospital lleno de pacientes que sufren de “zombificación” que ya vimos la semana pasada con el traficante de materia oscura. No logran detenerlo, pero al menos saben que Rosso está detrás y que es capaz de controlar a estos pseudo-zombis, dando la sensación de que se ha convertido en la gran amenaza actual que tiene el Team Flash mientras esperamos a la Crisis.

Y hablando de Crisis, por que se confirma que la búsqueda de Nash está ligada a Monitor y, al menos bajo mi punto de vista, dejando la sensación de que esta nueva versión de Wells es Pariah, personaje que quienes se hayan leído Crisis en Tierras Infinitas lo conocerán de sobra y que se confirmó que iba a estar interpretado por Tom Cavanang. Aunque siempre se pueden sacar de la manga otro Wells durante el crossover, viendo la tónica general de introducción a la Crisis que han cogido tanto The Flash como Arrow, sería una sorpresa mayúscula que Nash no fuera dicho personaje.

Algo me dice que ya tenemos Pariah

Creo que la semana pasada dejé clara mi postura respecto a la trama de Rosso y tras este capítulo no ha cambiado un ápice. No pido que sea como la temporada Arrow, las circunstancias de ambas ficciones son radicalmente distintas pues una encara sus últimos episodios mientras que otra tiene que aguantar el tirón hasta primavera y veo lógico que quieran plantar la semilla de lo que debe ser la temporada una vez pase el crossover, pero lo veo todo tan poco interconectado que me tira mucho par atrás toda esta trama, de hecho empiezo a dudar de que pueda tener recorrido durante 22 episodios. A ver cómo continúa esto la semana viene y qué avances tenemos en ambos frentes, pues considero obvio que el goteo previo a la Crisis va a continuar estas próximas semanas.

Comparte: